Liniers aprovechó la yeta de Juventud Unida y se metió en el podio

En un partido muy feo desde lo futbolístico La Topadora derrotó como visitante al Lobo Rojo y alcanzó el tercer puesto de la tabla.

El estadio ciudad de San Miguel estaba a a expectativa de una nueva tarde de fútbol con el enfrentamiento de uno de los candidatos y el local que necesitaba ganar para afianzarse en el reducido.

Los primeros minutos fueron una batalla por dominar el medio y con dos equipos que se dividían la pelota fruto de sus presiones naturales de ambos, parecía que Juventud tenia una luz de ventaja y trataba de lastimar con remates de media distancia, primero de Luciano Perez y después de Maximiliano Saracho.

Liniers no se quedaba en el molde y encontraba el lugar para atacar por la izquierda, primero un remate de Santiago Szerdi desde ese lado hizo daño pero Brian Velazco estuvo atento para salvar a su equipo.

Cuando el primer tiempo se iba agotando lo poco de juego ofensivo que podía verse eran alguna apariciones de Daniel Kombi que lograba desbordar por la derecha pero los receptores no eran encontrados de forma clara, diluyendo estas situaciones. Pero Liniers aprovechó estas situaciones para lanzar la contra y aprovechar nuevamente el hueco que había en la derecha del Lobo por las subidas del camerunes para desbordó por ahí, tirar el centro y encontrar a Diosnel Duarte que cabeceó para marcar el 1 a 0 para la Topadora a los 41 minutos del primer tiempo.

En el complemento Juventud Unida tomo la obligación de ir a buscarlo pero nunca llegó con claridad y Liniers lo lastimó de contra, en una de esas jugadas Federico Sellecchia apareció solo por la derecha y Maxi Saracho lo derribó sentenciando la pena máxima para el visitante. EL mismo Sellecchia se hizo cargo de la ejecución pero se encontró con Brian Velazco que adivinó el tiro y lo contuvo con algo de suspenso para salvar a su equipo.

Ya con los últimos minutos al todo o nada Los hermanos Crespín decidieron ir con todo y resignaron gente en el fondo para poder buscar el deseado empate pero los riesgos son riesgos y en el tercer minuto de adición los un pelotazo del fondo encontró mano a mano a William Gimenez (que había ingresado por Duarte) y liquidó la historia para el delirio de todo el banco comandado por Damian Troncoso

Con este triunfo Liniers llegó al tercer lugar de la tabla con 36 puntos a 10 del super lider, Argentino de Merlo. Por su lado el Lobo rojo sigue en el último lugar de los clasificados al reducido pero igualó su peor racha histórica sin ganar llegando a los 13 encuentros sin sumar de a tres y empieza a ver de cerca a los equipos de abajo para no perder las chances del ascenso.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*