No levanta cabeza

En un partido que se jugó a puertas cerradas, Morón y Gimnasia (M) empataron 0 a 0. El local jugó casi una hora con un hombre más pero no pudo aprovecharlo y sigue sin ganar en este torneo.

Morón, que tuvo un mal arranque en este campeonato, necesitaba ganar como local para recuperar la confianza y salir del fondo de la tabla pero, a pesar de jugar gran parte del partido con un hombre más por la expulsión de Fernández, no pudo sumar de a tres en su casa.

El conjunto mendocino se adueñó de la pelota durante los primeros minutos del encuentro y contó con alguna situación de peligro pero, luego del primer cuarto de hora, el Gallito empezó a jugar un poco más y tuvo algunas posibilidades de abrir el marcador que no pudo concretar.

A los 35 minutos del primer tiempo, Gabriel Fernández le propinó un codazo a Matías Nizzo y el árbitro del encuentro, Luis Álvarez le mostró la roja al defensor de Gimnasia dejando al conjunto dirigido por Bianco con un hombre menos.

Morón, que tenía un jugador más, fue el dominador de las acciones en el complemento y generó situaciones de riesgo pero no logró ponerse en ventaja. Por su parte, Gimnasia supo aguantar un partido que se le hizo cuesta arriba debido a la inferioridad numérica.

Con este resultado, el conjunto dirigido por Walter Otta, obtuvo su segundo punto en lo que va del torneo y ya piensa en el partido que jugará el sábado cuando visite a Villa Dálmine. Por otro lado, el conjunto mendocino se llevó del Oeste un punto muy importante en la previa al clásico que disputará el domingo ante Independiente Rivadavia (M).

Foto: Prensa oficial Club Deportivo Morón

-Camila Valente


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*