Real Madrid pecó de confiado y fue frágil como una cerámica

El campeón del Mundo apenas rescató un empate ante el “Submarino Amarillo” y no pudo salir a flote en el torneo: quedó a 7 puntos del líder Barcelona.

Villarreal y Real Madrid igualaron 2-2 en el Estadio de la Cerámica (en una época lo conocimos como el Madrigal) y se pusieron al día en la Primera División del Fútbol de España. Se había postergado este duelo correspondiente a la jornada 17 debido a la participación del “Merengue” en el Mundial de Clubes, que finalmente se adjudicó por tercera vez consecutiva.

El primer encuentro oficial del año en la Liga tuvo demasiada intensidad. Tanta, que en apenas 20 minutos de juego ya hubo 3 goles y el Madrid mostró el oficio de siempre en cualquier escenario que – a priori – se presente como complicado.

Claro que los dirigidos por Luis García tampoco atraviesan su mejor momento. Coquetean con la zona ardiente cuando en realidad deberían pensar en una clasificación continental y en continuar con vida en la presente Europa League (medirán fuerzas ante Sporting de Lisboa en los 16avos de final).

Un canto a la perseverancia llamado Santi Cazorla emocionó a propios y extraños con la primera anotación del partido. El asturiano dejó atrás el historial negro de lesiones y frustraciones y se regaló un merecido reconocimiento, ya que fue el jugador del partido.

A los 4´, un pase desde la derecha por parte de Samu Chukwueze tuvo como destinatario a un Cazorla cerebral. Santi le dio como venía a la pelota y la colocó de manera magistral al palo más alejado de la valla que defendía Thibaut Courtois. Pedazo de gol de este milagro de la medicina y el tesón.

Poco le duró la alegría al local, ya que los comandados por Santiago Solari en 3 minutos pusieron las cosas en su lugar. Toda de Lucas Vázquez por la izquierda y un desborde hasta la línea de fondo. Medido centro para el soberbio salto de Karim Benzema, quien dijo que sí con la cabeza y estampó la paridad.

A los 20´, el campeón del mundo sacó a relucir su chapa y dio vuelta el tanteador, otra vez por cortesía de un balón aéreo. Tiro libre en forma de centro de Toni Kroos y Raphael Varane se anticipó de cabeza. Floja respuesta del arquero Sergio Asenjo – la verdad que pudo hacer algo mejor – y arriba 2-1 el Madrid.

A partir de ese momento, el partido se planchó y se jugó al ritmo del visitante. Los pocos argumentos del “Submarino Amarillo” en ataque no lastimaban y como el reloj era el aliado principal de los “Merengues”, no hubo demasiado riesgo en ambas áreas hasta el final del primer capítulo.

En el complemento la tónica no varió: sin crear tanto riesgo y con el resultado a favor, el Madrid le regaló la pelota a Villarreal, a ver cómo se las ingeniaba para buscar el empate sin descuidarse atrás para una estocada final.

A los 65´ el local tuvo una vida más. Lucas Vázquez se quedó cara a cara con Asenjo y esta vez el portero estuvo gigante para ahogarle el grito de gol. Pasaron 2 minutos y Marcelo también tuvo su chance: slalom por derecha y remate con la de palo, para que otra vez se luciera el portero nacido en Palencia.

Perdonó el Madrid y los locales recogieron el guante de la esperanza, para alcanzar el impensado empate a 9 minutos del epílogo.

Pablo Fornals quedó habilitado en el sector izquierdo de la defensa “merengue” y mandó un centro al segundo palo. Pasmosa pasividad en la última línea del Madrid y un solitario Santi Cazorla cabeceó ante un sorprendido Courtios (la pelota le pasó entre las piernas). Merecido para el autor por su entereza, pero sonó a castigo de un Real que no supo cómo cuidar la ventaja a tan poco del cierre.

Isco estuvo a punto de corregir el rumbo a los 85´, cuando recibió una pelota en la puerta del área y sacó un misil de derecha. Pero Asenjo volvió a calzarse el traje de salvador y el reparto de puntos ya era cosa juzgada.

Cuarto puesto y a 7 unidades de su archirrival. El campeón del Mundo sabe que en el ámbito doméstico está lejos, por eso hay que revalidar la mística copera que lo tiene como el tricampeón europeo (y del mundo). Solari tiene el mismo crédito que Zidane cuando empezó su interinato. Claro que ahora no está su carta más importante (sus goles se fueron a la Juventus). Así y todo, es ni más ni menos que Real Madrid … y pase lo que pase, siempre tiene un AS bajo la manga.

Síntesis:

Villarreal (2): Asenjo; Layún, Álvaro González, Víctor Ruiz y Jaume Costa; Cáseres (Toko Ekambi), Javi Fuego (Trigueros), Fornals, Cazorla y Chukwueze; Gerard Moreno (Bacca). DT: Luis García.

Real Madrid (2): Courtois; Carvajal, Sergio Ramos, Varane y Marcelo; Kroos (Vinicius Jr.), Casemiro y Modric (Federico Valverde); Lucas Vázquez, Bale (Isco) y Benzema. DT: Santiago Solari.

Árbitro: Pablo González.

(Foto Principal: El Español)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*