La Liga: Real Madrid hizo agua y no pudo acercarse a Barcelona

Las buenas actuaciones de los arqueros dejaron el marcador en silencio en San Mamés. Los “Culés” apenas empataron en casa y el que puede arrimarse es Valencia. “Aleti” ganó gracias a la infalible “Ley del Ex” y el invicto del “Cholo” es récord.

Athletic Bilbao y Real Madrid igualaron 0-0 en San Mamés y los “Merengues” dejaron pasar una buena chance para descontarle puntos a su archirrival. Con la mente puesta en la defensa del título de campeón Mundial de Clubes, los de Zinedine Zidane podían renovar sus esperanzas ligueras con un eventual triunfo, pero no es fácil salir airoso de un escenario complicado como el País Vasco y el cero fue algo injusto para ambos equipos.

El Madrid tomó la iniciativa y llevó riesgo a los 8 minutos de partido, con un desborde por izquierda de Isco que fue controlado por Karim Benzema. El “Gato” la mató con el pecho y le dio de zurda, pero la pelota besó el poste derecho del arco defendido por Kepa. La respuesta vasca no se hizo esperar y a los 13´ un cabezazo de Aritz Aduriz tuvo una gran parada de Keylor Navas a puro reflejo.

Insistió Iñaki Williams con un latigazo cruzado a los 28´ pero otra vez Navas se estiró cuan largo es y evitó la caída de su arco. Los visitantes mostraron un poco de amor propio y enseguida Toni Kroos estuvo a punto de quebrar el cero, pero su zurdazo desde afuera del área se abrió hasta salir ancho sobre el vertical derecho.

Un primer tiempo que no hizo agua pese a la torrencial lluvia que azotó la Catedral, en el que hubiese sido justo gritar al menos un gol. La intensidad del juego se mantuvo en el complemento y los locales tomaron la iniciativa, con un remate desde afuera de Aduriz que otra vez contó con la seguridad de Navas.

Como siempre, Real le rezó a Cristiano y el portugués tuvo su chance con un zurdazo al primer palo de Kepa, pero la caprichosa se fue muy cerca, apenitas ancha.

La sentencia del empate se firmó a los 86´, cuando Sergio Ramos extendió su codo en un salto con Aduriz y se ganó la segunda tarjeta amarilla. Con uno menos, los de Zizou cumplieron con la vieja frase que versa “cuando no se puede ganar, no es tan malo empatar”.

Se viene un cierre de año exigente para el Madrid, ya que debe viajar a Abu Dhabi para el Mundial de Clubes y a su regreso lo espera nada menos que el clásico ante su principal enemigo.

Celta frenó el envión ganador de Barcelona y dice la estadística que las últimas 2 veces que igualaron en el Camp Nou, Valencia fue campeón de Liga (Foto: Mirror Football)

Precisamente Barcelona no pudo doblegar a Celta de Vigo y debió conformarse con un empate 2-2 en el Camp Nou. Los catalanes hicieron todo para ganar, pero no supieron sostener la ventaja en la segunda etapa y sufrieron con un chiste de gallegos.

Es que los de Juan Carlos Unzué sorprendieron al inaugurar el marcador con una contra que desnudó problemas defensivos del local. Gran pase de Daniel Wass para la escalada de Iago Aspas por derecha y la jugada pedía el pase al medio para la entrada de Maxi Gómez. El uruguayo definió pero Ter Stegen evitó el gol con una sensacional parada. Sin embargo, el rebote le quedó a Aspas, quien sí pudo inflar la red catalana y adelantar a los visitantes en el minuto 22.

Poco le duró la alegría a los gallegos, ya que los blaugranas rápidamente alcanzaron la paridad, apenas 2 minutos más tarde. Buena combinación entre Luis Suárez, Paulinho y quien empardó las acciones fue un tal Messi, con un zurdazo que pasó entre las piernas de Rubén Blanco. Van 13 goles para la “Pulga”, el máximo artillero del certamen.

A partir de ese momento, los de Ernesto Valverde se pusieron en clima y generaron situaciones de peligro sobre la valla visitante. A los 32´, Messi recogió un rebote tras un buscapié de Luis Suárez y su disparo dio en el poste derecho de Blanco. Se fue el primer tiempo y dejó la sensación que si los locales apretaban, podían inclinar la balanza a su favor.

A la hora de partido llegó el desnivel para el Barsa. De Jordi Alba para Messi y devolución para el pique del lateral izquierdo, quien llegó al fondo y envió el centro rasante para la entrada de Luisito. El uruguayo no perdonó y culminó con una jugada 100 % con el sello de calidad de Barcelona.

Estuvo a punto de estirar la ventaja con un cabezazo de Lionel (sí, la “Pulga” ganó en las alturas), pero el portero Blanco se mandó una atajada colosal y dejó con vida a los gallegos.

Así fue como Celta volvió a encontrar dormido a los locales y llegó al inesperado empate. Otra vez Iago Aspas por derecha ganó en velocidad y no pudo ser perseguido por Samuel Umtiti, quien acusó un tirón en el muslo (devenido en desgarro). El ex Liverpool llegó hasta el fondo y volvió a servirle el gol a Maxi Gómez. El nacido en Paysandú se tomó su tiempo y sacó un disparo alto para inflar la red de Ter Stegen y establecer el 2-2 en el minuto 70.

Con el mundo al revés, Messi le dio un pase bárbaro a Gerard Piqué, quien dejó en el camino al arquero Blanco pero le erró al arco en el tiro final. Después la “Pulga” tuvo otra chance de cabeza, cuando recogió un rebote en un remate defectuoso de Denis Suárez, pero inexplicablemente se perdió el gol a medio metro del arco.

Ojo que también casi lo pierde, con un hermoso pase de Aspas para la entrada de Pione Sisto, pero Ter Stegen estuvo gigante para ahogarle el grito de gol al danés.

Pese al reparto de puntos, el liderazgo catalán está asegurado. Queda en las manos de Valencia saber si el campeonato se anima un poco y si mantiene la hegemonía blaugrana.

El abrazo del alma de 2 socios para el éxito: Simeone recuperó a Griezmann y éste a la confianza (Foto: Mich Twitter)

Atlético Madrid derrotó 2-1 a Real Sociedad en la agonía del partido y elevó a 18 el invicto de juegos ligueros para Diego Simeone: igualó el récord que ostentan Ricardo Zamora y Tomislav Ivic.

Claro que esta vez los “Colchoneros” se ciñeron al libreto de la “Ley del Ex”, que no falló y tuvo a un encendido Griezmann como el artífice del postrero triunfo.

La Erreala se puso en ventaja a los 29´, con un penal que el arquero Jan Oblak le cometió a Mikel Oyarzabal. Willian José fue efectivo y gritó su séptimo tanto en el certamen.

Hubo duelo argentino y Gerónimo Rulli le impidió 2 veces a Ángel Correa alcanzar el empate de los locales, con atentas paradas. Se fueron al descanso con la la diferencia en favor de los vascos y un “Aleti” que quería salvar el honor en su nueva casa.

Fue Filipe Luis quien niveló las acciones en el minuto 63, luego de recibir un pase de Saúl Niguez. El lateral brasileño enganchó ante la marca de un defensor y definió con la derecha – sí, la de palo – para el 1-1 parcial.

La resistencia vasca se derrumbó a 3 minutos del epílogo, con la aparición de un hijo pródigo. Un envío de Gabi fue cabeceado por Saúl – otra vez protagonista en un gol local – y la pelota viajó al segundo palo de Rulli. Por allá estaba Antoine Griezmann, quien se arrojó casi en la línea para empujar el balón y enderezar el rumbo. No hubo grito ni festejo por respeto, pero el goleador de siempre vuelve a aparecer con aportes fundamentales.

A por la hazaña continental en Londres (el peor escenario indicará que jugará la Europa League), mientras que en La Liga se consolida en el tercer puesto, a 6 unidades de Barcelona.

(Foto Principal: Vincent Wess – Reuters)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el “Guerin Sportivo” o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y – si estaba aburrido – Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*