Leo Díaz, un jugador todo terreno

“El pibito que vino de Armenio es un crack”

Estas palabras fueron las utilizadas por el cuerpo técnico del club Muñiz al finalizar la primera práctica de fútbol de Leo Díaz, en su nueva institución.
Su nombre completo es Leonel Alexis Díaz, 20 años, volante central de creación, zurdo, con una técnica y pegada poco común para la última categoría del fútbol argentino.
Con inferiores en Deportivo Armenio, donde se desempeñaba como volante por izquierda, llegó en condición de libre al club de San Miguel en marzo de 2016. Allí parece haber encontrado su lugar correcto en el campo de juego, pasó a jugar como doble cinco de creación y ahí rápidamente logró conquistar la admiración de sus entrenadores y del preparador físico del club. Con tan sólo unos pocos partidos en Reserva, rápidamente fue promovido al plantel profesional.
Desde agosto, Leo Díaz trabaja junto al primer equipo, aunque ya integró en tres oportunidades el banco de suplentes (vs. Lugano en dos oportunidades y Atlas), aún no ha podido debutar.
Su historia no escapa a la de muchos jóvenes jugadores con talento de barrio y espíritu profesional que no han alcanzado notoriedad por pertenecer a una categoría menor de la Asociación del Fútbol Argentino.
Aunque todavía es muy pronto, algunos ojeadores lo agendaron en la lista de futuro cracks debido a su inteligencia para leer el juego, nos comentan.
Al dialogar con él, expresó: “Yo lo tengo muy claro, para mí el fútbol es una cuestión de sueños y yo siempre voy a soñar”, como lo indica un tatuaje en su brazo izquierdo.
Muñíz me dio la oportunidad de integrar una Primera, gracias a Diego Ayunta y a Marcelo Laghilhon, y eso no lo voy a olvidar nunca, sé que es difícil jugar en esta categoría, pero también sé que lo voy a lograr.
Además nos comentó que los días miércoles entrenará en el predio de AFA en Ezeiza con la Selección Argentina Sub 20 de fútbol playa, que disputará un torneo sudamericano en Paraguay. “Es un lindo desafío”, nos dice, “y lo quiero enfrentar como siempre enfrenté todas las adversidades”.
En el diálogo con él, Leo Díaz muestra un convencimiento y una seguridad en sí mismo poco habitual para un chico de su edad.
Luego de estas palabras, Leonel regresa con sus compañeros a recibir las últimas indicaciones del cuerpo técnico, antes de iniciar una nueva jornada de entrenamientos.
Lejos de la fama de un club de Primera pero con condiciones futbolísticas que algunos ojos ya vieron en él, no creen que pasará mucho tiempo para que pueda mostrar su talento, el cual lo catapultará a una carrera deportiva en contínuo ascenso.


Daniel Arrigo

Acerca Daniel Arrigo

ver todas las publicaciones

Daniel Arrigo profesor en Ciencias Economicas, actualmente trabajando en ua escuela del Delta de San Fernando y en el Bachillerato para adultos. Paralelamente cursando la carrera de Coach Ontologico y dedicado al entrenamiento de la fuerza mental de jugadores de futbol. Llego al rincon del futbol por seguir sus columnas en twitter y con la expectativa de crecer junto a todos los compañeros de la redaccion. Mi gran objetivo como docente y Coach es ayudar a las personas a cumplir su sueño.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*