Operación Canje, en pausa

Boca se puso firme y quiere a Silvio Romero más Cecilio Domínguez para dejar ir a Marcone. El Xeneize no tiene apuro y quiere aprovechar la necesidad de Independiente. Russo se opone. Sanchez Miño, descartado.

Quizás sea una de las novelas de este mercado de pases. El intercambio de figuritas entre Boca e Independiente pinta para largo. Es una negociación y como tal, cada parte muestra sus cartas y esconde otras. Pero del lado Xeneize saben que la paciencia será fundamental en esta operación. Y quieren jugar con el apuro del Rojo.

Vamos por partes. Miguel Angel Russo no está de acuerdo con la partida de Marcone. Si bien jugó poco, el ex hombre de Arsenal es el suplente de Jorman Campuzano. Cuando retorne el fútbol a nivel país y continental, será necesaria una rotación por lo cual Marcone tendrá minutos para jugar. Russo no tiene otro volante central como alternativa salvo que improvise con Nicolás Capaldo o que se quede Sebastián Pérez, algo que parece improbable.

Marcone, en tanto, quiere jugar y en Independiente podrá hacerlo. Además, es fanático del conjunto de Avellaneda. Se conoció que el volante aceptaría una importante rebaja salarial en caso de que la negociación se concrete. Pero también se supo del lado de Marcone que no va a ejercer ningún tipo de presión para partir al Rojo. En caso de quedarse, no lo vería con malos ojos.

¿Y la dirigencia de Boca?. Como toda operación que concierne a la redonda, las tratativas del Xeneize las lleva adelante el Consejo de Fútbol. Allí escucharon hoy las primeras palabras de Independiente: mano a mano entre Marcone y Cecilio Domínguez, tal cual se filtró en las últimas horas.

En el Xeneize no disgusta el jugador paraguayo, mas con la situación de incertidumbre de Sebastián Villa. Saben que Domínguez es un jugador de selección, tiene 25 años, mostró condiciones en el pasado (Boca lo busco en algún mercado de pases) y se puede recuperar.

Pero en el Xeneize no se conforman y quieren más. A estas horas, el mano a mano propuesto por los de Avellaneda no cierra. Boca quiere a Silvio Romero. La explicación es sencilla: el club de la Ribera es dueño del 100% del pase de Marcone mientras que el Rojo solo tiene el 75% de la ficha de Domínguez (el 25% restante es del América de México).

Además, esta el tema contractual que Independiente debe resolver con Cecilio Domínguez y una deuda que la entidad de los Moyano mantiene por el traspaso de Pablo Pérez. Pero sobre todas las cosas, el Xeneize quiere hacer valer que sea el Rojo el interesado en Marcone.

El caso del goleador de la ultima Superliga es particular: Independiente no quiere que se vaya y hará un esfuerzo por retenerlo. ¿El Rojo pediría otros jugadores de Boca para soltar a Romero? Suenan Jan Hurtado y Walter Bou, pero parece difícil. Lo que sí está descartado que de esta operación forme parte Juan Sánchez Miño. Habrá que esperar.

Imagen destacada: LocoXelRojo.com


Lucas Blanco

Acerca Lucas Blanco

ver todas las publicaciones

Cuando pense que esto era una etapa pasada y perdida de mi vida, Dios quizo que nuevamente me reencuentre con esta pasion. Y el que entiende de "pasiones" (como bien dice el personaje de Guillermo Francella en el "Secretos de tus Ojos) no la cambia por nada. A lo sumo, la posterga, la oculta, pero siempre esta latente hasta que vuelve a despertar. Y un compañero de trabajo hizo de "despertador". Y aqui estoy junto a la gente del Rincon que con mucha generosidad me abrieron las puertas de este "lugarcito" que es combustible para mi vida. El futbol, el deporte en general. Los tatuajes. Los bichos. Los libros. La musica. Lo nacional y popular. Los codigos. Mis otros pasiones que me convirtieron en este loco enamorado que esta aqui para aportar lo poco sabe pero con muchas ganas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*