No se sacaron ventajas

En Gualeguaychú, Juventud Unida y Douglas Haig de Pergamino empataron 0 a 0 por la Fecha 8 de la Zona 1 del Federal A. El “Decano” suma 4 partidos sin triunfos, en tanto que el “Fogonero” alcanzó su tercera fecha sin conocer la derrota.

En el comienzo del juego, el dueño de casa intentó adueñarse de la pelota y comenzó a manejar los hilos del encuentro. Sin embargo, la lesión temprana de Leandro Larrea, obligó a Juventud a realizar una modificación cuando el reloj apenas marcaba 7 minutos de juego.

La visita se paró firme, de atrás hacia adelante intentó conservar juntas sus líneas para no regalarle espacios al local. El partido no fue bueno, ambos se prestaron la pelota pero carecieron de ideas y profundidad para romper la defensa rival. Para colmo, Rodrigo Garcilazo, de flojo arbitraje, cortó demasiado el juego, incluso en jugadas dónde no era necesario.

En el complemento la tónica siguió siendo la misma, pero invirtieron roles. Fue Juventud el que se paró en terreno rival con la tenencia de la pelota, y Douglas el que apostó a abrir el partido a través de algún contragolpe. El local lo tuvo con un remate desde afuera del area, pero Henricot controló sin problemas. La visita contestó con un remate de Coronel, tras una contra, que Horst tapó con su pie cuando parecía que la pelota se metía.

El juego comenzó a decaer en intensidad, el local sostuvo la pelota pero se volvió reiterativo en cada ofensiva, ante un rival que esperó agazapado su oportunidad de robar y salir rápido. Douglas se mantuvo firme atrás y aprovechó la poca claridad de Juventud para correr la cancha e inquietar con algunas aproximaciones. Sin embargo no estuvo fino en los metros finales y desperdició cada iniciativa.

El cierre del partido encontró a un Juventud apresurado, yendo a buscar pero abusando del pelotazo y muy lejos del arco de la visita. Y un Douglas que se fue con un sabor agridulce porque no saber aprovechar las situaciones para llevarse un premio más grande.

Foto: Joaquín García

Vídeo: GB Producciones

Facundo Molina


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*