#PremierLeague El United, el único que sigue el ritmo del City

Con un triunfo esforzado por 1-0 en Old Trafford ante Brighton, los de Mourinho fueron los únicos de arriba en ganar su encuentro y así seguir el ritmo de los Citizens. El único tanto del juego fue de Dunk, en contra, para que los Red Devils se mantengan a cinco. Liverpool y Chelsea protagonizaron un entretenido 1-1 en Anfield, pero ambos podrían quedar a más de diez puntos del City si gana mañana. Además, Tottenham empató ante West Brom y también se aleja.

Se lleva jugado ya un tercio de liga en Inglaterra y la pelea del título, pareciera, no va a salir de la ciudad de Manchester. Y es que a la espera de lo que su archirrival haga mañana, Manchester United logró sacarse de encima al molesto recién ascendido Brighton -que venía de cinco partidos sin perder- para colocarse a cinco del cuadro skyblue y tirarles la presión de ganar mañana. La tarea no fue nada fácil para los de José Mourinho, ya que les costó mucho más de lo pensado generar peligro durante la primera parte. El orden presentado por el equipo de Chris Hughton y la poca frecuencia entre Marcus Rashford, Anthony Martial y Romelu Lukaku limitó a los Red Devils a aproximaciones inocuas. Brighton, por su parte, contó con un par de intentos -un disparo de Pascal Gross, lo más saliento- que tampoco preocuparon a David De Gea. Lo único peligroso del local llegó cerca del final del primer tiempo: centro de Rashford para Lukaku, quien ganó de arriba y provocó una respuesta algo floja del golero Matthew Ryan, aunque luego se rehizo en el rebote ante Paul Pogba.

El segundo tiempo mostró a un United dueño del balón, pero nuevamente sin generar peligro. Ni siquiera la entrada de Zlatan Ibrahimović a poco de comenzado el complemento estaba dando resultado, pero a los veinte minutos y luego de un córner mal cobrado a favor, los Red Devils encontraron el tanto que les daría la victoria. Ashley Young tomó el rebote del mencionado córner y decidió sacar un zurdazo que, muy fortuitamente, se desvió en Lewis Dunk y tomó un efecto rarísimo que descolocó a Ryan para transformarse en el 1-0. Desde ahí el juego se hizo anodino y culminó con arrebatos de un visitante que quería evitar que todo su esfuerzo fuera en vano. Un cabezazo desviado de Shane Duffy fue lo último del Brighton, que a pesar de cortar su invicto de cinco juegos mostró una cara que invita a pensar que su permanencia en Premier es viable. Sin embargo, la victoria se quedó en Old Trafford y el United de Mourinho, aunque lejos de lucir, se mantiene con vida en la pelea por el título.

No fue suyo, pero Young lo festeja como tal. Fue el desahogo para un United que, a pesar de sus dificultades, es el único que está siguiéndole el ritmo a Manchester City. (Foto: @ManUtd)

En el duelo más atractivo del sábado, las cosas quedaron igualadas entre Liverpool y Chelsea en Anfield. Si bien ambos entrenadores modificaron sus elencos titulares, el partido estuvo planteado claramente desde el inicio: el dueño de casa con la iniciativa, alterando ese 4-3-3 de siempre para liberar un poco más a Philippe Coutinho, mientras que Antonio Conte intentó que su conjunto tuviera bien cubierta la zona media -alineó a tres volantes centrales de marca como N’Golo Kanté, Tiemoué Bakayoko y Danny Drinkwater, soltándose algo más éste último- con Eden Hazard adelante para explotar de contragolpe. Y el plan le salió bien al principio, ya que no sólo impidió fluir a los de Merseyside sino que también Chelsea empezó a generar ocasiones. Un remate de Hazard tras pase al vacío de Drinkwater que exigió a Simon Mignolet y una posterior apilada del ’10’ belga con pase gol para Drinkwater, que tampoco pudo ante el arquero, fueron los primeros avisos. Más tarde llegó un disparo de Davide Zappacosta enviado a córner por el guardameta local. Los de Jürgen Klopp no mostraron demasiado en ataque, ya que los Blues no dejaron influir demasiado a Coutinho y por consiguente las sociedades entre éste, Alex Oxlade-Chamberlain y Mohamed Salah -el más movedizo en el local- se establecieron muy esporádicamente. Una acción individual del egipcio que terminó con un remate que pasó cerca fue la ocasión más peligrosa del dueño de casa.

Liverpool continuó una búsqueda que se vio truncada por la cantidad de intentos por el medio que los de Merseyside elaboraron. Sin embargo, cuando el local pareció diluirse y Chelsea volvió a mostrar los dientes con algún contragolpe, los Reds lograron abrir el partido. Coutinho encaró por el medio y le pellizcaron el balón en el camino, mas Chamberlain estuvo ahí para corregir y encontrar justo a Salah, quien tras internarse en el área batió a Thibaut Courtois con pierna derecha. Como respuesta al gol recibido, Conte metió -quizás algo tarde- a Cesc Fábregas y el catalán lideró el intento de reacción de un Chelsea que tuvo en dos o tres pases profundos suyos un par de oportunidades, no obstante ni Álvaro Morata ni Marcos Alonso pudieron culminar de la mejor manera las acciones. Los Reds, parados de contra y Salah parado como falso nuevo cayendo a los costados, buscaron liquidar con alguna réplica a un rival que modificó esquema -también ingresó Willian- y empezó a dejar espacios. El duelo pareció darle un guiño a los de Klopp, pero a cinco minutos del final la moneda cayó en favor de la visita: Willian tomó la pelota, se fue abriendo hacia la derecha y sacó un centro bombeado que se le fue metiendo por detrás a Mignolet sin que el belga pudiera hacer nada para evitar el empate. Así, sin más, el choque se consumió con una igualdad que no sirve a ninguno de los dos, pero que quizás Chelsea valora más por el gol tardío. Liverpool quedó a once de Manchester City, mientras que los londinenses a ocho, y esa brecha podría estirarse si los de Guardiola ganan mañana.

El golazo de Willian, que venía de un doblete por Champions, llegó desde el banco para que Chelsea se llevara, al menos, un punto de Anfield. Tanto los Blues como Liverpool podrían quedar muy lejos de la punta si el City vence mañana. (Foto: @ChelseaFC)

En otro de los duelos importantes del día, Tottenham no pudo reponerse de la derrota en el North London Derby ante Arsenal y dejó escapar dos puntos ante West Bromwich. Los Baggies aprovecharon un error del cuadro londinense y a los cuatro minutos inauguraron el marcador. Dele Alli la perdió con Jack Livermore y dejó a su equipo mal parado, cosa que el volante inglés aprovechó para poner a correr a Salomón Rondón. El venezolano se sacó de encima con el cuerpo a Davinson Sánchez para luego sacar un disparo ajustado que dejó parado a Hugo Lloris. Los de Pochettino fueron dueños de pelota y campo durante todo el resto del encuentro, sin embargo su producción ofensiva no fue la mejor. Lo más inquietante de los Spurs en la primera parte estuvo con remates desde afuera de Harry Kane y Alli. La segunda mitad no cambió demasiado en su trámite, y Tottenham se desprotegió cada vez más en busca de un empate que le fue esquivo hasta casi el final. No obstante, apareció una sociedad rendidora que rescató al menos un punto: Alli-Kane. El volante creativo recibió tirado sobre la derecha y sacó un centro venenoso que el goleador no desaprovechó. Empate con sabor a poco para los de Pochettino, que pueden alejarse a trece puntos del Manchester City si los Citizens consiguen ganar mañana.

Harry Kane marcó su primer gol liguero tras volver de su lesión. Su Tottenham rescató un punto cerca del final, pero el empate lo deja lejos de la pelea por el título. (Foto: @PremierLeague)

En otros resultados de la jornada, el Watford sigue ratificándose como la grata sorpresa del torneo. Esta vez sorprendió en su casa a Newcastle goleándolo 3-0. El elenco de Marco Silva explotó el lado izquierdo de su ataque y logró ponerse arriba con dos goles similares en la primera mitad. Will Hughes mandó a la red un centro atrás de Marvin Zeegelaar a los diecinueve, mientras que justo antes del descanso DeAndre Yedlin mandó a su propia puerta otro centro de Zeegelaar. Los Hornets apostaron al contraataque en el complemento y fue así que liquidaron la cuestión pasados los quince minutos de la parte complementaria. El joven brasileño Richarlison desbordó por la izquierda y le puso un balón justo a Andre Gray, quien la empujó al gol para el 3-0 final con el que Watford recuperó terreno en la tabla. Ya acumulan dos victorias seguidas, que los acomodan octavos con 21 puntos luego de pasar por tres derrotas que frenaron un poco su buen arranque.

Con una goleada sorprendente en St. James’ Park, el Watford de Marco Silva sigue demostrando que puede ser una de las revelaciones. (Foto: @PremierLeague)

Por su parte, el colista Crystal Palace dio vuelta la historia ante Stoke en Selhurst Park y se ilusiona con zafar. Toda la acción estuvo en el segundo tiempo, y como se mencionó anteriormente, fueron los Potters quienes abrieron la cuenta: Xherdan Shaqiri realizó una magnífica acción individual, finalizada con un gran zurdazo bajo luego de eludir a tres rivales. Los Eagles, sin embargo, no se dejaron amedrentar y empataron tan sólo tres minutos después, cuando Ruben Loftus-Cheek apareció por detrás de todos para enviar a la red un centro de Andros Townsend. El empate parecía un hecho luego de que la visita fallase dos chances claras, pero el local tuvo una bala más y se llevó la victoria en tiempo de descuento gracias a uno de sus mejores hombres. Mamadou Sakho se tuvo fe tras una pelota parada, permaneció en el área y su premio fue un rebote en el palo servido después de un remate de Yohan Cabaye, que el defensa francés mandó al fondo para materializar el segundo triunfo en la temporada para un Palace que sueña con salvarse. Por último, dos que también pelean por quedarse como lo son Swansea y Bournemouth igualaron 0-0 en Gales. Los Swans cortaron una racha adversa de cuatro encuentros cayendo, aunque siguen en zona de descenso, mientras que los Cherries -venían de dos triunfos al hilo- acumulan tres sin perder con tres vallas invictas consecutivas y se alejaron a cuatro puntos de la zona roja.

 

Foto destacada: Manutd.com (@ManUtd)


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*