#PartidosHistóricos: El partido más importante del campeonato

A lo largo de esta cuarentena hemos repasado las hazañas y quienes han sido los responsables de lograrlas. Hemos repasado la carrera de Julio César Falcioni al frente del Taladro, así como hemos revivido la leyenda de Garrafa Sánchez, y hemos hablado del equipo campeón del 2009. En esta ocasión, haremos un repaso de uno de los partidos más significativos de la historia del Club Atlético Banfield: el agónico triunfo contra Tigre.

Un miercoles 9 de diciembre, pero del 2009, miles de hinchas de Banfield se juntaban en el Florencio Sola. El calor del verano cada vez más cercano se hacía sentir mientras todos esos fanaticos se amontonaban en las tribunas Valentín Suarez y Eliseo Mouriño. Algunos colgaban banderas, otros buscaban a sus amigos de cancha. Otros, solo soñaban. Los allí presentes ya sabían que Newell´s, el competidor más cercano, había ganado su partido, por lo que el único resultado que les servía esa noche para llegar a la última fecha con chances de ser campeón, era un triunfo.

Dos fanaticos portan los colores del club y alientan al equipo. Foto: Fernando Gens/Télam/cf

Saltaron a la cancha los dos equipos. Los protagonistas. Camiseta verde con bastones blancos para el local, camiseta azul y roja para el Matador. Los 25 mil fanaticos locales recibieron a su equipo con gritos, papeles el tan familiar “Banfield, mi buen amigo..” y hasta algunos, con lágrimas en las mejillas. Los equipos se acomodaron en el campo de juego, esperando el ensordecedor pitido del árbitro Rafael Furchi que marcaba el inicio del partido. Luego del silbatazo del juez principal, la visita puso en movimiento el balón y arrancaron los 90 minutos que definirían el campeonato.

A tan solo un minuto de haber arrancado el partido, un remate desviado de Julio Barraza avisaba al equipo del delta que los locales iban a buscar el triunfo. Y así fue a lo largo de toda la primera parte. Con los centros de Julio Barraza que buscaban las cabezas de Santiago Silva y de Sebastián Fernández, el Taladro puso en más de una ocasión en peligro a el arquero Islas. Pero las jugadas de peligro no llegaban desde los centros en busca de los delanteros. El colombiano, James Rodríguez, ya daba muestra de su gran pegada. Primero, con un centro que se cerró sobre la valla del rival y que casi se clava en el ángulo y luego, como adelantando aquel gol de volea en el Mundial 2014 frente a Uruguay, el volante estampó un tiro en el travesaño del arco de Daniel Islas luego de tomar la pelota de volea desde afuera del area grande.

Walter Erviti intenta arrebatarle la pelota a Ramiro Leone. Foto: Santiago Rios/LatinContent via Getty Images
Papelito Fernández intenta llegar a la pelota, pero Daniel Islas rechaza el centro y aleja el peligro de su arco. Foto: Fernando Gens/Télam/cf

Pese al claro dominio y que las pocas llegadas de la visita fueron infertiles, el partido continuaba igualado. La insistencia del Taladro le permitía generar peligro y a levantar el ánimo en las tribunas, pero faltaba un gol para poder soñar con abrazar el título. Ambos equipos se retiraron del campo de juego, pero en las tribunas, la fiesta continuaba.

Antes del inicio de la segunda mitad, los banfileños levantaron banderas verdes y blancas, formando un mosaico que abarcaba toda la Eliseo Mouriño y que mostraba los colores del club. Las espectativas eran altas. El Tanque Silva y Papelito Fernández movieron la pelota y arrancó la segunda mitad. Los roles no habían cambiado: Banfield seguía buscando el gol, mientras que el Matador resistía. Algunos remates desvíados de Silva, James Rodríguez y Erviti provocaron el famoso “UUUUUH!!” en las tribunas, pero con el pasar de los minutos la tensión en el Lencho iba aumentando. Hasta que, a falta de cinco minutos para el final del tiempo reglamentario, Víctor López recuperó una pelota que quedó picando en el área de Luchetti. El defensor se la pasó a Walter Erviti, quien fue derribado a unos 40 metros del arco rival. Tiro libre. El mismo Erviti se encargó de enviar el centro que, Víctor López, cabeceó con potencia y mandó al fondo de las redes de la valla de Daniel Islas. Toda la tensión acumulada, estalló. Jugadores, cuerpo técnico e hinchas, todos unidos en un mismo grito. El grito de un gol que se convirtió en el gol más importante del campeonato y que ayudó a bordar una estrella dorada sobre el escudo de Banfield.

Victor Lopez cabecea el gol de Banfield que lo acerca al título. Foto: Fernando Gens/Télam/cf
Julio Falcioni festeja el triunfo una vez finalizado el partido. Foto: Fernando Gens/Télam/cf

Síntesis

Banfield: Cristian Lucchetti; Julio Barraza, Sebastián Méndez, Víctor López, Marcelo Bustamante; Marcelo Quinteros, Roberto Battión, Walter Erviti, James Rodríguez; Sebastián Fernández y Santiago Silva. DT: Julio César Falcioni.

Tigre: Daniel Islas; José San Román, Damián Leyes, Maximiliano Oliva, Julio Manzur; Jonathan Blanco, Diego Castaño, Mariano Pasini, Ramiro Leone; Carlos Luna y Leandro Lázzaro. DT: Diego Cagna.

Gol: Víctor López (40´ST) [BAN]

Árbitro: Rafael Fuchi

Estadio: Florencio Sola


Franco Rossi

Acerca Franco Rossi

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Franco Rossi, tengo 20 años y vivo en Capital Federal. Soy estudiante de periodismo deportivo en ETER y disfruto mucho el fútbol, el tenis y el basket. Me gusta tanto el fútbol que quiero aprender más de él y de la gente que vive de ello, por eso es que elijo ser periodista deportivo. Agradezco la oportunidad y el espacio que me brindan desde el Rincón del Fútbol y daré siempre lo mejor de mí. Actualmente me encargo de la información de Banfield.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*