Le cuesta, pero les sigue el ritmo

Arsenal no jugó bien, pero tradujo en gol sus pocos momentos de superioridad de la mano de sus mejores futbolistas y terminó derrotando 3-1 a un dignísimo Bournemouth. Alexis Sánchez, en dos ocasiones, y Theo Walcott le pusieron rúbrica a los tantos, mientras que Callum Wilson había igualado para la visita. Los de Wenger se mantienen a tres puntos del líder Chelsea.

La urgencia por una victoria que lo mantenga en la lucha obligaba al Arsenal a reponerse de sus magras actuaciones anteriores ante un siempre complicado Bournemouth, con el apoyo de todo el Emirates Stadium. En el inicio, se observó a los de Arsène Wenger con la intención de controlar la pelota y el trámite aunque Bournemouth, siempre desde su campo, procuraba no solamente defenderse sino desplegarse rápido ante cada recuperación del balón. A los dos minutos, un buen centro atrás de Alex Oxlade-Chamberlain encontró a un Mesut Özil presto para rematar a gol, pero Nathan Aké se interpuso en el camino de su disparo y la red. En doce minutos, un trámite sin dueño iba a tener su primer incidencia importante, que sería favorable a los londinenses: Adam Federici salió del arco con Steve Cook, que quiso devolverle la pelota pero dejó el pase muy corto, cosa que aprovechó un astuto Alexis Sánchez para poner el 1-0. Inmediatamente después del tanto, el local iba a sufrir la prematura salida por un desgarro del lateral derecho Mathieu Debuchy -debutaba en Premier tras superar una serie de lesiones-, reemplazado por un Gabriel Paulista al que le costó una posición impropia de él, sufriendo algunos avances del visitante por ahí.

Los Cherries aprovecharon que su adversario no podía controlar el juego, se aproximaron y, con una ayuda del Mike Jones que cobró un penal insólito, llegaron al empate. Nacho Monreal fue hombro contra hombro contra Callum Wilson, pero el juez vio falta y sancionó un tiro desde los doce pasos que el propio delantero ejecutó con calma para vencer a Petr Cech y decretar un resultado que le dio ánimo a los de Eddie Howe para ir por más. Unos minutos después llegó la más clara de la visita en esa primera parte: Harry Arter metió una pelota filtrada que encontró a un Brad Smith proyectado en ataque cuyo disparo fue despejado a córner por Cech. Los Gunners reaccionaron recién sobre el final de la primera etapa, de la mano de Mesut Özil y Alexis, sus dos mejores hombres. En la primera que generaron entre ambos, el alemán buscó al chileno y tras una pared, éste disparó por arriba del arco, mientras que en el descuento un pase de Özil encontró al atacante trasandino, que dentro del área reventó el travesaño. En el complemento el dueño de casa intentó extender la recuperación que había esbozado en el final de la primera etapa, y más temprano que tarde halló un tanto que luego le iba a encaminar el partido. Özil, desde la parte derecha del área, se sacó de encima a un defensor con un baile sobre el balón y ubicó a Nacho Monreal para que español le sirviera un centro a Theo Walcott y éste cabeceara de cara al arco para el 2-1.

walcott-pl
Walcott puso el 2-1 en una semana especial para él, en la que supo que será papá. (Foto: @PremierLeague)

Desde ese momento, los locales adoptaron una postura un poco más conservadora, buscando aprovechar los espacios que dejaba un Bournemouth que quiso revelarse ante el contexto haciendo ingresar a Benik Afobe y Jordan Ibe para intentar cambiar la cuestión. La más clara del visitante se dio tras un córner en el que luego de una peinada en el primer palo, la pelota le quedó a Afobe, cuyo toque fue salvado in extremis por Cech. El dueño de casa no lucía bien, algo que Wenger observó y logró cambiar con la salida al terreno de juego de Aaron Ramsey y Olivier Giroud, que ayudaron a una mayor estabilidad del Arsenal en su plan de contragolpear y generaron dos ocasiones luego de un tiempo durante el cual el dueño de casa no atacó con claridad. Primero, con asistencia de Ramsey, lo tuvo Giroud y más tarde fue viceversa. Estas llegadas evidenciaron una mejoría que se materializó en el marcador en tiempo de descuento. En la última réplica productiva del local, Özil detectó un desmarque de Giroud y le puso un pase profundo que el francés aprovechó para asistir criteriosamente a Alexis, que llegando en libertad por el medio la empujó para el 3-1, marcador que no refleja del todo lo que pasó pero que permite a los londinenses mantenerse en carrera por el campeonato. Ahora los Gunners esperarán que Chelsea y Manchester City dejen puntos entre sí la próxima jornada mientras intentan llevarse un resultado positivo de Wembley ante West Ham.

Foto destacada: Squawka Football (@Squawka)


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

1 Comentarios en este artículo

  1. […] de domingo trajo cuatro interesantes duelos, entre los que destacaban el enfrentamiento de Arsenal, que iba a vencer por 3-1 a Bournemouth y el choque Manchester United-West Ham. Una vez más, las cosas no resultaron como los Red […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*