Dos lecciones en cuatro días

Manchester City dio una muestra más de superioridad y goleó a Arsenal en el Emirates nuevamente por 3-0, al igual que lo hizo el domingo en la final de la Copa de la Liga. Los de Guardiola, con Agüero y Otamendi titulares, se abrieron paso con los tantos de Bernardo y David Silva más otro de Sané para recuperar la distancia de 16 puntos respecto de Manchester United.

En el duelo pendiente de la jornada anterior, los recientes finalistas de la Copa de la Liga completaron su agenda en un duelo que no distó demasiado de lo que fue el partido del domingo, y de hecho culminó con el mismo resultado. Y es que otra vez este demoledor Manchester City fue demasiado para un Arsenal que atraviesa una crisis de identidad futbolística, algo que volvió a observarse bajo el paisaje nevado del Emirates en el día de hoy. Si bien ambos esbozaron aproximaciones al inicio en un contexto de golpe por golpe, rápidamente los Citizens encaminaron la historia en su favor con un gran gol a los trece minutos. Leroy Sané arrancó sobre la izquierda, se fue de dos oponentes y vio por el otro sector a Bernardo Silva, quien recibió, armó el disparo e incrustó la pelota en el ángulo derecho de Petr Cech. El dueño de casa trató de responder al tanto recibido y en los minutos siguientes se vio quizá lo mejor que mostraron en el partido, pero Ederson Moraes apareció para mantener la ventaja del elenco de Pep Guardiola. Primero ante un tiro libre lejano de Granit Xhaka, y después atrapando con sobriedad un intento de Aaron Ramsey casi desde el punto penal.

El cuadro skyblue se liberó de esos momentos de incomodidad a los veintiocho minutos, asestándole otro golpe a un Arsenal que iba a ver muy de cerca cómo su oponente volvía a construir otro gran gol. David Silva la inició, se combinó con Sané para que éste desbordara y encontrara a Sergio Agüero. El argentino vio que Silva iba a llegar desde atrás y todo lo que hizo fue dejársela al español para que éste decrete el 2-0. La goleada se concretó solamente cinco minutos después, mediante otro ataque demoledor en el que los Citizens desnudaron a los Gunners incrementando paulatinamente la velocidad de una circulación de balón que fue perfecta. La sacaron desde el fondo para David Silva encuentre a Agüero y éste a Kevin De Bruyne; el belga condujo y la soltó en el momento justo para la proyección de Kyle Walker, cuyo centro fue aprovechado por un Sané de primer tiempo fantástico coronado con ese gran gol, todo un sello de lo que pretende Guardiola. Con el 3-0 solamente quedó un equipo en la cancha y, de no ser por una gran tapada de Cech a Agüero unos instantes después, la diferencia al descanso hubiera sido aun más amplia. Hay un dato que pone en contexto el presente de ambos: es la primera vez en la historia de la Premier League (1992 en adelante) que Arsenal recibe tres goles de local en un primer tiempo.

Sané tuvo un primer tiempo soñado, en el que se involucró en los dos primeros goles y le puso su sello al tercero. Temporada increíble del joven alemán. (Foto: PA)

El segundo tiempo mostró a los Gunners en busca de remediar un poco lo que estaba siendo una goleada humillante, y luego de siete minutos les cayó una oportunidad redonda: Nicolás Otamendi no vio la llegada de Henrkih Mkhitaryan y lo derribó dentro del área. De la ejecución se hizo cargo Pierre-Emerick Aubameyang, pero Ederson le adivinó el tiro y le quitó al local la chance de siquiera descontar. El resto del partido tuvo varios lapsos que estuvieron de más, porque Arsenal no supo atacar cuando tuvo la posesión y porque el City se decantó por cuidar el balón y enfriar el partido más que por ir en busca de otro gol. Lo mejor de los londinenses fue una volea de Aubameyang que salió desviada tras pase de Ramsey, en tanto que los Citizens tuvieron su único ataque peligroso cerca del final, con una gran asistencia de Ilkay Gündogan para Agüero, a quien Cech le volvió a negar el gol a través de una muy buena estirada. Llegó el final en un Emirates que terminó casi vacío entre la nieve y la decepción de los hinchas londinenses muy disconformes con un Arsenal cuya cara en esta temporada es cada vez más sombría, e invita a pensar en el futuro de Arsène Wenger como técnico. Del otro lado son todas sonrisas: un primer lugar casi blindado, a dieciséis del segundo, y un fútbol de alto vuelo siguen confirmando a este City de Guardiola, que hoy cumplía cien partidos en el cargo, como el mejor equipo de la Premier League.

La decepción de Aubameyang tras que le atajaran su penal. El gabonés y todo Arsenal volvieron a sufrir al City. (Foto: AFP)

 

Foto destacada: Getty Images


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*