Premier League: La cima le sienta muy bien

Con tantos de Agüero y Sterling, el Manchester City dio vuelta un difícil cotejo en casa del Huddersfield Town -Otamendi marcó en contra, aunque tuvo un buen partido- y se lo llevó por 2-1. Los de Guardiola sólo dejaron dos puntos en lo que va de Premier y continúan a ocho del United. Además, Arsenal le ganó a Burnley en el descuento con un penal de Alexis y se metió en puestos de Champions.

Manchester City estaba ante la posibilidad de mantener su ventaja frente a Manchester United y a su vez estirar la distancia con Chelsea, Liverpool y Tottenham, otros perseguidores que trastabillaron ayer. El líder del torneo no tuvo quizás la fluidez que en otros partidos durante los primeros veinte minutos, sin embargo su control del partido desde el balón fue casi total. Sergio Agüero había abierto la cuenta en ese lapso, pero le anularon correctamente su gol por offside. Kevin De Bruyne, como siempre, buscó apoderarse del juego de los Citizenspero fue la sociedad por izquierda entre David Silva y Leroy Sané la más inquietante para Huddersfield. El alemán hizo una buena pared con Silva para luego sacar un envío raso al que Agüero no llegó por centímetros. Desde ahí, comenzó a verse lo mejor de la visita en ataque.

Inmediatamente después una combinación argenta entre Agüero y Nicolás Otamendi casi se transforma en gol, pero el remate del central –que se mandó varias veces al ataque- salió por encima del travesaño. La más clara para los de Pep Guardiola llegó con un tremendo flick de Silva con el revés del pie para Agüero, quien quedó mano a mano con  Jonas Lössl pero el arquero apareció para negarle el gol al Kun. Parecía al caer el gol del City, pero las vueltas del fútbol indicaron lo contrario justo antes del descanso. Luego de un par de avisos por arriba, Huddersfield Town encontró el 1-0 cuando Cristopher Schindler anticipó en el primer palo y la pelota se desvió en Otamendi. El cuadro skyblue arrancó furiosamente el segundo tiempo en busca del empate, y lo tuvo a los veinte segundos con una incursión de Raheem Sterling, al que Lössl anticipó con lo justo. Ese arrebato inicial tuvo como resultado la jugada que generó el empate tan sólo unos segundos después. Sterling se escapó de Scott Malone y cayó fulminado luego de que el lateral de los Terriers lo tomara entrando al área. Craig Pawson señaló penal y el Kun Agüero restableció la paridad mediante una definición cargada de tranquilidad.

Agüero, con tranquilidad desde los doce pasos, estableció el transitorio empate y su tanto 180 para un Manchester City que no para de batir rivales. (Foto: @FPL)

Durante el resto del duelo el City continuó buscando el gol que consumara la remontada, pero no volvió a encontrar nunca la producción de la primera mitad. Silva ya no estuvo tan preciso, De Bruyne no pesó y ni Sterling ni Sané pudieron abastecer a Agüero. Fue Sané quien, pese a esto, casi estampa el segundo cuando su tiro libre dio de lleno contra el poste. Guardiola mandó a la cancha a Gabriel Jesús para acompañar a Agüero en ataque faltando quince, y diez minutos más tarde el brasileño fue partícipe de la jugada clave del partido. Un intento de pared suyo con De Bruyne terminó con un rebote fortuito para el brasileño, a quien Lössl le tapó su remate. No obstante el balón le quedó a Sterling, que contó con una dosis de fortuna para poner el 2-1 definitivo y alcanzar doce goles en dieciocho partidos en todas las competiciones, sin dudas su mejor momento profesional. Triunfo importante de unos Citizens que mantienen la consistencia ganadora incluso en los partidos complicados, siguen con su invicto, suman 37 puntos -12 ganados, un empate- y alcanzaron el récord de once victorias al hilo fuera de casa contando la anterior temporada. Un ritmo infernal de un elenco skyblue más líder que nunca.

Arsenal, con el último suspiro

Luego de haber superado a Tottenham, los Gunners visitaron a Burnley en busca de un triunfo que los colocase en puestos de Champions League. Contrariamente a lo que se podía imaginar, fue un choque de posesión repartida, pero con los locales manejando mejor el balón que el equipo de Arsène Wenger e incluso elaborando la primera llegada del partido. Jóhann Berg Guðmundsson encaró por derecha y sacó un derechazo que dio en el poste tras ser desviado por Petr Cech. Arsenal, pese a no gobernar el juego, tuvo sus chances cuando Alexandre Lacazette salió del área para asociarse con sus compañeros. Antes de la media hora, el francés le sirvió el tanto a Aaron Ramsey desde la izquierda, pero el volante galés la mandó por arriba. Poco despúes, un disparo lejano de Nacho Monreal pasó muy cerca del arco de Nick Pope. Del otro lado, los Clarets respondieron con un cabezazo de Jeff Hendrick entrando por detrás que Cech envió a córner sin problemas. El checo volvió a aparecer para sacarle de buena forma un tiro libre a Robbie Brady y dejar así el 0-0 al descanso.

La segunda mitad fue algo diferente al inicio, puesto que el visitante se hizo con la iniciativa. Un par de intentos del incisivo Lacazette. Pared de Wilshere y Sánchez que el volante inglés culminó con un disparo desviado. Los de Wenger se vinieron sobre el final intentando quebrar la resistencia de los Claretsalgo que pudieron lograr recién en el descuento cuando parecía que la historia se iba a consumir en un 0-0. Una buena acción por el medio Granit Xhaka para Sead Kolasinac, y cuando bosnio la metió al medio de cabeza, Ramsey fue empujado por James Tarkowski. El juez Lee Mason sancionó penal y Alexis se hizo cargo certeramente, consiguiendo los tres puntos para un Arsenal que no mostró una buena cara en Turf Moor, pero aún así logró aprovechar los traspiés de otros animadores para colocarse en zona de Champions.

Los Gunners no jugaron bien, pero un penal en el final del que Alexis se hizo cargo les concedió, ante el duro Burnley, la victoria que los depositó en zona Champions. (Foto: @Arsenal)

 

Por último, el día fue abierto por dos equipos de los que se esperaba más pero andan por el fondo de la tabla como Southampton y Everton. La contienda iba a quedar del lado local, que se puso en ventaja por intermedio de Dušan Tadić a los dieciocho minutos. El serbio recibió de Ryan Bertrand y llegó a controlar y definir sobre la salida de Jordan Pickford. Los Saints eran más, pero justo antes del descanso los Toffees lograron una igualdad que les permitió ilusionarse con un resultado positivo: Gylfi Sigurdsson se sacó un rival de encima y desenfundó un remate magistral, inatajable para Fraser Forster. Sin embargo, el elenco del argentino Mauricio Pellegrino tuvo un comienzo de segunda parte a pura contundencia y no dejó dudas en el marcador gracias a dos cabezazos de Charlie Austin, quien primero a los siete y luego a los catorce apareció para batir a Pickford. Sobre el final del encuentro, el tanto de Steven Davis selló el triunfo de un irregular Southampton que cortó una racha de tres partidos sin victorias y se ubica ahora en mitad de tabla. Mientras tanto, la pobre campaña de Everton puede resumirse a tres datos: se encuentran a sólo dos puntos del descenso, han concedido nueve goles esta semana -cayeron 1-5 ante Atalanta por Europa League- y son el equipo que más tantos concedió en esta Premier, con 28 -su marca más alta desde la temporada 1958/1959-.

 

Foto destacada: Premierleague.com


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*