Ganó Newell’s pero no le alcanzó

Bajó la lluvia rosarina, Newell’s venció al Atlético Paranaense por 2 a 1 pero no le alcanzó. A pesar de haber jugado el mejor partido del semestre, Newell’s no pudo hacer la diferencia en la red y quedó eliminado de la Sudamericana, pero se fue aplaudido por los 4 costados.

El césped del Coloso se mantuvo en gran manera luego de las lluvias que cayeron durante todo el día. Desde el arranque Newell’s tomó la iniciativa, si bien era esperable por la desventaja en el marcador, lo hizo de buena manera.

Víctor Figueroa condujo los arranques de los rosarinos, abasteciendo a Fértoli y a Luis Leal. Firmes en la defensa y con Ibáñez dando seguridad. Fontanini con un cabezazo y Braian Rivero con un remate fuera del área, hacían trabajar a Santos.

De un despeje defensivo de la Lepra, le quedó servida la rápida contra que manejó Fértoli y con gran asistencia habilitó a Luis Leal definió para abrir el marcador.

Seguía la lluvia en el complemento y aparecía un Rayo. El Rayo Fértoli que hizo una jugada a lo Messi, apilando rivales y siviéndosela a Figueroa quien no pudo convertir por la nueva tapada de Santos.

A los 13 minutos, una confusa jugada en el área de Ibáñez, Lucho González en offside disputó la pelota con Sills, que cometió mano. El colombiano Orbe marcó penal pero el línea le avisaba de la posición adelantada y daba marcha atrás con el fallo.
Quejas y montonera por algunos segundos.

Se vendría un nuevo centro de Fértoli que se desvió y le cayó al portugués para que con un cabezazo marque el segundo e ilusione a los leprosos.
Enseguida nomás, Figueroa la empalmó habilitando al moreno, pero su cabezazo pasó muy cerca.

Con la Lepra jugado en ataque, a 6 minutos del cierre Nikao descontó y le dio la clasificación a los brasileños.

Foto: @lacapital


Tino Deth

Acerca Tino Deth

ver todas las publicaciones

Soy Tino, llegué a El Rincón del Fútbol teniendo en común la pasión por el fútbol y el servicio de informar. Un proyecto que ojalá se convierta en una opción más en las paginas cotidianas. Un placer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*