La Liga: Partidazo en el Balaídos, el Sevilla no se aleja del Barcelona

En un increíble encuentro entre Sevilla y el Celta de Vigo del “Chacho” Coudet, los blanquirrojos superaron a los Célticos por 4-3, uno de esos partidos movidos y con suspenso con los que los no fanáticos se terminan enamorando de este deporte.

“Misma búsqueda, distinta suerte”

El encuentro ya tenía buena pinta desde lo táctico, donde el equipo de Coudet planteó un 4-1-3-2 buscando ataques bien originados desde el mediocampo y aprovechando la capacidad de Iago Aspas; mientras que el Sevilla introdujo el clásico 4-3-3 para un juego más balanceado. Si bien el Celta rápidamente demostraría su interés por el ataque con una presión considerable por parte de los delanteros, apenas a los siete minutos llegaría el gol del Sevilla desde un córner de precisa trayectoria que Koundé supo anticipar y cabecear con fuerza para que Villar no tuviera la posibilidad de atajar la pelota. No obstante, los Celtas no bajaron la cabeza y buscaron revertir las cosas repitiendo las buenas acciones que venían teniendo, una buena presión arriba y una defensa que incomodaba constantemente las llegadas de los Nervionenses; el fruto su trabajo arribaría al minuto 20, cuando Iago Aspas metió un exquisito gol de penal, y sin dejar descansar al rival, a los 23 minutos metería su segundo gol luego de que quedara mano a mano con el arquero al llegarle una pelota espectacular de Denis Suárez. Sin embargo, el Sevilla cada vez pisaba más el área rival a pesar de no poder formar claras ocasiones por la remarcable acción defensiva del Celta, no obstante, desde un balazo desviado de Fernando Reges a los 35 minutos, el partido estaba igualado por 2-2. Inconformes con llegar al entretiempo de esta manera, el Celta se puso en ventaja nuevamente después de otro pase tremendo de Denis Suárez para Brais Méndez, quien a los 35 minutos sin pensarlo dos veces se la picó desde una corta distancia a Bono.

“Solo el Papu” la alegría de Alejandro Gómez en su gol

La segunda mitad no reduciría la intensidad, el Celta sentía que la ventaja no era suficiente y buscó agrandarla lo más posible, mientras tanto, el Sevilla seguía practicando la tan conocida fórmula de los centros sin creatividad, en un intento por encontrarse con una pelota de gol, que llegó en el minuto 60 cuando en un centro que no logró ser despejado adecuadamente, Rakitic se encontró con la pelota frente al arquero y el Croata no perdió tiempo en pensar que hacer con ella. Aún así, los célticos siguieron generando situaciones para asegurar su victoria, pero se encontraron con un Sevilla que había mejorado el parado defensivo y que ahora poseía una idea de ataque más clara pero que no terminaba de comprender. Finalmente, en lo que comenzó siendo un mal saque desde arco, un pésimo intento de rechazo de Aidoo dejó la pelota a los pies del mismísimo “Papu” Gómez para que este ponga en ventaja a los blanquirrojos en el minuto 76. De esta forma, ahora el Sevilla se encuentra solamente a cuatro puntos del Barcelona, mientras que el Celta quedó clavado en la mitad de la tabla.

Visto desde cualquier lugar, un partido espectacular, ya sea por la cantidad de goles, la búsqueda de ambos equipos o la variabilidad del resultado, simplemente tremendo.

Tiziano Schiavi

Fotos:

https://www.mediotiempo.com/futbol/la-liga/celta-vs-sevilla-3-4-contendiente-titulo-laliga

Lalo R. Villar para diario AS

https://www.tycsports.com/la-liga/espana-laliga-santander-20202021-celta-vs-sevilla-fecha-30-id333658.html


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*