#LaTemporadaDeSanMartínTuc A pesar de la irregularidad logró quedarse en la divisional

San Martín de Tucumán logró el objetivo primordial que se propuso a principios de la temporada: mantener la categoría. Fue el conjunto que más goles hizo, aunque también fue una de las vallas más vencidas.

El Santo tucumano regresaba a la divisional luego de estar 5 años en el Federal A. En el arranque tuvo un fixture bastante díficil; el debut fue ante Argentinos Juniors en La Ciudadela, el equipo de La Paternal ganaba 2 a 0, pero San Martín logró empatarle sobre el final. Después rescató un punto en Alta Córdoba frente a Instituto; en la tercera jornada sufriría una dura caída ante Chacarita Juniors por 2 a 0 y tendría una racha de 3 derrotas en fila, lo cual puso en duda la continuidad de Diego Cagna. El refrán dice que luego de la lluvia sale el sol, y fue en Paraná donde San Martín conseguiría su primer triunfo en el torneo ante Atlético Paraná; días más tarde tendría su primera alegría como local al vencer a Brown de Adrogué. La siguiente fecha Guillermo Brown de Puerto Madryn le propinaría una paliza por 4 a 0 en el sur del país, esa derrota le hizo sacar el amor propio y luego estuvo 9 fechas sin perder (4 victorias y 5 empates), hasta que Juventud Unida de Gualeguaychú le cortó ese invicto al derrotarlo por 2 a 1 en Tucumán. Despidió el 2016 con otra derrota, en Lomas de Zamora frente a Los Andes, y quedó cerca de los puestos de descenso.

El Santo y el Bicho jugaron un partidazo en La Ciudadela.

El objetivo propuesto por el plantel y cuerpo técnico a principios de 2017 era clasificar a la Copa Argentina, el Santo arrancaba el año con una goleada a Gimnasia de Jujuy y quedaba cerca de clasificarse, pero perdió los 2 partidos (Douglas Haig y Nueva Chicago) que quedaban para finalizar la primera rueda y quedó afuera de la copa. Argentinos le daba otro cachetazo al elenco tucumano y la palabra “descenso” volvía a sonar en los pasillos de Bolívar y Pellegrini. Contra Instituto, en La Ciudadela, apenas empató y contra Chacarita cayó por la mínima. Luego de ese encuentro en San Martín, 4 jugadores (Matías García, Matías Catalán, Francisco Oliver y Mauro Quiroga) fueron sancionados porque se escaparon de la concentración post partido, aunque sólo fue por un solo encuentro. Volvería a sumar de a 3 contra Crucero del Norte, un rival directo en la lucha por la permanencia, y tuvo una serie de 6 partidos sin conocer la derrota, lo cual lo llevó ponerse a 8 puntos del segundo ascenso, haciendo ilusionar a sus hinchas. Brown de Madryn le cortaba esa ilusión ante 20.000 cirujas en un encuentro polémico. Tras ese cotejo, San Martín tendría una racha extraña: ganaba de visitante pero perdía como local, en medio de eso, volvía a ganar en Capital Federal (2 a 0 a All Boys en Floresta) luego de aquel 1 a 0 en Caballito ante Ferro por la temporada 2007/08.

Mientras el conjunto tucumano goleaba a Almagro en José Ingenieros, en el club había elecciones, la fórmula Roberto Sagra (presidente) – Daniel Galina (vicepresidente) arrasaron en los comicios. La nueva Comisión Directiva ya empezaba a armar el plantel de la temporada siguiente aunque el Santo no había asegurado la permanencia, eso caló hondo en los jugadores.

Roberto Sagra (izquierda) y Daniel Galina (derecha) son las nuevas autoridades del club.

Después de 2 derrotas en fila (Independiente Rivadavia y Santamarina) y una charla con el presidente de la institución, volvía a triunfar en su estadio ante Flandria y quedaba cerca de la salvación; más tarde empató con Juventud Unida en la ciudad del Carnaval. Los Andes daban la nota al vencerlo por 3 a 2 y la incertidumbre reinaba en los hinchas. Días después, el Milrayitas los alegraba porque con su victoria ante Crucero del Norte, el equipo tucumano aseguraba la permanencia en la máxima categoría del ascenso. Para festejar, el Ciruja le ganó en Jujuy al Lobo luego de 40 años y cerraba a pura fiesta en La Ciudadela con un triunfo sobre Nueva Chicago por 2 a 0.

Con 61 puntos en 44 partidos finalizó séptimo en la tabla general como en la de promedios. Convirtió 62 goles, 1 más que el campeón Argentinos, pero le convirtieron 54 goles, una irregularidad que lo marcó a lo largo de todo el campeonato. Ahora querrá ser protagonista en la temporada que viene y piensa reforzarse de la mejor manera para lograr el objetivo.

 

Fotos y Videos: @TeQuieroTanto, Prensa San Martín y La Gaceta de Tucumán

 

 


Ezequiel Barraza

Acerca Ezequiel Barraza

ver todas las publicaciones

Apasionado de los deportes, en especial fútbol, básquet y natación. Licenciado en Comunicación Social en la Universidad Nacional de Tucumán. Corresponsal de San Martín de Tucumán para Revista Ascenso. Para Tucumán Fútbol también cubro al Santo tucumano y además los torneos Federales A, B y C, y la liga tucumana de fútbol.
Desde El Rincón del Fútbol se contactaron conmigo por medio de Twitter y colaboro con la información de San Martín de Tucumán y del Federal A y B.
Mi objetivo para el RDF es aportar mi granito de arena para que la página crezca y sea la que brinde la información más completa del fútbol local e internacional.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*