Ligue 1: PSG ganó en el Loira y se subió a la cima

Un tanto de Kurzawa le dio el liderazgo momentáneo al tricampeón galo. Mónaco cada día juega mejor y se arrima. A Marsella no le alcanzó ni el gol de Benedetto.

Capítulo 20 para el fútbol de los campeones del mundo y París Saint Germain mete presión en la pelea por una nueva corona doméstica. En su visita al Stade Raymond Kopa, los capitalinos derrotaron 1-0 a Angers y mandan en la Ligue1 con 42 puntos (2 más que Lyon y 3 más que Lille, que mañana jugarán sus partidos).

Trabajoso éxito para los de Mauricio Pochettino – no estará en el banco por algunos días ya que dio positivo en covid19 y cumple con el aislamiento – frente a un rival que lo complicó más de lo esperado.

En efecto, “Les Scoïstes” pusieron a prueba una y otra vez a Keylor Navas y el arquero “tico” demostró que está hecho para equipos grandes: le llegan poco pero cada vez que lo hacen, responde con solvencia.

Por el lado parisino, el mérito de “Poche” ha sido consolidar el tándem Verratti-Paredes y liberar a los laterales “a la brasileña”. Por eso Florenzi y Kurzawa lastiman por los costados y llegan a posición de gol como los viejos wings.

Precisamente una pelota profunda para la escalada de Alessandro Florenzi terminó con un centro al primer palo que se desvió en un defensor. Pelota elevada hacia el fondo y volea de Layvin Kurzawa para sacudir la red local en el minuto 70.

A Mónaco lo hisoparon y le encontraron buen fútbol en sangre. Los del Principado dieron cuenta de Montpellier por 3-2 en el Stade de la Mosson y se consolidan en el cuarto puesto, a 6 puntos del líder PSG.

Aquí también se ve la mano del entrenador porque Niko Kovac renovó el voto de confianza para un equipo en el que las individualidades aparecen en el momento indicado.

Kevin Volland cambió el inicio irregular por una racha admirable. El alemán abrió la cuenta a los 24´ y lleva 9 goles en sus últimos 11 encuentros.

Otro recuperado por Kovac fue Wissam Ben Yedder, quien imprimió factura por duplicado (35´ y 61´, el segundo de penal) y se parece cada vez más al que brilló en Sevilla.

Parecía definido en una hora de juego pero los de Occitania le pusieron suspenso con 2 tantos en 5 minutos: primero Sepe Wahi (64´) y luego Andy Delort (69´). Sin embargo, el éxito monegasco no peligró y es la cuarta victoria en los últimos 5 juegos.

Sorpresa en el Stade Velodrome porque Nimes se impuso 2-1 sobre Olympique de Marsella y lo dejó pedaleando en el aire. El visitante cortó una sequía de 8 partidos sin ganar (7 derrotas y 1 empate) y salió de la zona de descenso (quedó en el play-off por la permanencia).

“OM” acumula 3 encuentros sin halagos y se estancó en el sexto puesto, aunque tiene un partido pendiente frente a Niza.

Los de André Villas-Boas desperdiciaron un penal en el minuto 35. Una mano de Sofiane Alakouch dentro del área fue castigada con la pena máxima y Florian Thauvin desvió su remate.

El sueco Niclas Eliasson se inspiró y señaló un doblete en 3 minutos, a los 55´ y 58´. Entonces el local no pudo recuperarse del impacto y recién a 5 minutos del ocaso maquilló la derrota con una volea de Darío Benedetto luego de un centro de Thauvin.

(Foto Principal: @Ligue1UberEats)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*