A puro Heavy Metal

Liverpool impuso condiciones en el juego y en el resultado al vencer 3-1 a un Arsenal que volvió a decepcionar en partidos grandes. Firmino, Mané y Wijnaldum autografiaron el triunfo de los de Klopp, mientras que Welbeck descontó para los Gunners. Los Reds escalaron momentáneamente al tercer lugar a la espera de que jueguen Tottenham y el City.

Con el título algo lejos, se enfrentaron en Anfield dos que se juegan como mínimo la chance de estar en Champions la próxima temporada. Los Reds se instalaron en campo rival desde el comienzo, buscando mantener su buen récord ante los equipos que pelean arriba. Arsenal, sin Mesut Özil -enfermo- y con la llamativa decisión de Arsène Wenger de dejar en el banco a Alexis Sánchez, intentó ejecutar una faceta contragolpeadora. No obstante, este plan de juego poco le duró al cuadro de Londres, porque a los nueve minutos el dueño de casa abrió la cuenta. Philippe Coutinho recogió el bal´on en un saque de arco, jugó con Adam Lallana y éste la abrió hacia Sadio Mané. El senegalés llegó al fondo y encontró a Roberto Firmino para que el brasileño, pese a alguna complicación en el control, fulminara a Petr Cech. El encuentro se volvió chato tras el gol, mostrando al local un poco mejor, pero sin generar riesgo real, mientras que los Gunners tuvieron muchos problemas para elaborar fútbol e inquietar a la última línea red, preso de sus limitaciones colectivas y sin las respuestas que suelen aportar sus dos mejores futbolistas. La monotonía en el choque se rompió recién cerca de los treinta, cuando Georginio Wijnaldum aprovechó un cierre a medias de Nacho Monreal para ubicar a Coutinho, quien exigió a Cech a despejar su zurdazo por encima del travesaño.

Firmino le dio a Liverpool el primer gol de un encuentro clave por entrar a la próxima Champions. Los Reds ganaron merecidamente, son terceros y aumentaron su racha favorable en big games.

A cinco minutos del descanso, la supremacía que el elenco de Klopp mostró en esa primera parte se tradujo en un segundo tanto. James Milner avanzó por derecha, encontró a Wijnaldum y éste a Firmino, quien tras levantar la cabeza dejó a solas con el gol a Mané, que apareció por detrás ante el descuido de Monreal y fusiló a Cech. áCoutinho bajó en el área un balón de Lallana que se desvió en el camino, pero su definición ante Cech estuvo falta de fuerza. El complemento tuvo un inicio movido, con Arsenal -ya teniendo a Alexis en cancha- intentando una reacción que pudo concretarse a los dos minutos, luego de un centro de Monreal hacia Olivier Giroud y un posterior cabezazo del francés salvado de gran manera por Simon Mignolet en su primera intervención de importancia. Los Reds igualmente continuaron desnudando falencias defensivas del rival y Firmino estuvo cerca del tercero mediante un remate que se desvió en el camino y Cech contuvo a tiempo. En ese contexto de paridad, la visita llegó a un descuento que le puso incertidumbre al duelo. Un contragolpe conducido certeramente por Alex Oxlade-Chamberlain, que abrió con Alexis para que éste asistiera de gran forma a Danny Welbeck y el inglés pinchara el balón por encima de Mignolet.

Después del descuento visitante el duelo se desarrolló sin un dueño claro, mostrando a ambos con la ambición de buscar más goles aunque paradójicamente las chances claras no abundaron. Wenger metió a Lucas Pérez y Theo Walcott en cancha para intentar la igualdad en un Arsenal cuya jugada más riesgosa fue un centro de Héctor Bellerín que Nathaniel Clyne llegó a cerrar con lo justo antes que llegase a Alexis. Del otro lado, lo más peligroso fue un disparo desviado de Coutinho y un cabezazo de Wijnaldum atajado por Cech tras tiro libre del propio brasileño. En los diez minutos finales la visita se arrimó más, arrinconando al elenco de Klopp, quien metió en cancha a un Divock Origi que le respondería una vez más. El belga avisó primero con un cabezazo al palo tras un tiro libre desde el costado, pero en tiempo de descuento iba a ser clave para la definición del encuentro. Unos Gunners desesperados por el empate descuidaron su parcela y, tras un ataque fallido, Lallana capturó un rebote en su campo, hizo una pausa llena de sabiduría y habilitó en largo a Origi para que el ex Lille, luego de escaparse por derecha, culminase la acción asistiendo con centro raso perfecto a un Wijnaldum que no perdonó. Victoria por demás importante para Liverpool, que no le ganaba ambos juegos de la temporada al Arsenal desde el año 2000 e intentará encauzar una temporada por demás complicada en lo que va de 2017. Por ahora, estos tres puntos lo ubican tercero, a la espera de que jueguen Manchester City y Tottenham. Los de Wenger, por su parte, acentúan su mal presente y deberán trabajar por una pronta recuperación para no perderse su vigésima participación concsecutiva en Champions.

Resumen del partido: 


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

1 Comentarios en este artículo

  1. […] jornada de sábado de Premier League tuvo como plato fuerte el cruce entre Liverpool y Arsenal en el que los Reds salieron victoriosos. Sin embargo, hubo otra buena cantidad de encuentros, muchos relacionados con la ardiente lucha por […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*