Liverpool se afirma, los de Manchester tropezaron

Los Reds se llevaron un justo 1-0 con un golazo de Emre Can y se acomodaron en la tercera posición, a cuatro del City y a cinco del United. Los de Manchester no pudieron doblegar a Middleesbrough y Swansea, dos que pelean el descenso. Sergio Agüero marcó en el elenco de Guardiola, pero debió salir lesionado en el final.

La lucha por ingresar a la próxima Champions League está muy candente, incluso presenta más incertidumbre que la disputa por el torneo, entre Tottenham y el puntero Chelsea. Mientras Arsenal cayó ante los Spurs y se aleja, hay que destacar el triunfo de Liverpool, cuyo triunfo 1-0 con un gran tanto de Emre Can ante Watford le permitió afirmarse en el tercer puesto y sacarle cuatro de ventaja a Manchester City, sus perseguidores inmediatos, además de ampliar la distancia respecto de Manchester United y los ya algo relegados Gunners. Por su parte, el City dejó puntos en el Riverside Stadium tras igualar 2-2 con un casi descendido Middlesbrough, mientras que Swansea, otro que pelea por quedarse, le arrebató la victoria en el final al United igualándole 1-1 en Old Trafford y dejándolos con las ganas de recortar distancias. Lo mejor de los tres cotejos, a continuación.

Liverpool se afirma como tercero

Los de Merseyside visitaron Vicarage Road en el cierre de la jornada sabiendo que si lograban los tres puntos ante Watford estiraban la diferencia con los equipos de Manchester en la pelea por el pase directo a Champions League. El encuentro comenzó sin un dominador claro y las lesiones tempraneras de Philippe Coutinho en la visita -baja ultra sensible para los Reds- y Miguel Britos en los Hornets fueron lo más destacado de la primera media hora. Tras algún que otro intento inocuo, Liverpool estuvo muy cerca de abrir la cuenta cuando Adam Lallana, que volvió tras mes y medio reemplazando justamente a Coutinho, capturó un rechazo y sacó un disparo de aire que se estrelló contra el travesaño. Cuando parecía que se iban al descanso en cero, un momento mágico sacudió el partido en favor de los conducidos por Jürgen Klopp en tiempo añadido de la primera parte. Lucas Leiva le puso un centro medido a Emre Can y el volante ensayó una chilena espectacular que dejó sin respuestas a Heurelho Gomes. 

La chilena de Can fue la diferencia entre uno y otro. El alemán de raíces turcas jugó un gran partido y demostró nuevamente su valía dentro del conjunto de Klopp. (Foto: @PremierLeague)

En la segunda parte las cosas estuvieron algo más movidas, sobre todo del lado de un visitante que empezó el complemento llevando peligro al arco rival. Gomes tuvo bastante trabajo en esos minutos, ya que debió responder ante un tiro libre de James Milner y luego ante un furioso remate lejano de Divock Origi, que logró desviar a córner. Faltando poco más de veinte minutos para el final se empezó a ver a un Liverpool más refugiado y a Watford yendo a por el empate. A los veintitrés, Capoué capturó un rebote afuera del área y exigió a Simon Mignolet, que despejó su remate por encima del travesaño. El belga más tarde detuvo con alguna dificultad un intento de Daryl Janmaat. Mientras el local buscó igualar con un par de cambios -ingresaron Isaac Success y Stefano Okaka-, pero pocos argumentos futbolísticos, los de Klopp elaboraron un contragolpe que estuvo a punto de liquidar la historia. Tras una pelota perdida por el local en ataque, Can sirvió a Lallana con un preciso pase pero éste fue cerrado a tiempo por Nordin Amrabat.

A partir de ese avance los Reds consiguieron dejar atrás por un buen rato la presión del dueño de casa y cerca del final llegaron dos oportunidades más. Joël Matip se animó a pasar al ataque, combinó con Georginio Wijnaldum y quedó mano a mano con Gomes, que alcanzó a desviar su remate a córner mientras que un par de minutos después el ingresado Daniel Sturridge estuvo muy cerca de sentenciar la cuestión al robarle un balón a Abdoulaye Doucouré para sacar un derechazo que Gomes salvó con lo justo. Sin embargo, la falta de eficacia estuvo a punto de costarle el triunfo a Liverpool, que sufrió en la última carga aérea de los Hornets. Janmaat la metió al área y Sebastian Prödl, tras un par de desvíos, estampó una volea de zurda contra el palo. Fue lo último de un encuentro que culminó con victoria para el cuadro de Merseyside, los grandes ganadores de la fecha en lo que respecta a la disputa por Champions League, al sacarles cuatro y cinco puntos respectivamente al City y al United. Dependerá de ellos no caerse para entrar directo a la Liga de Campeones.

El City tambaleó en el Riverside Stadium y perdió al Kun

El conjunto de Pep Guardiola fue a la casa del Middlesbrough a buscar un triunfo que le permita acercarse a Liverpool en la disputa por entrar a Champions. Sin embargo al elenco skyblue las cosas no le fueron nada fáciles ante un equipo que gasta sus últimas chances de quedarse en Premier. Y es que el Boro, pese a sufrir una llegada al inicio en la que Gabriel Jesús no logró conectar un centro de Sergio Agüero, sometió a los Citizens con sus balones aéreos y no dejó que la propuesta habitual de los de Manchester fuera ejecutada. Fue así como Álvaro Negredo lo tuvo con un zurdazo cruzado tras una peinada de Ben Gibson y también como Marten De Roon estuvo a punto de abrir la cuenta al capturar un rebote dentro del área. Finalmente, a los treinta y ocho, el local materializó sus méritos en una escapada de Stewart Downing que derivó en un centro raso hacia Negredo, quien esta vez -con ayuda de un desvío- pudo vencer a Wilfredo Caballero y decretar así el 1-0. Guardiola buscó una reacción de su equipo al inicio del complemeto e introdujo a Leroy Sané y Raheem Sterling, pero fue el local quien volvió a llegar a través de Adam Clayton, que forzó a Caballero a taparle su remate.

Pese a ese buen inicio del Boro, el cuadro celeste se fue metiendo de a poco en el partido de la mano de los dos sustitutos que su entrenador metió. Un par de maniobras tanto de Sterling como de Sané generaron zozobras en el dueño de casa, y a veinte del final el joven alemán generó una controversial decisión del juez Kevin Friend, que sancionó penal de De Roon en una entrada contra él, pero el extremo pareció dejarse caer en la acción. El Kun Agüero no tuvo dudas y estampó la igualdad desde los doce pasos, llegando así a su decimoctavo tanto liguero. Sin embargo, cuando parecía que el City estaba para ganarlo llegó un nuevo gol de Middlesbrough, a doce del final y en una jugada de balón parado. Caballero detuvo el tiro libre de Downing, pero en el rebote Negredo introdujo la pelota al medio del área y fue Calum Chambers quien estuvo más despierto que nadie para empujar el balón al fondo. Con la desventaja consumada, los Citizens incrementaron su intensidad en la búsqueda de un 2-2 que arribó a cinco minutos del final. Agüero salió del área para recibir y colocó un centro para que Gabriel Jesús, en el primer tanto tras su vuelta, estampe de cabeza el definitivo empate. Ya en tiempo de descuento y con un City avocado a la victoria, Agüero sintió una molestia en el aductor, lo que lo obligó a salir del campo. Malas noticias para el conjunto skyblue, que sufrió un nuevo freno en su objetivo de alcanzar el pase directo a Champions y deberán rezar ahora para que el Kun no se pierda la totalidad de los partidos que restan. 

El Kun debió salir lesionado en el final y se teme que se pierda la parte final de la temporada. (Foto: Reuters)

Sigurdsson amargó al United en el final

Manchester United, que arrastra un largo invicto liguero, necesitaba un triunfo -algo que se le ha dificultado como local- que alargue sus aspiraciones de clasificar a Champions. Del otro lado estuvo un Swansea que quiere seguir en la Premier y que arrancó sorprendiendo a los de José Mourinho -que además de no contar con el lesionado Zlatan Ibrahimović tampoco pudo tener a Paul Pogba- a través de Fernando Llorente, quien conectó un centro de Tom Carroll e hizo revolcarse a David De Gea, quien más tarde apareció para negarle el gol a Jordan Ayew. Sin embargo, desde el cuarto de hora de juego los Red Devils se hicieron con el control del partido y generaron un par de opciones de riesgo. El arquero Lukasz Fabianski debió lucirse ante Jesse Lingard y Anthony Martial para preservar el cero en el arco de los Swans, pero nada pudo hacer sobre el final de la primera etapa cuando el juez Neil Swarbrick decidió cobrar penal en una entrada del polaco -quien claramente sacó las manos para no tocar al rival- ante Marcus Rashford. Wayne Rooney se hizo cargo y no falló para mandar así a su equipo 1-0 arriba al descanso.

La segunda mitad mostró en su inicio a un United decidido a cerrar el encuentro con un segundo gol. A los tres minutos, Rooney apareció para impactar un pase atrás de Ander Herrera, pero su disparo con destino de arco encontró infortunadamente la espalda de su compañero Martial. Más tarde, Fabianski volvió a aparecer para negarle el gol al joven francés y luego a Antonio Valencia. Pese a esa ráfaga, la producción de los locales fue apagándose y para colmo Mourinho debió gastar un nuevo cambio debido a que Eric Bailly se lastimó el tobillo -ya lo había hecho por la temprana lesión de Luke Shaw-. Esa merma fue detectada por Swansea, que se fue acercando más al arco de los Red Devils y ensayó un aviso a través de un centro atrás de Ayew que fue enviado a las nubes por Gylfi Sigurdsson. Sin embargo, a diez del final el islandés tuvo revancha y afinó su puntería: en un tiro libre de algo más de veinte metros, el volante ejecutó magníficamente la falta y dejó plantado a De Gea para así decretar el 1-1 definitivo. Los de Manchester fueron a buscar el segundo en los minutos finales, pero no tuvieron las ideas y de este modo dejaron pasar una interesante chance de quitarle a su acérrimo rival el cuarto lugar que da un lugar en la pre-Champions. Los galeses, por su parte, mantienen la distancia de dos puntos con Hull City y esperan recortarla en los tres partidos que quedan para mantenerse en Premier una campaña más.

Sigurdsson y su pegada majestuosa le dieron a Swansea un punto vital en Old Trafford. Las fechas finales serán determinantes para saber si los galeses se quedan o se van. (Foto: @SwansOfficial)

Foto destacada: Liverpoolfc.com (@LFC)


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*