Llorente revivió y le dio la primera a Swansea

En un partido marcado a fuego por la característica emotividad de los encuentros de Premier, los Swans se impusieron 5-4 a Crystal Palace en el final tras ir perdiendo 3-4, en un duelo lleno de giros en el marcador. Leicester, por su parte, empató sobre la hora y continúa deambulando por la mitad de la tabla. Leé todo el resumen de la jornada 13.

En una jornada con duelos importantes, donde resaltaron la importantísima victoria de Chelsea ante Tottenham, el justo 2-0 de Liverpool ante Sunderland y el triunfo del City ante Burnley, los restantes partidos de la fecha tuvieron cosas más que interesantes para destacar. El increíble 5-4 de Swansea ante Crystal Palace se roba todas las miradas: goles, emoción y giros en el resultado fueron los condimentos que hicieron del duelo un auténtico espectáculo. Otro de los cruces emotivos fue el 2-2 entre Leicester y Middlesbrough, con Islam Slimani rescatando sobre el final a los Foxes, en tanto que el último partido fue un 1-1 entre Hull City y  West Brom, dos que pelean el descenso. Toda la fecha, a continuación.

Emoción pura en Gales

El Liberty Stadium fue testigo de un candidato a mejor partido de la temporada. Swansea y Crystal Palace se enfrentaron con la expectativa de sumar para alejarse de la zona de descenso, y lo cierto es que salió un duelo digno de recordar. El arranque ya presentó un par de ocasiones por lado, con Christian Benteke y un remate que se fue apenas por arriba para la visita y una chance de Gylfi Sigurdsson de parte del dueño de casa. A los dieciseis, se abrió el marcador: Wilfried Zaha recibió una peinada de Christian Benteke, giró entre Neil Taylor y Jordi Amat y fusiló a Lukasz Fabianski. Connor Wickham, que después debió salir por una seria lesión de rodilla, tuvo la chance del segundo con un cabezazo que el arquero polaco le desvió de gran forma. A diez del descanso, un tiro libre desde casi la medialuna representó una oportunidad inmejorable para el empate de los Swans. Sigurdsson y su magnífica pegada se encargaron de que esta chance sea aprovechada con una magistral ejecución que dejó parado a Wayne Hennessey. El empate envalentonó a los galeses, que en el complemento se arrimaron al arco de los Eagles, haciendo méritos como para ponerse arriba. Y esto se daría en dos minutos, con dos acciones de balón parado que despegaron al local y lo colocaron 3-1 en lo que parecía una victoria segura. Leroy Fer pescó primero un despeje en la línea tras un cabezazo inicial de Llorente, y dos minutos más tarde hizo lo propio con mucho sentido de la oportunidad tras un tiro libre desde el costado de Sigurdsson.

Leroy Fer, con un doblete, aportó a la primera victoria de Swansea. Ya tiene seis y es el goleador de los galeses. (Foto @PremierLeague)
Leroy Fer, con un doblete, aportó a la primera victoria de Swansea. Ya tiene seis y es el goleador de los galeses. (Foto @PremierLeague)

A pesar de la desventaja, los de Alan Pardew fueron en busca de al menos un descuento que los metiera de nuevo en partido, algo conseguido mediante la pelota parada. Luego de un córner en donde ni la zaga local ni el arquero no pudieron sacarla del área, James Tomkins atrapó uno de los intentos de rechace y puso el 2-3 para su equipo. Este ya vibrante duelo iba a tener aún más emoción: un envío desde la izquierda de Zaha fue peinado accidentalmente por Jack Cork, con tanta mala suerte que se metió en el segundo palo de un atónito Fabianski. El empate motivó a un Palace que lo tenía perdido y ahora estaba ante la posibilidad de ganarlo. Y los de Alan Pardew llegaron al cuarto, otro tanto propiciado por una pelota detenida. Nuevo córner, nuevo cabezazo en el área, esta vez de Scott Dann, y situación ideal para Benteke, a quien la pelota le quedó servida en el área chica y fusiló al golero local. Quedaban aún cinco minutos más el descuento, suficiente para que el duelo entregue aún más emoción. Los de Bob Bradley fueron a buscar el empate, y en tiempo de descuento un centro desde la izquierda encontró a Llorente que vio cómo su cabezazo era tapado de gran forma por Hennessey. Sin embargo, el español tuvo revancha instantánea debido a que el rebote fue tomado por Sigurdsson cuyo remate volvió a encontrar la posición del delantero, y éste desvió a gol para el 4-4. Le quedó una más al dueño de casa, y como marcó la tónica del partido, tenía que terminar en el fondo de la red. Un pelotazo frontal halló a Taylor, que alcanzó a bajarla antes de que se vaya para un Llorente que estaba donde tienen que estar los goleadores, desatando la locura galesa de unos Swans que alcanzaron la primera victoria de la temporada con muchísimo sufrimiento en un duelo digno de guardar como un recuerdo imborrable.

Leicester salvó la ropa en el final

La fanaticada del último campeón quería ver una victoria por liga, algo que no ocurre hace ya tres jornadas, y asistió al King Power Stadium con esa expectativa en el duelo de su equipo ante el Middlesbrough, que coquetea con los puestos de descenso. La visita arrancó más firme y tuvo la primera mediante una acción de Adama Traoré, que puso un centro venenoso que derivó en Marten de Roon tras ser cacheteado por Ron-Robert Zieler, sin embargo el holandés desvió su remate. Luego de este aviso, los de Aitor Karanka se pusieron en ventaja. Álvaro Negredo le abrió con criterio un balón a Gastón Ramírez y fue como una exhalación hacia el área, el uruguayo se percató y le puso un preciso pase para que éste decretara el 1-0 mediante un zurdazo colocado. Leicester quiso reaccionar y fue a fuerza de balones largos y centros, entre los que Shinji Okazaki tuvo el empate con una espectacular chilena que dio en el travesaño. A diez minutos del entretiempo, un penal le iba a dar a los de Claudio Ranieri la tan esperada igualdad. Una mano de Calum Chambers en el área fue sancionada por Lee Mason y Riyad Mahrez, con un disparo muy ajustado al palo, puso el 1-1 con el que se fueron al entretiempo.

En el complemento se dio un duelo más parejo, en el que los locales se inclinaron por lastimar mediante el juego aéreo introduciendo a Islam Slimani, una referencia de área más fija, por Jamie Vardy. Luego de tener un disparo dentro del área bloqueado por Robert Huth, Negredo volvería a aparecer para desnivelar el marcador. Un gran pase largo a espaldas de la defensa de Anthony Forshaw halló al español que, con categoría, dejó correr la pelota para definir de tres dedos alejando su tiro de Zieler. La visita se refugió en su área, alegando conformidad por el resultado parcial, lo que dejó a los Foxes la posibilidad de cargar el área con pelotas aéreas a ver si en una de ellas aparecía el empate. Cuando el encuentro se moría, Wes Morgan tomó una pelota dividida y se metió con coraje al área, siendo bajado torpemente por De Roon. Otro penal, esta vez con Slimani como ejecutante, pero con mismo resultado. Gol y un 2-2 agónico para un Leicester que lo tiene muy difícil para sumar en esta temporada y ya son cuatro sus encuentros sin ganar acumulados. El Boro, por su parte, se fue con el mal sabor de haber perdido dos puntos en tiempo descuento, no gana como visitante desde la segunda fecha y continúa mirando la zona roja de reojo.

El penal de Islam Slimani que le dio el empate final a los Foxes, que están realizando la peor "defensa" del título en 54 años. (Foto: Reuters)
El penal de Islam Slimani que le dio el empate final a los Foxes, que están realizando la peor “defensa” del título en 54 años. (Foto: Reuters)

Igualdad entre Tigers y Baggies

Hull City, West Brom y un duelo donde el objetivo de ambos era sumar para no sufrir con el descenso. Tras un inicio en el que ninguno de los dos buscó lastimarse demasiado, un despeje errático de Jake Livermore le permitió la chance a James Morrison de poner el primer tanto, pero el volante visitante no pudo encontrar el arco con su remate. West Brom, sin embargo, encontró la apertura a diez minutos del descanso mediante la pelota parada, uno de sus fuertes. Un córner de Matt Phillips encontró una elevación perfecta de Gareth McAuley, que colocó un cabezazo de pique al suelo que vulneró al arquero David Marshall y al intento de despeje de un defensor en la línea. La segunda parte mostró a un Hull, más urgido tanto en la tabla como en el partido, agresivo y generando las chances de gol de las que fue incapaz en el primer tiempo. Robert Snodgrass probó a Ben Foster desde lejos, y el arquero respondió muy bien despejando a córner, mientras que en una muy buena asociación entre el escocés, Diumerci Mbokani y Markus Henriksen el golero volvió a responder tapando la definición de este último. Nuevamente los Tigers golpearon la puerta de Foster, esta vez con un tiro libre de Snodgrass, pero el arquero estaba en una muy buena tarde y volvió a negarle el tanto al volante. Sin embargo, la superioridad local terminó encontrando la merecida igualdad cuando Michael Dawson tomó de un tiro libre y puso el 1-1, que a la postre sería definitivo. Salomón Rondón tuvo la última para un visitante que se acordó algo tarde de atacar, pero su cabezazo salió desviado. Un empate que no le sirve de mucho a ninguno, con unos Baggies que se ubican novenos, mientras que Hull sigue en descenso directo, aunque con este punto igualó a Crystal Palace y a West Ham, que juega mañana.

Foto destacada: Wales Online


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*