El Chapu los durmió a todos

En Lomas de Zamora se enfrentaron Los Andes y Douglas Haig en un partido muy trabado en el que el local pudo sacar ventaja gracias a una avivada del Chapu Bordacahar y ganó por 1 a 0.

Cuando uno se va acercando al estadio de Los Andes, puede ver que los alrededores del mismo están decorados con varios murales alusivos al club. Cada uno de ellos transmite el sentimiento del hincha Milrayita, ese mismo sentimiento es el que se manifiesta en el Eduardo Gallardón cada vez que el equipo juega de local, y hoy no fue la excepción. Hoy jugó Los Andes y hubo fiesta.

Ambos equipos presentan realidades diferentes, por un lado Los Andes no pudo meterse en la Copa Argentina (que era uno de sus objetivos) pero es un equipo que, si bien necesita más trabajo táctico, tiene un 11 que sale casi de memoria. En el caso de Douglas Haig, Andres Guglielminpietro debutó hace una semana en la dirección técnica del club con una aplastante derrota frente a Juventud Unida de Gualeguaychú por 5 a 1 y está al borde de la zona roja ocupando la posición 19° de la temible tabla.

El primer tiempo del partido fue muy trabado y se repartieron la pelota aunque la imprecisión se manifestó en casi toda esa etapa. Parecía que Los Andes se lo iba a llevar por delante a Douglas porque comenzó con buenos movimientos de la figura de la cancha, Cristian Bordacahar, que corría todas y parecía el motor del equipo; lamentablemente para los locales, el Huevo Emanuel Moreno no tenía una buena tarde. En los Rojinegros se esperaba mucho del manejo que el Mago Sebastián Grazzini pudiera darle de mitad de cancha hacia adelante pero tampoco vivía su mejor tarde. Con la ausencia de los número 10 en Lomas, el partido estaba falto de creatividad, sin embargo no nos íbamos a quedar en cero. A los 40´ uno de los chicos alcanza pelotas, le alcanzó el balón rápidamente a Britez Ojeda que sacó un lateral en la banda derecha y habilitó a Bordacahar, quien encaró para el área visitante mientras todos los defensores se dormían una siesta, y clavó un derechazo al segundo palo inatajable para Argüello, el arquero de la visita. Así nos fuimos al descanso.

El segundo tiempo estuvo un poquito más movido, al menos desde la actitud que mostró el equipo local. Los Andes manejó mejor el desarrollo de esa etapa y generó un par de ocasiones, entre las que se cuentan una del Huevo Moreno que pegó en el travesaño y un mano a mano del recién ingresado Saúl Nelle que definió mal al cuerpo de Argüello mientras toda la platea tiraba insultos al cielo invocando quien sabe a quién. Grazzini tuvo algo más de movilidad e intentó hacer jugar a Douglas pero no tuvo éxito. En el local, además de Bordacahar, tuvieron un buen partido los laterales Guruceaga y Martínez. En el conjunto de Pergamino Leonardo Villalba fue lo más destacado.

El Milrayitas no deslumbró pero ganó bien, Aníbal Biggeri deberá seguir trabajando para mejorar, sobre todo, el final de las jugadas. El Guly tiene mucho más trabajo, veremos si puede recomponer a este equipo que suma su segunda derrota al hilo y logra alejarlo de la zona roja.

El Eduardo Gallardón en una hermosa tarde para sentarse a ver fútbol.

Un párrafo aparte para la gente de Prensa del Club Los Andes que reconocemos y agradecemos en la figura de Roberto. Además de tener una excelente organización, nos atendieron y trataron de maravilla, un ejemplo que deberían seguir varios clubes de la categoría.

Síntesis del partido:

LOS ANDES (1): Maximiliano Gagliardo; Gastón Guruceaga, Gabriel Tomasini, Maximiliano García, Francisco Martínez; Mariano Puch, Gustavo Turraca, Marcos Britez Ojeda, Emanuel Moreno; Cristian Bordacahar y Andrés Vombergar.

Suplentes: Federico Díaz, Juan Bravo, Maximiliano Barreiro, Saúl Nelle, Ramiro López, Junior Mendieta y Matías Linas.

DT: Aníbal Biggeri.

DOUGLAS HAIG (0): Marcos Arguello; Guillermo Pereira, Alejandro Cabral, Franco Coria, Fernando González; Sebastián Grazzini, Santiago Galluci Otero, Raúl Poclaba, Leonardo Villalba; Jorge Córdoba y Alejandro Noriega.

Suplentes: Emiliano Di Fulvio, Agustín Cabello, Leandro Gioda, Federico Azcárate, Damián Canuto, José Tamburelli y Guillermo Suárez.

DT: Andrés Guglielminpietro.

Goles: 40´ Cristian Bordacahar.

Cambios: Nelle x Puch, Linás x Bordacahar y Mendieta x Moreno (LA), Suárez x Córdoba, Azcárate x Cabral y Canuto x Poclaba (DH).

Amonestados: Martínez (LA), Córdoba y Villalba (DH).

Árbitro: Yamil Possi.

Estadio: Eduardo Gallardón (Los Andes).

Fotos: Redacción El Rincón del Fútbol


Acerca Diego González

ver todas las publicaciones

Diego Gonzalez nació un 11 de agosto del año 1975 en el Hospital Evita de Lanús, exactamente el mismo lugar donde también nació un cara sucia de Fiorito que años más tarde regaría de alegría el suelo argento. Desde temprana edad Diego se mostró como un niño motivado hacia la inventiva general (¿?), es por eso que al llegar a la pre adolescencia decidió que quería ser Ingeniero Electro-mecánico. Las cosas no salieron tal cual las soñó y los años hicieron su trabajo para intentar moldearlo como docente, profesión que ejerce actualmente con mucho honor y alguna que otra lágrima a fin de mes. Estudió historia, de ahí su pasión por esa rama de las Ciencias Sociales, además de trabajar en una escuela pasa varias horas de la semana metido en el Archivo Histórico de Barracas donde aprendió a desempolvar documentos, libros y fotos. Llegó al Rincón del Futbol por medio de una de las tantas invitaciones sin sentido que el Sr. Facebook nos provee cada día, aunque nunca imaginó que en “el rincón” encontraría un espacio que sí tenía sentido. Como amante de la historia promete investigar y escribir sobre el futbol y sus historias mínimas, esas que, en algunos casos, no se conocen y esas otras que, en otros casos, sólo algunos conocen. Hace un tiempo estuvo recluido en un retiro espiritual rogándole (quien sabe a quién) que sus neuronas no lo abandonen y se alineen correctamente para poder desentrañar una pila de historias ligadas al futbol. Así que, señor lector, siéntese cómodo y espere tranquilo, algo bueno está por venir.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*