Amargados por los Toffees

Arsenal hizo todo para perder ante un alicaído Everton, que aprovechó la parsimonia con la que los Gunners jugaron el encuentro para vencerlo por 2-1 basándose más en el empuje que en el fútbol. Coleman y Williams firmaron los tantos del local, mientras que Alexis Sánchez había puesto en ventaja a los de Wenger. En el otro encuentro, Bournemouth despachó a Leicester.

Goodison Park fue testigo de un duelo entre dos históricos que venían con realidades muy diferentes. El anfitrión necesitaba cortar una racha de cinco sin ganar, mientras que Arsenal pretendía una victoria para ubicarse momentáneamente como líder y meterle presión a Chelsea. Tras un inicio de partido con cierta intención del local de empujar a los Gunners contra su arco, la visita comenzó a hacerse con la pelota y los Toffees fueron replegando líneas. Pese a que los de Arsène Wenger tenían el balón, pasó poco hasta los veinte minutos de juego, momento de la apertura del marcador. En una buena presión alta y recuperación del visitante, Phil Jagielka le cometió infracción a Francis Coquelin muy cerca del área, algo que fue capitalizado por Alexis Sánchez para poner el 1-0 por intermedio de un remate bajo que se desvió en el camino, descolocando a Maarten Stekelenburg. Después del tanto, Arsenal adoptó la llamativa actitud de replegarse, olvidándose de la pelota y de presionar. Everton creció un poco, aferrándose a esa decisión de su oponente, y tuvo diez minutos en donde se aproximó tibiamente. Primero, un remate de Romelu Lukaku que salió por arriba y luego un intento de Aaron Lennon, que disparó incómodo y desviado, fueron los avisos del local. Justo antes del descanso, llegó la paridad: Leighton Baines recibió por izquierda y, con tiempo para acomodarse, sacó un centro al punto penal dirigido hacia la cabeza de Seamus Coleman -el otro lateral-, que apareció como un atacante más y puso el 1-1.

Seamus Coleman se golpea el pecho y con razón: su tanto del empate sería clave a la larga. El lateral irlandés tuvo un buen partido, siendo opción de ataque por su banda ante un pasivo Arsenal. (Foto: @PremierLeague).

En la segunda mitad la visita volvió a tomar las riendas durante los minutos iniciales, generando cierto peligro. Una buena presión de Coquelin originó un avance en el que Alexis desbordó y centró para Mesut Özil, quien por poco no encontró el arco con su zurdazo. Sin embargo, los de Wenger no sostuvieron esa actitud y con el correr de los minutos Everton se acomodó mejor y se acercó empujando. Un pelotazo largo para Lukaku y un pivoteo del belga para Ross Barkley, culminado con un tiro cruzado de frente al arco del volante fue el primer síntoma de mejoría local, que volvió a complicar a los Gunners a través de los desbordes de Coleman. A veinte del final, Wenger introdujo a Olivier Giroud y Alex Iwobi para cambiar las cosas, cambios que durante algunos minutos parecieron devolverle el dominio a los londinenses. Alexis, de extremo izquierdo, encontró a Iwobi con su envío, pero el nigeriano no pudo resolver cómodo y su tiro se perdió por el primer palo. No obstante, un tercer quedo de Arsenal terminó de entregarle la iniciativa a los Toffees, que se hallaron capaces de llevarse el duelo. Jagielka le quedó una pelota suelta en un córner, pero Petr Cech apareció y le negó el tanto. Sin embargo, el checo poco pudo hacer unos minutos después cuando Ashley Williams durmió a todos en las alturas y decretó el 2-1 de cabeza. Con un visitante jugado en ataque tras el gol en contra, Barkley tuvo el tercero en un contragolpe que finalizó rematando al primer palo y exigiendo una intervención con el pie de Cech. Los de Ronald Koeman tuvieron que sufrir la última, en la que se salvaron de milagro: Alexis centró sobre la izquierda y, tras una floja salida de Stekelenburg, el balón le quedó primero a un Lucas Pérez a quien le bloquearon su tiro y posteriormente a Iwobi, al que Coleman le sacó en la línea el empate. En la continuación, pareció haber un penal al chileno Alexis que Mark Clattenburg ignoró. No hubo tiempo para más y Everton cortó una racha de cinco sin ganar, cortándole las alas a un Arsenal no perdía desde agosto por Premier y podría quedar a seis del líder Chelsea si mañana los Blues vencen a Sunderland.

Resumen del partido:

 

Bournemouth, fuerte en casa

El Vitality Stadium se ha vuelto una prueba de fuego para quienes lo visitan, tanto así que los Cherries han sacado dieciséis de los veintún puntos que tienen hasta ahora, luego de su importante triunfo ante un Leicester que sigue sumido en la irregularidad. Los primeros diez minutos del choque tuvieron un buen ritmo, con ambos elaborando llegadas. El local casi encuentra el primer en tres minutos cuando Charlie Daniels puso un peligroso centro que Adam Smith no pudo conectar. Leicester, por su parte, tuvo la apertura en los pies de Jamie Vardy, que fue habilitado de gran forma por Riyad Mahrez, pero tras eludir al arquero Artur Boruc su tiro fue salvado con lo justo por Steve Cook. Tras ese inicio, el dueño de casa se hizo con la iniciativa y volvió a inquietar a los veinte minutos, cuando Jack Wilshere finalizó una buena jugada colectiva con un remate bajo que Ron-Robert Zieler tapó con una buena estirada. Poco después, el dueño de casa logró traducir superioridad en ventaja: una proyección de Smith por derecha, centro atrás para Benik Afobe a quien Zieler le negó el tanto, pero Marc Pugh apareció para enganchar el rebote de volea y poner el 1-0.

Marc Pugh, en su primer partido de titular en la temporada, le dio la victoria a un Bournemouth que escaló al octavo lugar. (Foto: @PremierLeague).

Recién en el final de la etapa se vio una respuesta de los Foxes a partir de la pelota parada. Robert Huth la desvió en el primer palo hacia Wes Morgan, que cabeceó directamente hacia Boruc desde el punto penal. En la segunda mitad, los conducidos por Eddie Howe iniciaron con la intención de ampliar la brecha, pero con el correr de los minutos se fueron apagando. Un disparo de Smith que salió rozando el travesaño fue lo más claro del elenco local. En la parte final del juego, Leicester se arrimó a fuerza de centros y, si bien no asedió con tanta fuerza, se acercó a la igualdad en dos oportunidades. Huth cabeceó un envío desde la izquierda y su intento se fue apenas afuera, mientras que en la última, ya en tiempo de descuento, un envío de Ahmed Musa desde la izquierda encontró a Vardy, que se la dejó a Leonardo Ulloa en una posición ideal, pero Boruc le sacó el empate al argentino. Buena victoria de los Cherries, que se acomodan de mitad de tabla hacia arriba, en tanto que los de Claudio Ranieri aún siguen sin poder ganar de visitante.

Resumen del partido:

Foto destacada: Squawka Football (@Squawka).


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*