Nueva Zelanda: 2 viejos conocidos jugarán la gran final

Será la cuarta vez (y tercera consecutiva) que Navy Blues y Team Welly disputen el partido decisivo por el título. También puede ser la antesala de un eventual enfrentamiento en semifinales por la Champions League de Oceanía.

Auckland City y Team Wellington se clasificaron finalistas de la ISPS Handa Premiership, el torneo de fútbol de la primera división de Nueva Zelanda. En la madrugada del domingo (4:35 AM de la Argentina) Team Welly soñará con su tercer anillo consecutivo, mientras que los Navy Blues buscarán su séptima corona local.

Los de Auckland ni se despeinaron al golear 4-0 a Eastern Suburbs en semifinales, gracias a un doblete del santiagueño Emiliano Tade y las restantes anotaciones de Callum McCowatt y Dalton Wilkins.

Por su parte, los capitalinos debieron esforzarse un poco más para imponerse por la mínima sobre Canterbury United, cortesía de Roy Kayara. El bicampeón local se ha convertido en una verdadera piedra en el zapato para los Navy Blues y quiere cumplir a la perfección con el refrán de “no hay 2 sin 3”.

El historial es dominado por Auckland City, con 23 triunfos sobre 9 (6 empates). Sin embargo, en las 2 últimas finales fue Team Welly quien festejó el campeonato.

En la temporada 2015/16, el equipo que por entonces dirigía Matt Calcott superó 4-2 a los capitalinos en tiempo suplementario, en North Harbour. Tom Jackson por duplicado, Cole Peverley y Ben Harris señalaron los goles para el visitante mientras que Joao Moreira y Daewok Kim convirtieron para los de Auckland.

El año pasado Team Welly volvió a golpear en la misma casa de los Navy Blues. Esa vez fue 2-1 porque Ben Harris anotó 2 veces, luego que Emiliano Tade pusiera en ventaja al dueño de casa.

La única vez que Auckland City pudo imponerle condiciones a Team Wellington fue en la edición 2013/14, cuando venció 1-0 con el solitario gol de Tade.

Nuevamente el QBE Stadium de North Harbour será el escenario de la gran final, ya que los capitalinos se quedaron con la serie regular y se ganaron el derecho de definir en casa en los play-offs. Además, volvieron a asegurar su presencia en la próxima edición de la Champions League de Oceanía, torneo que los tiene como los reyes continentales por séptima vez en fila.

El aperitivo local puede reforzar un hipotético cruce en semifinales a nivel internacional (todo parece indicar que los equipos neozelandeses no tendrán problemas en sus respectivos compromisos de cuartos de final).

Team Wellington es el único que pudo frenar el victorioso andar de Auckland City en los torneos domésticos. Para los Navy Blues puede ser tiempo de revancha y así redirigir su flota hacia una nueva conquista.

Dista un poco de la contienda del Egeo en “Los Cañones de Navarone” o de la épica “Batalla de Trafalgar” que terminó con la Armada Invencible. Pero surcar el Pacífico con las mejores embarcaciones trae a la memoria el inolvidable relato de Herman Melville en “Moby Dick”. Sí, esto es fútbol en el medio de un país que se identifica con el rugby. No importa, la imaginación vuela cuando se trata de una nueva aventura. Por eso… “Llamadme Ismael”.

(Foto: NZ Football)

 


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*