El Diablo y los Santos pelearán por la gloria

Tal parece que la final de la Liga MX se convirtió en una cuestión de fe. Por un lado, los Diablos Rojos de Toluca que dieron vuelta una serie muy complicada ante un duro Tijuana y, por el otro, el Santos Laguna que bajó a las Águilas del América con sufrimiento pero pegando a tiempo para agarrar su plaza en la final.

Toluca 4 (5) – Tijuana 1 (3)

El triunfo en la ida de los Xoloz por 2 a 1 le generaba la obligación de ganar al equipo local que salió por todo y llegó a empatar el resultado global con el centro de Antonio Ríos que encontró el cabezazo de Fernando Uribe para el 1 a 0 en esta vuelta. El partido desde allí se tornó de ida y vuelta hasta los 31 minutos del primer tiempo, cuando Rubens Sambueza levantó la pelota en la puerta del área para el mismo Uribe que la acomodó de pecho y definió de chilena para el 2 a 0 y puso a Toluca arriba en la serie.

A los 36 todo se volvió más cuesta arriba para Xoloz por la expulsión por doble amarilla de Luis Ángel Mendoza, y aún peor: a los 17 del segundo tiempo cuando Miler Bolaños bajó con una terrible plancha a Rubens Sambueza, le valió la roja directa y dejó a su equipo con nueve hombres.

A pesar de la desventaja numérica, el equipo de Diego Cocca logró igualar la serie con un tiro libre de Luis Chávez que dejó sin opciones a Talavera y podía forzar el alargue de esa manera.

Tijuana se defendió lo que quedaba de partido con el objetivo de forzar el alargue y los tiros desde el punto penal, pero Toluca le fue con todo y a cinco minutos del final el Pitu Barrientos dio un pase largo para dejar a Uribe mano a mano con el arquero para tener su hattrick y darle el 3 a 1 y el pase a la final para Toluca. Más allá del tanto Tijuana seguía necesitando un gol para pasar y se vio obligado a ir a buscarlo y ceder espacios en defensa, cuestión que el mismo Pablo Barrientos aprovechó tras un pase de Uribe para liquidar la historia y depositar a los Diablos en la Gran Final.

América 2 (3) – Santos Laguna 2 (6)

Después del 4 a 1 de la ida a favor de Santos, América tenía la obligación de golear en el Estadio Azteca para llegar a la final. Así lo tomaron y fueron a buscarlo desde el primer minuto de juego. A los 10 minutos de la primera parte, Cecilio Domínguez de penal marcó el 1 a 0 para las Águilas y empezó a acercarse al milagro.

El local sintió el impulso anímico del gol y siguió buscando convertir. A los 22′, Cecilio Domínguez lanzó un córner que terminó en el cabezazo de Bruno Valdez para el 2 a 0, que dejó a tiro de la clasificación al equipo de Miguel Herrera por aquel gol de visitante obtenido en la ida.

Sobre el final del primer tiempo, Santos Laguna tomó una bocanada de aire con el gol de Jonathan Rodríguez, que desparramó a Agustín Marchesín y definió para descontar el partido y quitarle al América la ventaja del gol de visitante.

Durante todo el segundo tiempo, América siguió buscando goles y Santos aguantando para salir de contra. Así a los 39′ Jesus Isijara recibió un cambio de frente y remató desde afuera, cruzado, y marcó el empate generando el delirio de todo el banco de Santos y asegurando a su equipo en la gran final de la Liga.

 

Foto destacada: laopinion.com


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*