22 y 22

La mediocridad que muestra este torneo de la B Nacional se va evidenciando aún más, a medida que transcurren las fechas. En Lomas de Zamora, Los Andes y Flandria empataron 0 a 0 y nos dejaron algunas jugadas, más allá de que el nivel de juego de ambos fue malo.

“Hay recuerdos que no voy a borrar…”, canta Fito Páez en una hermosa canción titulada Brillante sobre el mic. Ayer, mientras miraba el partido entre Los Andes y Flandria recordaba esta letra y luego de cumplidos los 90 la modifiqué para mis adentros, porque los recuerdos de ayer los voy a borrar definitivamente.

No fue un buen partido aunque ambos tuvieron algunas chances, sobre todo el Milrayitas que de entrada, a los 2 minutos, estrelló la pelota en el travesaño. El increíble disparo a dos metros del arco fue de Pastelito Cérica quien culminó una jugada preparada de pelota parada.

Más tarde, a los 13 lo tuvo Fabricio Lenci, pero el uno visitante logró sacar la pelota al córner. Unos minutos después llegó la primera de Flandria por intermedio de un ex Milrayitas, Mariano Puch que ingresó por derecha y su disparo se fue cerca del segundo palo defendido por Maxi Gagliardo. La respuesta de Los Andes fue inmediata y tras buen centro de Matías González, Lencí cabeceó y nuevamente Mauro Ruggiero se lució despejando el balón al córner. Hasta que a los 22 minutos tuvimos la última de peligro de esta etapa y fue para Flandria. Centro de Diego Medina, cabezazo al centro del área de Juan Cruz Randazzo y Sebastián Matos la rozó apenas provocando que el balón se fuera muy cerca del palo izquierdo de Gagliardo.

 “El tiempo es un efecto fugaz”, continuará cantando Fito, para que se nos vaya la primera etapa, así, fugazmente, mostrando a dos equipos que se repartieron (mal) la pelota durante los últimos 20 minutos de la misma.

A REFRESCARSE. A los 25 de la primera etapa Echavarria paró el partido para que los jugadores se refresquen.

El comienzo de la segunda parte arrancó con Flandria presionando la salida. Los Andes no podía salir jugando y apostó continuamente al pelotazo a Matías González. Es verdad que el chico desequilibraba por la banda derecha pero la pelota debía llegarle por bajo, en el pelotazo dividido las perdió todas. La visita se mostraba peligrosa gracias a los buenos movimientos tanto de Diego Medina como de Pablo Bueno, sin embargo no lograban generarle peligro a Gagliardo.

Los Andes buscaba de manera desprolija y tratando de no morir en el intento de hacer dos pases seguidos. El Canario esperaba una contra y presionaba bien en todas las líneas. Hasta que a los 22 tuvimos la más peligrosa del segundo tiempo para el local. Un buen centro de Emmanuel Martínez le llegó al recién ingresado Julián Vivas, quien la agarró como venía y la pelota dio en la base del palo.

¿“… dejar, amar, llorar” o “amar, llorar, dejar”? Bueno, Fito la canta de una manera, usted, hincha de Los Andes acomódela como deseé, porque ésa fue la última del partido y el equipo, sin grandes luces, lograba generar alguna jugada pero no podía hacer que la pelota entre al arco contrario. Algo increíble, nuevamente llevábamos 22 minutos, igual que en el primer tiempo, y se nos terminaron las jugadas peligrosas. Otro paso fugaz de tiempo, los cambios en el medio y fin, 0 a 0 y a otra cosa.

En conferencia de prensa, Gabriel Lobos dirá que no tuvieron suerte y que la pelota no quiso entrar. Yo creo que a Los Andes le falta generación de juego, y eso se evidencia en la falta de gol. En Flandria hay buenas intenciones, tuvo una marca prolija y logró neutralizar al conjunto local. Veremos si la dupla Orsi-Gómez puede agregarle un poco de peso ofensivo, de lo contrario el futuro del Canario se comenzará a vestir de negro.

La próxima fecha, Los Andes viajará a Chubut para enfrentar a Guillermo Brown en Madryn, mientras que Flandria recibirá en Jáuregui a Dep. Riestra.

Por suerte, en el fútbol siempre hay revancha (y miles de casos lo atestiguan) y la próxima fecha pueda ser que veamos mejoras de juego en ambos equipos, o no. En todo caso, el paso de los días harán que el partido de ayer vaya a quedando poco a poco en el olvido y se convierta en estadística. Ya lo dijo el señor Páez: el tiempo nos ayuda a olvidar.

Síntesis del partido

LOS ANDES (0): Maximiliano Gagliardo; Raúl Iberbia, Sebastián Valdez, Maximiliano García y Emmanuel Martínez; Hamilton Pereira, Gustavo Turraca, Matías González y Gastón Álvarez Suárez; Ezequiel Cérica y Fabricio Lenci.

Suplentes: Federico Díaz, Carlos Fernández, Johann Díaz, Matías Escobar, Gonzalo Díaz, Julián Vivas y Matías Linás.

DT: Gabriel Lobos y Darío Pérez

FLANDRIA (0): Mauro Ruggiero; Andrés Camacho, Alejandro Cabral, Diego Sosa y Juan Cruz Randazzo; Mariano Puch, Iván Ramírez, Diego Medina y Pablo Bueno; Mauro Bellone y Sebastián Matos.

Suplentes: Matías Garavano, Claudio Pérez, Alejandro González, Milton Zarate, Walter Ortiz, Patricio Rodríguez y Leonardo Villalba.

DT: Favio Orsi y Sergio Gómez

Cambios: Vivas x Cérica, Fernández x Pereira y Linás x Lenci (LA); Villalba x Matos, Ortiz x Medina y Pérez x Cabral (FL)

Amonestados: Emmanuel Martínez (LA) e Iván Ramírez (FL)

Árbitro: Pablo Echavarría

Estadio: Eduardo Gallardón (Los Andes)

Fotos: Redacción RDF


Avatar

Acerca Diego González

ver todas las publicaciones

Diego Gonzalez nació un 11 de agosto del año 1975 en el Hospital Evita de Lanús, exactamente el mismo lugar donde también nació un cara sucia de Fiorito que años más tarde regaría de alegría el suelo argento. Desde temprana edad Diego se mostró como un niño motivado hacia la inventiva general (¿?), es por eso que al llegar a la pre adolescencia decidió que quería ser Ingeniero Electro-mecánico. Las cosas no salieron tal cual las soñó y los años hicieron su trabajo para intentar moldearlo como docente, profesión que ejerce actualmente con mucho honor y alguna que otra lágrima a fin de mes. Estudió historia, de ahí su pasión por esa rama de las Ciencias Sociales, además de trabajar en una escuela pasa varias horas de la semana metido en el Archivo Histórico de Barracas donde aprendió a desempolvar documentos, libros y fotos. Llegó al Rincón del Futbol por medio de una de las tantas invitaciones sin sentido que el Sr. Facebook nos provee cada día, aunque nunca imaginó que en “el Rincón” encontraría un espacio que sí tenía sentido. Hace un tiempo estuvo recluido en un retiro espiritual rogándole (quien sabe a quién) que sus neuronas no lo abandonen y se alineen correctamente para poder hacer uso de su pluma en pos de informar y entretener, siempre desde sus tres pasiones: la historia, el fútbol de ascenso y, desde hace algunos años, el fútbol femenino. Así que, señor lector, siéntese cómodo y espere tranquilo, algo bueno está por venir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*