Chelsea fue demasiado para Huddersfield Town

Los Blues se recuperaron del golpe ante West Ham superando con autoridad al recién ascendido en su visita al John Smith’s Stadium por 3-1, con soberbios encuentros de Hazard y Willian, quien anotó un tanto y repartió dos asistencias. Los de Conte siguen lejos de la punta, pero igualaron la posición de Manchester United -juega mañana-. Además, el sorprendente Burnley superó 1-0 al Stoke y se metió momentáneamente en puestos de Champions League.

La fecha anterior no había sido la mejor para Chelsea, que recibió un impensado revés en su visita a West Ham y hoy, nuevamente fuera de casa y ante el modesto pero nada fácil Huddersfield Town, los Blues no podían seguir desperdiciando puntos en la lucha por arrebatarle al Manchester City un título que parece destinado a ser de ellos. La gran novedad en los de Antonio Conte fue la inclusión de Eden Hazard como ‘falso nueve’, relegando al banco a Álvaro Morata y dándole lugar a un Willian que tendría una gran influencia en el cotejo. Luego de un buen arranque visitante, dominando el juego e incluso con un gol anulado a Pedro por offside, los londinenses debieron resistir un breve embate de los Terriers a puro empuje. Sin embargo, pusieron rápidamente las cosas en su lugar cuando Willian recuperó una pelota en campo rival y vio la llegada desde atrás de Tiemoué Bakayoko, quien se adentró en el área y definió muy bien ante la salida de Jonas Lössl. El visitante continuó gobernando las acciones y, luego de una chance a balón detenido desperdiciada por el propio Bakayoko, le dio a su oponente un golpe que prácticamente encaminó el partido justo antes del descanso. Marcos Alonso llegó al fondo y sacó un centro que Willian, apareciendo por detrás, mandó a la red de cabeza para poner el 2-0 y alcanzar así su quinto gol en la campaña.

El saludo entre Willian y Pedro, que se turnaron para llevar las riendas de un Chelsea que volvió a la victoria y aún tiene esperanzas de pelear. (Foto: Daily Mirror)

 

En la segunda parte, los Blues sepultaron cualquier esperanza de recuperación de los locales con un rápido gol a los cinco minutos. Pedro, que había fallado un mano a mano obsequiado por Hazard en la última del primer tiempo, tuvo rápida revancha al pescar un balón en el área grande y enviarlo a la red con un disparo colocado, transformando la victoria en goleada. Los siguientes minutos fueron algo más abiertos, pero siempre con Chelsea mostrándose más peligroso. Hazard, de enorme segundo tiempo, no pudo anotarse en el marcador gracias a una sobria intervención de Lössl, mientras que minutos más tarde le sirvió nuevamente el tanto a un Pedro que, de frente al arco, no fue capaz de acertar su zurdazo entre los tres palos. Por el lado de los Terriers, a quienes les costó mucho más amenazar la portería de Thibaut Courtois, hubo una respuesta por intermedio de Tom Ince bien abortada por el golero y, ya más cerca del final y con un Chelsea más relajado, un cabezazo de Laurent Depoitre ante el que el belga dio gala de sus reflejos. Sin embargo, esa reducción de la diferencia se hizo presente justo en el final, cuando el propio Depoitre volvió a conectar de cabeza un centro desde la izquierda venciendo a Courtois y decorando el marcador. Fue 3-1 para unos Blues necesitados de triunfo luego de la caída del fin de semana y que, pese a los once de distancia que les lleva Manchester City, quieren unirse al United -ya suman la misma cantidad de puntos, con 35- como los perseguidores que buscarán arrebatarle de las manos una Premier que parece difícil que se les escape.

Los Clarets siguen sorprendiendo, Crystal Palace sigue soñando con salvarse

En los otros dos encuentros se dieron emociones bien tardías que definieron las cosas tanto para Burnley, que volvió a hacerse fuerte en Turf Moor venciendo a Stoke, como para unos Eagles -nuevamente con el argentino Julián Speroni al arco- que sacó un triunfo inesperado de la galera y amargó al Watford. Por el lado de los Clarets, la fortaleza que supone su estadio volvió a dar réditos por segunda vez en un par de días y, no sin esfuerzo, se sacaron de encima a un Stoke City que venía golpeado por el 1-5 ante Tottenham, perdió con éste cuatro de sus últimos cinco duelos y está a sólo tres unidades del descenso. En un partido chato casi sin situaciones, el conjunto de Sean Dyche encontró la victoria a dos minutos del final gracias a un pelotazo largo de Jack Cork y una combinación entre Scott Arfield y Ashley Barnes que el centrodelantero transformó en gol mediante un potente derechazo. Este Burnley, con sus sencillas armas, se coloca de momento en el cuarto puesto, por encima de Liverpool y Arsenal, su mejor ubicación liguera desde 1975, y esperará a mañana a ver si esto persiste.

Ashley Barnes fue el artífice de un nuevo triunfo de Burnley, que silenciosamente se ilusiona con puestos europeos esta temporada. Veremos si le dura. (Foto: @BurnleyOfficial)

Por el lado de Crystal Palaceun final dramático les entregó por primera vez en esta edición de la Premier dos victorias al hilo y los sacó momentáneamente de la zona de descenso. Watford había golpeado primero gracias al tanto tempranero de Daryl Janmaat, quien cabeceó a la red un envío de Richarlison a los tres minutos. El brasileño continuó siendo una pesadilla para el local en ese primer tiempo y estuvo a punto de estirar la ventaja con una jugada individual, mientras que en media hora de juego realizó un desborde para servirle el segundo gol a Troy Deeney, quien inexplicablemente pifió su remate con el arco vacío. La segunda parte fue menos animada, con un visitante decidido a defender la ventaja y un Palace poco lúcido a la hora de atacar, sin embargo una incidencia desafortunada para los Hornets echó a perder totalmente su partido. A cuatro minutos del final, Tom Cleverley se ganó la segunda amarilla tras una falta en campo rival e inauguró así un período de inspiración en el local, que se terminó llevando su segundo triunfo al hilo gracias a un par de acciones de su mejor hombre, Wilfried Zaha. Un minuto después de la expulsión, el marfileño tomó la pelota y fue de izquierda hacia dentro para sacar un derechazo ante el que Heurelho Gomes dio rebote y Bakary Sako empujó a la red. En el segundo minuto de adición, Zaha sacó a bailar a un par defensores al ritmo de sus gambetas para luego enviar un centro raso que James McArthur transformó en el 2-1 final, desatando el delirio de un público que se estaba yendo de Selhurst Park con otra decepción y de repente, de la nada, y por Zaha, volvió a creer en la chance de mantenerse en la Premier.

 

Foto destacada: Chelseafc.com (@ChelseaFC) 


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*