Mundial De Clubes: Pachuca y Al Jazira, a semifinales

Los “Tuzos” necesitaron del suplementario para deshacerse del campeón africano, mientras que los emiratíes volvieron a ganar y cumplirán el sueño de enfrentar a Real Madrid.

Pachuca se impuso 1-0 a Wydad Casablanca y se metió entre los 4 mejores del Mundial de Clubes, de la misma manera que en su primer participación, en 2008. Sufrido triunfo para el equipo que dirige el uruguayo Diego Alonso, que recién en el minuto 112 pudo desbloquear el resultado, pese a que su rival jugó con uno menos desde los 69´.

Fue una dura batalla la que se libró en el Sheikh Zayed Sports City Stadium de Abu Dhabi – capital de Emiratos Árabes Unidos – donde los magrebíes abusaron del juego brusco y sus jugadores se cargaron de tarjetas amarillas.

El japonés Keisuke Honda casi aprovecha un error en la salida por parte del arquero Zouhair Laaroubi, con un despeje corto. Pero el zurdazo del nipón salió apenas ancho sobre el vertical izquierdo.

Los marroquíes respondieron con un desborde de Brahim Nakach por la banda izquierda y un centro muy cerrado que casi se le mete al eterno “Conejo” Pérez por el segundo palo.

Los “Tuzos” tampoco pudieron sorprender en el juego aéreo, cuando un buen anticipo de cabeza por parte de Víctor Guzmán – luego de un tiro de esquina del uruguayo Jonathan Urretaviscaya – salió desviado por el primer poste.

Entre la férrea marca de los africanos y las pocas ideas en ataque que exhibieron los aztecas, era cantado que el partido se encaminaba al tiempo extra, donde un error o una genialidad podían cambiar el resultado. Y para ello contribuyó Nakach con una dura entrada sobre Jorge Hernández, merecedora de su segunda tarjeta amarilla: los magrebíes con 10 y Pachuca con la oportunidad de definirlo antes de los penales.

Y el alivio llegó a los 112 minutos, con un centro exigido desde la derecha, cortesía de Urretaviscaya y ahora sí Guzmán ganó en las alturas y colocó el balón de cabeza en el ángulo superior derecho del arco de Laaroubi. Explosión de la bronca contenida y los mexicanos clasificados a semifinales.

Al Jazira disfruta de su estreno del Mundialito y ahora se cargó al campeón asiático. Los locales derrotaron 1-0 a Urawa Red Diamonds de Japón y también estarán entre los 4 mejores del torneo.

Los nipones fueron los primeros en llevar peligro a la portería emiratí, con un envío desde la derecha de Yuki Muto que increíblemente Yosuke Kashiwagi – libre de marcas – mandó por arriba del travesaño.

La respuesta de los anfitriones llegó con una hermosa finta y luego mejor centro del marroquí Mbark Boussoufa, para que Musallem Fayez cabeceara por el segundo palo y exigiera una buena respuesta del arquero Shusaku Nishikawa.

El solitario gol del encuentro llegaría en el minuto 52. Hermoso pase filtrado desde la mitad de la cancha de Romarinho para el pique en soledad de Al Ahmed Mabkhout. El delantero de 27 años enfrentó a Nishikawa y definió  con caño incluido, para el 1-0 que valdría el pasaje a semifinales.

Urawa no pudo recuperarse de la sorpresa y no supo cómo vulnerar a la defensa local, pese a que el arquero Ali Khaseif nos recordase a Musheem Faraj, el guardavallas de la selección de Emiratos Árabes Unidos en el Mundial de Italia 1990: más peligroso que un cirujano con hipo.

Tampoco la suerte acompañó a los nipones: un contraataque a toda velocidad derivó en una subida hasta el fondo por parte de Shinzo Koroki, quien se esforzó para meter un centro al medio para la entrada de Rafael Silva. El brasileño no pudo controlar bien el balón pero tuvo tiempo de sacar un derechazo, y la pelota se estrelló en el poste.

No hubo tiempo para más y Al Jazira jugará este miércoles nada menos que ante Real Madrid, en lo que será su primer duelo oficial ante un equipo europeo. Para los “Merengues” será el tercer enfrentamiento ante un club asiático, en los que se impuso en ambas ocasiones: 3-1 a Al Nassr de Arabia Saudita en el Mundial de Clubes 2000 (goles de Nicolas Anelka, Raúl y Savio de penal; Fahad Al Husseimi de penal había empatado para los árabes) y 4-2  sobre Kashima Antlers en la pasada final de 2016 (triplete de Cristiano Ronaldo – uno de penal – y un tanto de Karim Benzema; Gaku Shibasaki por duplicado las dianas niponas).

Pero el aperitivo de las semifinales será el martes, con el partido entre Pachuca y Gremio de Porto Alegre. No registran partidos entre sí y será la segunda vez que un equipo brasileño mida fuerzas ante uno mexicano por el Mundialito. En 2000, Vasco Da Gamma se impuso 2-1 a Necaxa por anotaciones de Odvan y Romario (el ecuatoriano Alex Aguinaga había adelantado a los “Electricistas”) y avanzó a la final ante Corinthians.

Quedó allanado el camino rumbo al cetro de campeón mundial, con sus 4 elegidos. Europa quiere su décima corona y Sudamérica Brasil la quinta, aunque México está ante la histórica chance de meterse en una final. Y en silencio los mira un invitado que abrió las puertas de su casa para dejarlos jugar.

(Foto: FIFA.com)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*