Buena jornada de los londinenses

La fecha 30 fue productiva para los conjuntos animadores de la capital inglesa: Tottenham asaltó la casa de Bournemouth con un 4-1 contundente y saltó al tercer lugar aprovechando la caída de Liverpool, aunque sufrió la salida por lesión de Harry Kane en el primer tiempo. Arsenal, por su parte, goleó 3-0 a Watford en el Emirates mientras que el sábado Chelsea se acercó al cuarto puesto al vencer a Crystal Palace por 2-1.

Con el Manchester City puntero por varios cuerpos, la pelea por la zona Champions entre los restantes animadores de la Premier se está tornando cada vez más interesante a medida que se acerca la recta final de la competencia. En el día de hoy Tottenham, que llegó a este partido tras el duro golpe que le significó la eliminación frente a Juventus en Champions, aprovechó la derrota de Liverpool para quedar tercero goleando a Bournemouth en el Vitality Stadium. Pese a la comodidad que marca el 4-1 final, el conjunto de Mauricio Pochettino debió atravesar períodos de turbulencia para redondear la victoria, y uno de ellos fue el comienzo del duelo. Los Cherries salieron mejor plantados y, tras avisar por intermedio de un contraataque en el que Junior Stanislas encontró el travesaño en el camino de su definición, alcanzaron el primer tanto del encuentro. Adam Smith incursionó por derecha, sacó un envío pasado que volvió a caerle a Stanislas, y esta vez el extremo no falló. Los Spurs empezaron a mejorar paulatinamente tras caer en desventaja, sin embargo debieron afrontar una dificultad más durante ese primer tiempo: el goleador Harry Kane debió ser reemplazado por el argentino Erik Lamela pasados los treinta minutos de juego por una lesión en el tobillo. A pesar de ese panorama desfavorable, los del norte de Londres hallaron el empate a los treinta y cuatro minutos. Serge Aurier se escapó por derecha y ensayó un centro que Dele Alli, quien había tenido una ocasión anteriormente, desvió a la red con el muslo dejando fuera de acción al arquero Asmir Begović para establecer el 1-1 al descanso.

La segunda mitad tuvo un interesante intercambio de ataques en el que Tottenham iba a terminar prevaleciendo, no sin antes pasar algún que otro sobresalto. Hugo Lloris debió trabajar para sacarle el gol a Simon Francis a mano cambiada, en tanto que Dan Gosling ensayó un tiro que pasó cerca del arco defendido por el francés. La visita tuvo lo suyo también a través de Christian Eriksen, que obligó a Begović a estirarse cuan largo es para mandar a córner su remate. Dentro de ese contexto de paridad, los Spurs hicieron valer su mayor poder de fuego a través de un hombre de sensacional momento, Son-Heung Min. El surcoreano, más participativo que en la primera parte, se disfrazó de goleador apareciendo por el segundo palo y empalmando una volea algo extraña que supuso el 2-1, asistido por Alli. Quedaba algo menos de media hora, y con la incertidumbre todavía viva llegó una jugada polémica en contra del local que pudo haber alterado el destino del choque. El juez Mike Dean sancionó una supuesta falta de Callum Wilson contra Davinson Sánchez luego de que el delantero anotase lo que hubiera sido el empate. La verdad es que no se observó falta alguna sobre el colombiano, que simplemente había fallado en el salto.

Presente arrollador del surcoreano Son, con siete goles en los últimos cuatro partidos. El ‘7’ no se achicó y, con la salida de Kane, se disfrazó de goleador en el Vitality Stadium. (Foto: @SpursOfficial)

Esta ‘manito’ le vino bien a los de Pochettino, no solo por el lógico hecho de continuar en ventaja, sino porque además los Cherries se jugaron enteros al empate y le dejaron a la visita espacios enormes que fueron aprovechados a la perfección por los hombres del ataque spur para definir el pleito en los últimos cinco minutos. Tras una pérdida de balón de Lewis Cook, Eriksen habilitó al espacio a Son, quien se fue de cara al gol y puso el 3-1 eludiendo con mucha frialdad a Begović. Ya en el descuento, quedó tiempo para un gol más: un centro de Kieran Trippier se le complicó al golero local, que alcanzó a manotearlo pero sólo para que Aurier cabeceara al gol llegando por el otro lado. Un 4-1 más trabajoso de lo que indicó el marcador para un Tottenham que mantiene un invicto de doce juegos en Premier y, ya muy lejos del City, quiere terminar bien aferrado en zona de Champions League. Parece que va a lograrlo.

Gunners en levantada

Luego de una reconfortante victoria ante Milan por Europa League, este maltrecho Arsenal de muy floja campaña volvió a dar muestras de que quiere culminar la temporada recomponiendo un poco su imagen. Con el triunfo en el día de hoy frente a Watford, el elenco de Arsène Wenger completó una semana positiva como hace tiempo no lo hacía. El comienzo del encuentro fue muy favorable al dueño de casa, que enseguida marcó territorio y pudo haberse puesto arriba al minuto en una jugada en la que Mesut Özil habilitó al espacio a Pierre-Emerick Aubameyang, pero el gabonés no pudo vulnerar a Orestis Karnezis. No obstante, a los siete minutos el cuadro londinense encontró la ventaja en otra jugada que provino del mágico pie zurdo de Özil: un tiro libre preciso cayó por el segundo palo para que Shkodran Mustafi se eleve más que todos y decrete el 1-0. El del central alemán fue el gol n° 1000 del Arsenal como local en la Premier League. Esa primera mitad fue bastante entretenida de ahí en más porque Watford no tuvo dudas en ir a buscar el empate, y puso en jaque numerosas veces a la defensa local. Petr Cech, de fenomenal encuentro, apareció en un par de ocasiones para mantener en ventaja a los Gunners. En primer lugar, en un mano a mano ante Abdoulaye Doucouré, luego deteniendo un tiro libre de Richarlison y más adelante nuevamente ante el brasileño, tapándole un cabezazo. Del otro lado, Özil tuvo un mano a mano que Karnezis tapó in extremis con la punta de los pies.

Cech y un partido inolvidable para él luego de varias ‘pálidas’. El arquero checo, que ya poseía de largo el récord de vallas invictas en Premier League, llegó hoy a las 200. Y con un penal atajado. Historia pura. (Foto: Sky Sports)

En la segunda parte tampoco le faltaron dificultades al Arsenal, pero esta vez logró encontrarle la vuelta al partido. Pasados los diez minutos, Henrikh Mkhitaryan recibió a espaldas de los volantes de Watford y reeditó la dupla ex Borussia Dortmund con Aubameyang, que esta vez no falló en el mano a mano. Inmediatamente después del 2-0 se produjo un quiebre: Martin Atkinson sancionó un penal de Ainsley Maitland-Niles sobre el argentino Roberto Pereyra, la chance perfecta para los Hornets de recortar distancias e ir con todo por el empate. Sin embargo, Cech -que llegó al inédito récord de 200 clean sheets en Premier League- coronó su gran encuentro atajándole el penal a Troy Deeney, quien le había marcado en el anterior juego. Desde ahí el duelo se le abrió a los Gunners, que aprovecharon el bajón del rival para generar oportunidades hasta que cayó el tercer tanto. Después de un centro de Özil despejado por Karnezis, Aubameyang capturó la pelota y devolvió gentilezas a Mkhitaryan, cuyo disparo complicó de más al golero griego y se transformó en el 3-0 final. Tres puntos que reviven un poco a los Wenger y cortan una nefasta racha de tres derrotas encadenadas por Premier. Ahora, los londinenses apuntarán a cerrar la serie frente a Milan el jueves en el Emirates por Europa League -competencia que ha cobrado gran importancia para ellos- para luego continuar en la búsqueda de recomponer su flaca campaña doméstica.

Aubameyang y Mkhitaryan reeditaron nuevamente sus pasadas épocas en Borussia Dortmund. Atrás de ellos, Cech, el hombre récord. (Foto: @Arsenal)

Los Blues no quieren quedarse fuera

Tras dos derrotas al hilo, Chelsea recibió a un Crystal Palace complicado con el descenso en busca de empezar a dejar atrás este momento de incertidumbre futbolística por el que atraviesa. Willian, de gran presente, fue protagonista nuevamente, esta vez para abrir el marcador. Sobre los veinticinco minutos, el brasileño recibió de N’Golo Kanté y ensayó una jugada individual desde la izquierda al medio que cerró con un disparo raso cuyo destino inexorable fue la red al desviarse un poco en el trayecto. Siete minutos más tarde, los Blues alcanzaron el segundo tanto a través de una linda jugada de contraataque en la que tuvieron una pizca de suerte. La ejecutaron entre Marcos Alonso, Willian y Eden Hazard, quien abrió hacia la derecha para la llegada de Davide Zappacosta. El remate del italiano inauguró un flipper increíble, con un despeje en la línea por Martin Kelly que rebotó en el arquero Wayne Hennessey, luego en el palo y por último en el propio defensor antes de cruzar la línea de gol. En la segunda parte hubo chances para ambos equipos, pero no hubo demasiada puntería. Por el lado visitante, Thibaut Courtois, ayudado por el palo, le negó el descuento a Alexander Sorloth, mientras que los de Antonio Conte también desperdiciaron algunas: Hennessey intervino ante Hazard y Olivier Giroud falló increíblemente un tanto casi hecho al estrellar el balón contra el poste. Sobre el final, el Palace logró un descuento que le añadió picante al partido. En tiempo cumplido, Wilfried Zaha recibió sobre la medialuna y detectó la llegada de Patrick van Aanholt, quien al llegó puntual a la cita para establecer el 1-2 definiendo por entre las piernas de Courtois. No obstante esto no le alcanzó a los Eagles, que siguen en zona de descenso, mientras que los Blues se hicieron con una necesaria victoria para sacudirse un poco este presente dubitativo en el que arrastraban dos derrotas al hilo, más aún de cara al choque de vuelta por Champions League frente a Barcelona.

Willian sigue haciendo de las suyas. Esta vez, con un poquito de ayuda en el remate, pero ya son cinco goles en los últimos cinco juegos para el brasileño en todas las competencias. Gran momento. (Foto: @ChelseaFC)

 

 

Fotos destacadas: Arsenal.com y Tottenhamhotspur.com


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*