Un Coniglio de la galera

Olimpo volvió al triunfo y respira fuera de la zona de peligro. En el Carminatti, derrotó a Aldosivi 2 a 0 con goles de Coniglio y Caballuci. El Tiburón, en tanto, vuelve a mirar el descenso.

Bahía se lleva un nuevo clásico. Con mejor juego que en la anterior presentación de local y con Villarruel y Tellechea como ejes, logró superar a un Aldosivi que no brilló. Pese al nuevo técnico, la visita estuvo lejos de ser un Tiburón feroz. Ahora, vuelve a estar en el área caliente del fondo de la tabla.

El inicio fue de mayor a menor. Friccionado y con el juego concentrado en el medio, ninguno logró desequilibrar. Sin embargo, el aurinegro fue inclinando el campo a su favor con el correr de los minutos. Con un Tellechea movedizo, que asistió en la primera situación y definió en la segunda, el equipo se fue acomodando. Penco sorprendió con la primera para la visita cuando a los 15 sacó un cabezazo tras una serie de rebotes que encontró a Coniglio en el palo izquierdo. Hasta allí, el trámite fue parejo, pero Aldosivi no volvió a incomodar a Gabbarini.

A los 20 Villanueva remató apenas desviado y diez minutos más tarde llegó el tan ansiado gol. Tras una pelota dividida, Pizzini asistió a Coniglio de cabeza y éste sacó un remate fuerte contra el palo derecho de Campodónico que, pese a la estirada, no llegó. Así, Olimpo volvió a gritar de local e impuso justicia en el marcador.

En el complemento, nuevamente Aldosivi se adelantó en el terreno como en el comienzo, aunque empezó a dejar espacios. Llama, figura gravitante en la primera mitad, fue anulado por Villanueva y cada ataque golpeó contra la impasable última línea aurinegra.

Más allá de eso, el Tiburón paralizó los corazones cuando a los 26 Benedetti, que había ingresado minutos antes, estrelló el esférico contra el palo zurdo de Gabbarini.

Olimpo sintió el golpe y quiso liquidarlo. No obstante, los desbordes de Pizzini se fueron apagando y el medio tomó el mando. Recién a los 36, un centro desde la derecha que fue mal despejado le quedó a Villarruel. El ex Huracán ensayó un remate que dio en la humanidad de Caballuci. Con la audacia y la sangre fría de un goleador, dominó en una baldosa y sacó el remate a la red, ante la salida del arquero.

Con poco tiempo por delante, el equipo de Perazzo bajó los brazos. En contrapartida, la fiesta se desató en las tribunas y el banco (con un Sciacqua eufórico) y se trasladó al vestuario. Es que Olimpo todavía vive y, si los resultados acompañan, se despegará del descenso al menos por una fecha. Un golpe de suerte o la magia de un técnico que decidió sacar un Coniglio de la galera.

Foto: La Nueva


Emiliano Roza

Acerca Emiliano Roza

ver todas las publicaciones

Soy de Bahía Blanca y tengo 23 años. Me recibí de Periodista Deportivo en el Instituto Regional del Sur en 2014 y estoy en camino a ser Licenciado en Periodismo y Nuevos Medios en la Universidad Blas Pascal. Soy Productor de Radio Mitre Bahía Blanca y hago estadísticas en el streaming oficial de Bahía Basket, por Liga Nacional. Trabajé en medios gráficos en mis inicios, cubriendo la actualidad del fútbol y básquet bahiense. Alejarme de la escritura fue lo más difícil. Por eso, comienzo este nuevo camino en El Rincón del Fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*