Los amantes del fútbol

Antes de empezar hay un poema hermoso de Walter “Gol” Saavedra, periodista y relator, que dice:

“¿Cómo vas a saber lo que es el amor?
Si nunca te hiciste hincha de un club.”

A pesar de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte, Aldosivi permitió a los hinchas de Boca asistir al partido del sábado. “Nosotros no discriminamos“, dijo el vicepresidente del Tiburón, José Marcelo Moscuzza al anunciar que las plateas Sur y Norte del Estadio José María Minella iban a ser destinadas a los amantes del fútbol, público neutral de Mar del Plata deseosos de ver al Xeneize. En total, fueron unas 18 mil entradas, “nueve mil por sector”, que fueron vendidas por la web y en el predio a un valor de $1200, la platea descubierta, y $1500, la techada.

 

Juan Manuel Lugones, titular de la APREVIDE, organismo de seguridad de la provincia de Buenos Aires, había dicho que nadie con los colores del Xeneize iba a poder entrar al José María Minella. Pero los controles no lograron evitar la presencia de hinchas visitantes. La tribuna para los “amantes del fútbol” se llenó de camperas, gorros, globos y camisetas azul y oro, en una clara muestra que nada importa, y mucho menos una orden oficial del Estado. Incluso en la misma platea descubierta se vio una bandera blanca con letras negras que rezaba “Riquelme es Boca”.

Una cuenta rápida supone que la institución marplatense recaudó al menos 13.000.000 de pesos gracias a los simpatizantes visitantes que poblaron el Minella, encuentro vital ya que en la previa Boca tenía chances reales de salir campeón. El triunfo de Banfield el viernes por la noche anuló esta posibilidad.

Al finalizar el partido en “La Feliz”, Lugones dijo que “por las bengalitas Aldosivi será sancionado con jugar únicamente con socios cuando reciba en la última fecha a Olimpo”, teniendo en cuenta que las bengalas no se encendieron en las tribunas de la parcialidad local, sino que se les “escapó” en el cacheo de la Policía a los “simpatizantes” de Boca.

No socios de Aldosivi, visitantes, “amantes del fútbol” prohibidos por el sistema que no encuentra solución al problema de la violencia por fuera de la exclusión de los mismos. Tan alarmante es la violación a la norma como significativa la convivencia pacífica y esperanzadora que se exhibió el sábado pasado para su vuelta. No se registraron mayores incidentes. Acaso el negocio que significa Boca Juniors haya permitido esta contravención y no la convicción misma de su inserción, pero lo vivido en Mar del Plata fue una muestra ineludible que si la intención política lo permite, la puerta continúa abierta para la integración.

 

Para finalizar El Poema del Fútbol termina diciendo:

“¿Cómo vas a saber lo que es el placer?
Si nunca diste una vuelta olímpica de visitante.

¿Cómo vas a saber querido amigo?
¿Cómo vas a saber lo que es la vida?
Si nunca, jamás jugaste al fútbol.”


Diego Benítez

Acerca Diego Benítez

ver todas las publicaciones

“ FUTBOL: CULTURA DE MASAS” Me llamo Diego Benítez, llegué al Rincón del Fútbol por medio de mi amigo, Emiliano Schiavi, con quien compartí estudios en la carrera de Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Buenos Aires. Me apasiona el fútbol tanto como el periodismo, y me interesa analizarlo como fenómeno de cultura de masas. Los medios masivos de comunicación atraviesan nuestra sociedad por todos lados y el fútbol no permanece a salvo de las pantallas. En la actualidad, el fútbol es un espectáculo masivo y globalizado, bajo múltiples intereses que hacen todo lo posible para permanecer ocultos. Jugadores, dirigentes, barras bravas , funcionarios públicos e hinchas son algunos de los actores que también “juegan” con la pelota. Todas las fechas suceden acontecimientos que hacen visible la cultura del fútbol argento, quien más allá de ser un gran espectáculo, “todavía” es un deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*