Los Gunners, arriba a puro poder de fuego

Arsenal demostró carácter ante un choque que se le antojó adverso y sacó adelante el partido goleando 4-1 como visitante a un Sunderland cada vez más comprometido. Alexis Sánchez, con dos tantos y el ingresado Giroud, vital con otro doblete que cambió radicalmente el cotejo, autografiaron la victoria. Defoe, a través de un penal inventado por el juez, había empatado para el local.

En el Stadium of Light, los de Arsène Wenger visitaban a un necesitado Sunderland con la pretensión de mantenerse en la cima de la Premier tras un empate inesperado ante Middlesbrough en la jornada anterior. Motivados por ese objetivo, los Gunners asumieron la responsabilidad de entrada, comenzando a inquietar al anfitrión en los momentos iniciales del choque. Alex Oxlade-Chamberlain fue el involucrado en el primer anuncio del visitante, cabeceando algo bombeado y por arriba del arco un centro de Héctor Bellerín. La siguiente maniobra iba a culminarla Mesut Özil, tras recibir un pase profundo de Alexis Sánchez en el área y rematar a las manos de Jordan Pickford. Arsenal era superior, con el manejo del balón e intentado lastimar por el lado derecho de su ataque, e iba a ser por ese lugar donde se gestaría la apertura del marcador. Tras un jugada elaborada con paciencia, entreteniendo la pelota y esperando el momento propicio para variar el ritmo, Chamberlain recibió, cambió el paso ante Patrick van Aanholt y sacó un centro perfecto para el anticipo ofensivo de Alexis, que puso el 1-0 con un gran testazo.

La única aproximación local se iba a materializar mediante un tiro libre de van Aanholt, que salió cerca del arco custiodiado por Petr Cech. El cuadro visitante mostró también sus variantes de contragolpe al recuperar y salir en un par de veces, la más interesante culminada con un disparo de Alex Iwobi que salió por arriba del arco. La segunda parte iba a arrancar de manera similar a como culminó la primera, con un visitante algo más replegado y buscando lastimar a la contra en base a recuperaciones rápidas. Sin embargo las cosas no fueron tan acorde a lo pensado para el conjunto londinense, por lo que el duelo entró en una meseta de la que recién saldría con una acción más que polémica, ya que la sanción de un penal escandaloso por parte del juez Martin Atkinson le daría vida a los Black Cats. Tras un error de cálculo de Shkodran Mustafi, el juvenil Duncan Watmore aprovechó para irse de cara a Cech. El portero checo salió a achicar, pero quitó sus manos cuando el extremo buscó el contacto con él, sin embargo el árbitro del encuentro vio un penal que Jermain Defoe posteriormente transformaría en el 1-1.

No obstante, Arsenal se repuso a esta dificultad a fuerza de goles pocos minutos después. Wenger metió en la cancha a Olivier Giroud por Iwobi para aumentar el peso ofensivo, y el atacante le respondería casi inmediatamente. Alexis condujo un ataque y abrió para Kieran Gibbs, que puso un centro justo para el francés, quien mediante un zurdazo de primera decretó el 2-1. Gibbs volvería a acechar por la izquierda, otra vez recibiendo de Sánchez y encontrando en esta oportunidad a Özil, cuyo toque con destino de arco fue desviado al córner por un defensor. El alemán iba a participar en el tanto que encaminó el partido para los Gunners al ejecutar precisamente un córner desde la derecha para asistir nuevamente a Giroud, que con un cabezazo bombeado venció a Pickford por encima de su cuerpo. Y para que no queden dudas, la visita le propinó al rival un cachetazo definitivo cuando Aaron Ramsey, otro de los ingresados retornando tras una importante inactividad, inició una maniobra que derivó en un remate en el palo de Gibbs cuyo rebote iba a tomar Alexis para definir en una baldosa y con gigantesca jerarquía ante una defensa sin reacción y un atónito Pickford. Ese golpe de gracia le permitió a la visita manejar los minutos finales a su antojo frente a un oponente totalmente desnudado, al que le pudo haber encajado otro tanto sobre el epílogo en algún contragolpe mal resuelto. La más nítida la tuvo Ramsey, al capturar un despeje corto del golero local en el intento de repeler un pase para Özil, pero el galés no fue generoso ante las opciones de pase que se le presentaron, disparó y su intento salió desviado. Otro triunfo para un Arsenal que hoy demostró más carácter y contundencia que fútbol, aunque se puede observar que aflora una química entre los integrantes del equipo que resulta más que importante para sacar adelante encuentros como el que se le presentó hoy y seguir arriba.

Giroud, con sus dos goles desde el banco, fue el elemento vital para edificar un nuevo triunfo del Arsenal. (Foto: Squawka Football)
Giroud, con sus dos goles desde el banco, fue el elemento vital para edificar un nuevo triunfo del Arsenal. (Foto: Squawka Football)

Foto destacada: Four Four Two


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

1 Comentarios en este artículo

  1. […] Arsenal goleó a Sunderland en primer turno, Manchester City hizo lo propio más tarde ante West Brom […]

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*