Los Andes y un triunfo que fortalece

En el último partido de la temporada como local, el Mil Rayitas despachó a Crucero del Norte ganándole por 2 a 0. Con esta derrota, el conjunto misionero quedó al borde del descenso.

Fue un partido atípico en el Eduardo Gallardón, las calles de los alrededores del estadio no estaban cortadas y tampoco se veían camisetas de Los Andes, sin embargo, el equipo lomense jugaba su último partido de local. La explicación al caso es que durante el encuentro con Chacarita, que el Funebrero ganó por 3 a 1, parte de la hinchada local comenzó a tirar bengalas, muchas, mil. El Aprevide se hizo eco de estas acciones y decidió que por aquella acción de algunos, la pagasen todos y que el partido frente a Crucero del Norte se juegue sin público.

Un estadio silencioso es sumamente triste, pero el partido debía jugarse. En la platea puros periodistas y allegados al club, entre ellos Maximiliano Gagliardo que, mate en mano, se acercó al Gallardón para ver al Mil Rayitas, ¿Volverá de la mano de Rondina?

El primer tiempo del partido comenzó movido, el Colectivero necesitaba sí o sí los tres puntos y salió en busca de ellos. Los Andes se vio sorprendido por la actitud de los visitantes y le costó reaccionar durante los primeros minutos. Federico Domínguez, uno de los centrales de la visita, pasaba al ataque como un volante más. Molinas y Castro hacían circular la pelota en un campo de juego que estaba en excelentes condiciones. Fue, precisamente, Nicolás Castro quien probó desde el borde del área y la pelota pasó cerca del arco defendido por Díaz. Más tarde fue Alejandro Pérez, el lateral visitante que, tras un buen movimiento, dejó el balón en los pies de Iván Molinas para que éste rematase y obligara el vuelo de Díaz para sacarla al córner.

El local comenzó a reaccionar de a poco y el tridente Bordacahar-Bogado-Mendieta comenzó a jugar, sin embargo, no llegaba con claridad. A los 32 minutos, la primera polémica de la tarde: un remate de Leandro Fernández desde el piso que Díaz no logró contener en primera instancia y se le escurrió entre las manos, sin embargo, el arquero se recompuso y la tomó cuando el balón estaba a punto de cruzar la línea de gol. Algunos pidieron el gol, pero Álvarez no lo convalidó, tampoco el juez de línea y el partido prosiguió. Y Crucero seguía siendo quien tenía la posesión de la pelota pero con pocas ideas como para generar alguna situación de peligro. No se vio mucho del equipo dirigido por la dupla Lobos-Pérez, sobre el final de esta etapa llegó con un tiro de Julián Vivas que se fue alto y con un remate de Zeballos que pasó muy cerca.

Tribunas vacías en Lomas. Por culpa de unos pocos, la pagaron todos.

Pero en la segunda etapa todo cambió, Los Andes comenzó a ser Los Andes. Este año perdió solo un partido en el Gallardón y contabiliza cuatro en toda la temporada. Este peso característico que el equipo muestra cuando juega de local lo hizo valer en el segundo tiempo. Primero con un cabezazo de Gabriel Tomasini que Arce sacó al córner y luego con un golazo de Junior Mendieta. Fue a los 5 minutos tras un centro de Rodrigo Bogado que Junior conectó de cabeza y la puso en el ángulo derecho de Ignacio Arce. A partir de ese momento, Crucero entró en estado de desesperación porque necesitaba ganar sí o sí. Los Andes lo sabía y esperó pacientemente para meter una contra que liquide el partido. Lippi se la jugó sacando un defensor y haciendo ingresar al delantero Pablo Ostrowski pero el equipo sólo pudo generar acciones que terminaban con tiros desde fuera del área, inofensivos para Díaz. Mendieta y Bogado, poco a poco fueron convirtiéndose en las figuras de Los Andes gracias a su movilidad, velocidad y precisión a la hora de tirar algún pase. Pero pasaban los minutos y Los Andes no lo liquidaba hasta que apareció Linas. Matías había ingresado a los 17 de esa etapa reemplazando a Vivas. Y tal como lo hizo durante todo el torneo, Matías Linas mojó sobre el final, a los 44. Tomó la pelota en propio campo, con todo Crucero jugado al ataque y corrió en línea recta buscando el arco contrario. Enzo Bruno lo corrió, Lucas Caballero lo esperó y Arce salió a achicarle el ángulo de disparo. Pero mientras cada uno de ellos hacia su trabajo y Bogado corría en paralelo esperando el pase, Linas definió sobre la salida del arquero y le puso el moño a una corrida de unos 50 metros (soy muy malo calculando).

De esta manera, Los Andes suma su segundo triunfo al hilo y se ubica en el puesto 10 del torneo con 58 puntos. Se fortalece como grupo y los pibes del club siguen sumando minutos. Se puede observar en las declaraciones de los jugadores que están muy bien anímicamente y ven el futuro con esperanza. Por el lado de Crucero del Norte, el futuro es negro, es casi Federal A. Parece mentira que hace cinco años el club lograba el ascenso al Nacional B, en 2014 el ascenso a la Primera División y luego de jugar sólo una temporada en la élite del fútbol argentino, comenzó un período de decadencia que puede depositarlo este domingo en el Federal A.

Se cierran las puertas del Gallardón hasta la reanudación del próximo torneo, programado para septiembre. Me despido de la gente de prensa que tan buen trato tiene con el periodismo. Me despido de Lomas, nos veremos pronto.

Síntesis del partido:

LOS ANDES (2): Federico Díaz; Gastón Guruceaga, Gabriel Tomasini, Sebastián Valdez y Maximiliano Barreiro; Junior Mendieta, Luís Zeballos, Gustavo Turraca y Rodrigo Bogado; Cristian Bordacahar y Julián Vivas.

Suplentes: Juan Pablo Ferreyra, Johann Díaz, Juan Bravo, Enzo Benítez, Carlos Espínola, Mateo Levato y Matías Linas.

DT: Gabriel Lobos y Luís Pérez

CRUCERO DEL NORTE (0): Ignacio Arce; Alejandro Pérez, Federico Domínguez, Delio Ojeda y Guillermo Sotelo; Ivan Molinas, Lucas Caballero, Thomas Silvero y Nicolás Castro; José Dujaut y Leandro Fernández.

Suplentes: Emilio Rébora, Stephan Ruggeri, Cristhian Britos, José Vera, Pedro Britez, Enzo Bruno y Pablo Ostrowski.

Goles: ST 5´ Junior Mendieta y 44´ Matías Linas (LA)

Cambios: Linas x Vivas, Bravo x Bordacahar y Espínola x Guruceaga (LA); Bruno x Silvero, Ostrowski x Pérez y Britez x Castro (CN)

Amonestados: Mendieta (LA); Sotelo, Caballero, Domínguez, Dujaut y Silvero (CN)

Árbitro: Luís Álvarez

Estadio: Eduardo Gallardón (Los Andes)

Fotos: Redacción RDF


Acerca Diego González

ver todas las publicaciones

Diego Gonzalez nació un 11 de agosto del año 1975 en el Hospital Evita de Lanús, exactamente el mismo lugar donde también nació un cara sucia de Fiorito que años más tarde regaría de alegría el suelo argento. Desde temprana edad Diego se mostró como un niño motivado hacia la inventiva general (¿?), es por eso que al llegar a la pre adolescencia decidió que quería ser Ingeniero Electro-mecánico. Las cosas no salieron tal cual las soñó y los años hicieron su trabajo para intentar moldearlo como docente, profesión que ejerce actualmente con mucho honor y alguna que otra lágrima a fin de mes. Estudió historia, de ahí su pasión por esa rama de las Ciencias Sociales, además de trabajar en una escuela pasa varias horas de la semana metido en el Archivo Histórico de Barracas donde aprendió a desempolvar documentos, libros y fotos. Llegó al Rincón del Futbol por medio de una de las tantas invitaciones sin sentido que el Sr. Facebook nos provee cada día, aunque nunca imaginó que en “el rincón” encontraría un espacio que sí tenía sentido. Como amante de la historia promete investigar y escribir sobre el futbol y sus historias mínimas, esas que, en algunos casos, no se conocen y esas otras que, en otros casos, sólo algunos conocen. Hace un tiempo estuvo recluido en un retiro espiritual rogándole (quien sabe a quién) que sus neuronas no lo abandonen y se alineen correctamente para poder desentrañar una pila de historias ligadas al futbol. Así que, señor lector, siéntese cómodo y espere tranquilo, algo bueno está por venir.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*