Liverpool no afloja

Los Reds siguen imparables y comparten la punta con Arsenal y Manchester City tras superar por 4-2 al Crystal Palace en Selhurst Park. Octavo partido sin perder para un elenco de Klopp que se impuso en un vibrante primer tiempo con anotaciones de Çan, Lovren y Matip para coronar después la victoria con un tanto de Firmino. McArthur marcó ambos goles del local. 

Con el objetivo de continuar siendo uno de los líderes de la Premier League, Liverpool tenía un difícil visita a Selhurst Park ante un Crystal Palace que suele complicarle las cosas. El juego arrancó mostrando a un visitante con mayor ímpetu, plantado en el campo local pero con algunos problemas para generar peligro en el área de los Eagles. Sin embargo, la apertura del tanteador llegaría en su primera acción de peligro. En una jugada iniciada desde atrás, Philippe Coutinho ubicó a un Alberto Moreno que llegó al fondo y encontró con su envío a Emre Çan, que pisando el área desde atrás venció a Steve Mandanda con un disparo de primera. El local reaccionó casi inmediatamente aprovechando un grave error defensivo de unos Reds que hasta ahí dominaban completamente. Dejan Lovren jugó de manera inexplicable hacia atrás un pase por arriba y muy comprometido para su arquero, aprovechado con astucia por James McArthur para el 1-1 transitorio. No obstante, el visitante envió una respuesta inmediata a ese tanto cuando el propio Lovren se repuso de su yerro al conectar de cabeza un córner de Coutinho. El lapso maratónico del choque iba continuar cuando unos minutos más tarde, tras otra respuesta poco convincente de la última línea de los de Jürgen Klopp, el Palace empatase el cotejo. Wilfried Zaha recogió un rechazo de un pelotazo frontal y, con mucho tiempo, sirvió un centro preciso para que McArthur cabecee a gol y consiga su doblete.

Luego de esa igualdad, Liverpool comenzó a tener espacios para correr, algo que suele dársele muy bien, y las chances para los Reds seguirían cayendo. Coutinho volvió a causar estragos, esta vez sobre la izquierda en una transición ofensiva que manejó a la perfección cediéndole la pelota a un Moreno lanzado en ataque que reventó el palo con un fuerte zurdazo. Coutinho cabeceó, pero entre Mandanda y el palo le negaron el gol. La acción siguiente, iniciada con una combinación entre el brasileño y su compatriota Roberto Firmino, culminó con un centro al medio para Sadio Mané, quien llegó libre y de frente para colocar el tercero, pero le erró al arco increíblemente. Finalmente, de tanto ir, la visita llegaría a un nuevo tanto al final de la etapa para añadirle aún más condimentos a ese más que entretenido primer tiempo. El otro central, Joel Matip, se levantó por sobre todos y puso el 3-2 mediante un potente cabezazo.

El complemento mostró a un local plantado en campo de Liverpool, intentando avanzar con pelotas largas al área que complicaron nuevamente a los defensores visitantes. McArthur le bajó el balón en el área a Christian Benteke, pero el belga no pudo batir al alemán Loris Karius. Los Reds elaborarían una respuesta recién a los diez minutos, nuevamente con Coutinho involucrado. Esta vez el brasileño asistió a Mané, que sacó un disparo que fue bien atajado por Mandanda. En la réplica de los Eagles, un pase por alto encontró nuevamente a Benteke, el belga se la bajó a Yohann Cabaye, quien se la devolvió al delantero para que éste saque un tiro que contuvo Karius. A pesar de estos intentos del elenco de Alan Pardew, a veinte del final y en un momento tranquilo del encuentro Liverpool encontró el tanto que definió la cuestión. Jordan Henderson vio un espacio entre las líneas locales y le puso un balón filtrado a Firmino, que aprovechó el hueco formado entre los centrales para meterse, controlar y definir con temple. Ese cuarto tanto adormeció un poco el trámite del partido, mostrando a un equipo visitante más aplomado sin resignar el arma del contragolpe mientras que el Palace pareció afectado por ese último gol en contra tanto física como mentalmente. El estelar Coutinho tuvo las últimas dos del duelo, en una jugada personal y al recibir de Mané en una réplica, pero el brasileño no se anotó en el marcador debido a que en ambas situaciones su definición no fue la adecuada. Buena victoria de un Liverpool que, a pesar de tener ciertos altibajos, se mantiene en la punta basado en su poder de fuego encabezado por un Philippe Coutinho en un nivel deslumbrante.

Coutinho celebra el cuarto tanto de su equipo junto a su autor, Firmino. El '10' de los Reds atraviesa un gran momento de forma. (Foto: Goal.com)
Coutinho celebra el cuarto tanto de su equipo junto a su autor, Firmino. El ’10’ de los Reds atraviesa un gran momento de forma. (Foto: Goal.com)

Foto destacada: Premierleague.com (@premierleague)


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*