Everton sigue subiendo

Los Toffees continúan extendiendo su gran inicio de 2017 y superaron en Goodison Park a un complicado Sunderland por 2-0. Los tantos de la victoria fueron de Gueye y Lukaku para un Everton que sigue invicto en lo que va del año. En los otros juegos, la lucha por la permanencia sigue candente: Crystal Palace ganó y salió del descenso, mientras que a Hull City se le escaparon puntos ante Burnley.

En una Premier League que parece destinada a tener dueño blue, el Chelsea fue el protagonista principal de la jornada con su victoria 3-1 ante Swansea y se posicionó a once del City, aprovechando que los de Pep Guardiola tienen su encuentro postergado. En los otros partidos de la fecha lo más saliente estuvo en casa del Everton, porque los de Ronald Koeman siguen dulces e invictos en 2017 y le asestaron otro golpe al colista Sunderland. Por otro lado, en la lucha por la permanencia, Crystal Palace logró salir del descenso ganándole a Middlesbrough -que se complica más y más- para depositar allí a Leicester, que se verá obligado a ganarle a Liverpool el lunes. Otro que está en zona roja es Hull, que no pudo con Burnley en su casa. West Brom, por su parte, se lo dio vuelta a Bournemouth en The Hawthorns, mientras que Watford y West Ham empataron 1-1. Mirá el resumen de todos los cruces.

Los Toffees y una racha empalagosa

El elenco de Ronald Koeman es el equipo que más puntos sacó en Premier en lo que va de 2017, y en el día de hoy extendieron esa estadística frente a un Sunderland que está cada vez más cerca de descender. En un primer tiempo que correspondió totalmente al local, Everton explotó los costados para alimentar a sus atacantes y a los volantes que llegaron al área, haciendo sufrir a los Black Cats. Primero lo tuvo Ademola Lookman, que recibió un centro atrás de Leighton Baines y obligó a Jordan Pickford -quien volvía tras dos meses lesionado- a realizar una buena intervención. Tras esa oportunidad, Idrissa Gueye robó una pelota cerca del área rival y motivado por el envión se mandó al área para meter un puntazo que Pickford envió a córner. Finalmente, el elenco azul de Liverpool logró llegar a la ventaja a cinco minutos del descanso: Tom Davies encontró a Seamus Coleman a través de un pase largo y el irlandés le sirvió el gol a Gueye con un centro raso. Hubo un par más de situaciones para el dueño de casa, con un remate de Ross Barkley despejado por Pickford y otro de Davies, que cazó un rebote en la medialuna pero su intento se estrelló en el palo.

Idrissa Gueye marcó el camino con su primer tanto como jugador del Everton. El senegalés es uno de los puntos más altos de los Toffees. (Foto: @Everton)

En el complemento el trámite se emparejó un poco más, el encuentro bajó su ritmo y hubo menos ocasiones de gol. Sin embargo, siguió siendo Everton el conjunto encargado de generarlas. Un disparo de Kevin Mirallas precedió a una maniobra individual de Romelu Lukaku, quien se llevó a dos rivales a la rastra y sacó un derechazo que fue repelido por Pickford. A menos de quince para el final llegó la más clara para Sunderland, de la mano de su goleador: Jermain Defoe recibió de Adnan Januzaj, llegó a la puerta del área y, tras acomodarse, sacó un disparo que se desvió levemente en el camino y dio de lleno en el travesaño de un atónito Joel Robles. Para colmo, en la siguiente jugada la visita pasó de estar a centímetros del empate a estar 0-2 en el marcador. Mirallas ubicó en largo a Lukaku, que con una defensa mal parada aprovechó su potencia para irse de cara al gol y pinchar el balón por encima de Pickford. La última del juego fue una acción similar, en donde el ecuatoriano Enner Valencia -que ingresó unos minutos- no pudo batir al joven guardameta inglés. Nueva victoria de un Everton muy en forma, cuya racha desde que empezó el año data de cinco victorias y dos empates y alimenta su ilusión de competir en Europa la próxima campaña.

Los Eagles salieron de abajo

En Selhurst Park, el Crystal Palace sumó una de esas victorias bisagra para su continuidad en la máxima categoría inglesa ante un Middlesbrough que vive al límite y perdió una chance de escaparse de esa incómoda posición ante un rival directo. El conjunto de Sam Allardyce, sin demasiado para mostrar en lo que fue un encuentro muy disputado, fue el que más intentó a través de la carga aérea. Christian Benteke, el más buscado por esa vía, tuvo dos ocasiones que no pudo transformar en gol. Sin embargo, diez minutos antes del descanso los Eagles pudieron abrir el marcador. Patrick van Aanholt se mandó al ataque, profundizó con Yohan Cabaye y, tras el remate bloqueado de éste, cazó el rebote para acomodar la pelota de derecha en el segundo palo de Víctor Valdés Tras el 1-0 Jason Puncheon tuvo la chance de ampliar la brecha, pero Valdés le negó esa posibilidad atajándole su zurdazo colocado. El Boro reaccionó y contestó antes del descanso mediante un tiro libre del uruguayo Gastón Ramírez al que Wayne Hennessey respondió de gran manera. En el segundo tiempo el local se dedicó a defender su ventaja e intentar algún contragolpe mientras que el Middlesbrough, el equipo menos goleador de la liga, buscó sin éxito la igualdad. Wilfried Zaha se sacó una corrida de la galera y estuvo a punto de aumentar la ventaja, pero su intento salió por arriba del arco. La última del encuentro fue para el Boro de la mano de Christian Stuani, mas el uruguayo encontró la resistencia de Hennessey luego de disparar desde el área chica. Tres puntos de oro para un local que dejó la zona de descenso y esperará no volver este lunes, cuando Leicester enfrente a Liverpool. Por ahora, los Eagles siguen vivos en la lucha, pero parece que sufrirán hasta la última fecha.

Van Aahnolt lo grita con todo. El holandés le dio la victoria a su conjunto en un partido trascendental por la permanencia. El Palace de Allardyce salió de la zona roja. (Foto: @PremierLeague)

West Brom firme, Bournemouth hundido

En The Hawthorns se llevó a cabo un cruce quizás no tan seductor por la realidad de ambos, pero que terminó condicionando en cierta forma el futuro de Eddie Howe, el entrenador un alicaído conjunto visitante. Todo se dio dentro de los primeros veinte minutos, en donde los Cherries sorprendieron con un gol tempranero mas el cuadro local logró empatar rápido y luego torcer la historia. A los tres minutos una torpe falta del camerunés Allan Nyom contra Ryan Fraser le dio a la visita la chance del 1-0 desde los doce pasos. Joshua King no tuvo dudas y puso arriba a su equipo desde el punto penal. Pese a abrir la cuenta, la alegría le duró poco a Bournemouth, debido a que tan sólo cinco minutos después los Baggies igualaron la historia. Craig Dawson trepó por su lateral luego de un movimiento de pelota colectivo y decidió rematar desde lejos, con la fortuna de que su intento se desvió en Charlie Daniels dejando sin acción al arquero Artur Boruc. El arquero polaco sí fue responsable del siguiente gol a los veintiún minutos, ya que falló completamente al salir en un córner y le dejó el arco vació al veterano Gareth McAuley, quien sólo tuvo que empujarla para decretar el 2-1. En el complemento el West Brom continuó amenazando mediante la pelota parada y McAuley casi pone su segundo tanto de no ser porque el travesaño rechazó su testazo. Del otro lado, los Cherries empezaron a entrar en desesperación por una igualdad que no llegaría, dejando espacios atrás a un dueño de casa que tuvo el tercero en el final a través de James McClean, pero el irlandés no culminó bien el contragolpe. Fue victoria para los de Tony Pulis, que disfrutan de una gran racha como local al ganar siete de los últimos ocho encuentros en esa condición. Bournemouth, por su parte, lleva siete sin ganar y empieza a mirar de reojo al descenso.

McAuley, el defensa veterano y goleador. El norirlandés lleva ya seis tantos en liga y marcó por primera vez en su carrera dirante fechas consecutivas. Nada mal para tener 37 años… (Foto: @PremierLeague)

Los Tigers y un empate que no les sirve

El KC Stadium, fortaleza para el Hull City en el último tiempo, atestiguó su enfrentamiento ante un Burnley muy pobre cuando tiene que salir de su campo. En una disputada primera mitad hubo una chance importante por lado. Diumerci Mbokani cabeceó apenas afuera un centro de Kamil Grosicki en el comienzo del encuentro, mientras que del otro lado el portero Eldin Jakupović debió esforzarse -y ser un poco ayudado por el travesaño- para negarle el gol a Ben Mee en una pelota parada. Grosicki volvió a aparecer antes del descanso, pero su tiro libre cargado de efecto se perdió muy cerca del arco de Tom Heaton. En la segunda parte, Burnley llegó con cierto peligro en el inicio a través de un par de remates por parte de Ashley Barnes y André Gray aunque hubo contestación rápida de los Tigers con un mano a mano de Grosicki que el polaco no pudo dirigir a puerta ante la salida de Heaton. En este contexto de paridad, Hull se adelantó a veinte del final a través de una mano en el área de Michael Keane que fue sancionada como penal y aprovechada por Tom Huddlestone. No obstante, los Clarets anularon la alegría de su oponente cinco minutos más tarde: Keane tuvo revancha de su penal y tras que le cayera un córner frenó la pelota de pecho y fulminó a Jakupović de volea. El partido se esfumó dejando una repartija de puntos no muy significativa para la visita -que al menos no perdió en esa condición otra vez- y menos lo fue para los de Marco Silva, quien cortó una racha de cinco juegos seguidos ganando de local. Su equipo sigue en descenso directo y deberá continuar la lucha para permanecer en la Premier.

West Ham rescató un punto en Vicarage Road

En casa de Watford dos equipos irregulares no pudieron sacarse ventajas. Los Hornets se encontraron con una rápida ventaja de la que gozaron durante mucho tiempo, a través de un penal a los tres minutos de juego. El argentino Mauro Zárate fue bajado torpemente en el área por Cheikou Kouyaté, lo que derivó en un penal sancionado por Craig Pawson que Troy Deeney cambió por gol con un remate bajo al palo derecho de Darren Randolph. Poco después el local tuvo la posibilidad de ampliar, mas M’Baye Niang elevó su remate luego de un centro de Daryl Janmaat. Los Hammers empezaron a generar alguna ocasión. Michail Antonio y Robert Snodgrass lo tuvieron, pero sus disparos en el área fueron bloqueados heroicamente por Younes Kaboul. El segundo tiempo fue accidentado para los locales, que perdieron tanto a Zárate como a Janmaat por lesión y Walter Mazzarri debió quemar un par de cambios pronto. La visita, por su parte, continuó en la búsqueda del em Manuel Lanzini recibió en la mitad de la cancha y puso a correr a Antonio, cuya carrera culminó con un zurdazo que dio en ambos postes y dejó servido un tanto fácil a André Ayew, quien llegó desde atrás cerrando la jugada. En el final solamente quedó tiempo para una expulsión algo extraña de Antonio, que se resbaló al intentar cortar un avance rival y tocó de manera no intencional el balón con la mano. Sin embargo, Pawson determinó que era una acción de amonestación y el atacante, ya con amarilla, debió dejar el campo. Una igualdad algo amarga para ambos conjuntos, que continuarán navegando por la mitad de la tabla sin real peligro de descender ni mayores aspiraciones.

Foto destacada: Premierleague.com (@PremierLeague)

 


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*