Cuestión de tiempo

En un partido que se le hizo muy difícil, Chelsea volvió a salir airoso en el final y se encamina a la conquista de la Premier. Fue 2-1 ante Stoke como visitante, con goles de Willian y Cahill, éste último sobre la hora y remediando el penal que le cometió a Walters, autor del empate. Los Blues están a trece de sus escoltas City y Tottenham, aguardando por lo que hagan mañana.

Las expectativas de Chelsea de dar un nuevo paso hacia el título lo trasladaron a Stoke-on-Trent, donde afrontó un duro escollo visitando a los Potters –de buen andar en su casa-. Luego de un inicio parejo sin demasiado para resaltar, el conjunto de Antonio Conte se puso en ventaja antes del cuarto de hora mediante la pegada excelsa de Willian. El brasileño, desde una posición sesgada, sorprendió a Lee Grant con un disparo fuerte y colocado contra su palo derecho para decretar el 1-0. En un contexto de igualdad pero más asociado a lo que Chelsea quería que pase, el visitante tuvo una nueva chance con un envío de Víctor Moses para Marcos Alonso, que apareció por el otro lado y sacó un disparo ante el que Grant respondió muy bien. Cerca del entretiempo, llegó un aviso del Stoke que sacudió un poco a los londinenses, que se vieron favorecidos por una decisión del árbitro Anthony Taylor y su juez de línea. Los colegiados anularon el empate de Bruno Martins Indi al señalar una falta dudosa de Saido Berahino sobre César Azpilicueta, que impidió al español interferir en la acción. No obstante, los Potters hallaron una gran oportunidad de igualar a los treinta y ocho minutos, cuando Gary Cahill le cometió un torpe penal a Jonathan Walters. El irlandés tomó la responsabilidad y sumó un gol más a su cosecha como goleador histórico del elenco local al batir a Thibaut Courtois por el medio.

Tras un inicio equilibrado de la segunda mitad, Chelsea volvió a imponer sus intenciones en el trámite y golpeó las puertas del gol a partir de los veinte minutos, cuando Conte introdujo a Cesc Fábregas y cambió el esquema a un 4-2-3-1. Primero fue Alonso quien ejecutó un tiro libre frontal que se estrelló de lleno contra el travesaño, mientras que poco después Pedro recibió una habilitación de Willian y exigió a Grant a una buena parada en su primer poste. Stoke respondió cerca del final a través de un córner en el que ni Walters ni Ramadan Sobhi pudieron rematar cómodamente y desperdiciaron lo que fue la última bala del local en el duelo. Luego del sofocón el encuentro parecía no tener mucho más para ofrecer, sin embargo el líder de la liga prevaleció una vez más aprovechando una pelota parada. Cahill ganó de cabeza en un córner y, tras un despeje muy corto de Eric Pieters, capturó el balón y lo mandó al fondo para desatar la locura de Conte -a quien se lo vio festejando desaforadamente- y los fanáticos blues que asistieron al Bet365 Stadium.

(Antonio Conte celebra como loco el tanto de Cahill. El Chelsea superó un duro escollo y parece irse derecho al título. Foto: @PremierLeague)

En los últimos momentos del choque el local fue a empujar buscando un milagro, mientras que los londinenses usaron la desesperación de un rival que les cedió espacios atrás. Costa reventó el palo y más tarde Grant le negó el segundo tanto al ingresado Ruben Loftus-Cheek, en lo que fueron las más claras de los Blues en el descuento. Solamente quedó tiempo para la expulsión de Phil Bardsley, que se ganó una segunda amonestación producto de una infracción sobre Fábregas producto de la impotencia. Así se fue el duelo y Chelsea volvió a sumar de a tres, una más que repetida costumbre de un conjunto londinense al que parece irreal que el título se le escape. Hoy el ímpetu en la celebración de jugadores y entrenador demostró denotó una sensación especial, como de que el camino está cada vez más allanado. La realidad es que si el Manchester City no consigue ganarle dentro de tres semanas, es posible que los Blues ya aseguren el campeonato.

Resumen del partido: 

Foto destacada: Chelseafc.com (@ChelseaFC)


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

1 Comentarios en este artículo

  1. […] la jornada de sábado de Premier League, donde destacó una nueva victoria de Chelsea en su visita a Stoke City, se jugaron otros encuentros con diversos intereses entre los equipos involucrados. Everton sigue […]

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*