Generala azulgrana

Barcelona goleó por 5 a 1 al Villarreal en el Camp Nou, mientras que el Sevilla también vio la victoria pero ante, nada más y nada menos, el Real Madrid por 3 a 2. Ambos partidos correspondían a la jornada 34, y se habían postergado por la final de la Copa del Rey el mes pasado, cuando el Barça le ganó al Sevilla en el Wanda Metropolitano.

Barcelona 5 – 1 Villarreal

En el Camp Nou y frente a casi 55.000 espectadores, el Barcelona campeón -e invicto- de Valverde dio cátedra y venció al Villarreal por 5 a 1, en el partido correspondiente a la jornada 34 que se había postergado por la final de la Copa del Rey entre el mismísimo Barça y el Sevilla, en el cual los azulgranas se coronaron reyes de España.

En esta oportunidad, el blaugrana demostró por qué salió campeón de ambos torneos de España y goleó en casa al Villarreal (que si empataba entraba en puestos europeos), con un Iniesta brillante, capitán y despidiéndose del club con el que tantas copas levantó.

Abrió la cuenta Coutinho a los 11′. Tras un remate de Dembélé (que más tarde tendría su revancha), el arquero Asenjo despejó dando un rebote que bien supo aprovechar Coutinho, para poner el 1 a 0.

Tan sólo cinco minutos más tarde, una excelente combinación entre Iniesta, Jordi Alba y Paulinho hizo que el brasilero anotara el segundo para los culés, que dominaban el juego prácticamente al 100 %.

Sobre el final del primer tiempo, una jugada brillante que empezó con Messi pasándosela a Iniesta y éste devolviéndosela al 10, para que La Pulga marcara el tercero del Barça, de primera y con su pierna más hábil. El Submarino Amarillo estaba más cerca que nunca del fondo del mar.

Ya en el complemento, el Villarreal salió con un poquito más de convicción pero sin profundidad ni posibilidad concreta de hacer la diferencia. De hecho, el descuento llegó casi de casualidad, cuando a los 54′ Fornals remató al arco de Cillessen y el guardameta no se vio venir que accidentalmente el balón pegaría en la espalda de Sansone, venciendo así la valla del club catalán y poniendo el 3 a 1.

Los dos goles restantes tuvieron lugar a los 87′ y a los 93′ y tuvieron sabor francés. Ambos fueron convertidos por Dembélé. El primero de ellos ocurrió luego de un jugadón de Rakitic, quien se deshizo de Jaume Costa con un autopase y le hizo un caño a Víctor Ruiz, conectó con Dembélé y éste, que sólo tuvo que empujarla, marcó el cuarto del equipo de Valverde. El segundo del francés implicó una gran corrida del jugador, que se la terminó picando a Asenjo y de esta manera puso cifras definitivas al score, que terminó, entonces, 5 a 1.

El Barcelona sigue invicto en La Liga y sólo quedan dos partidos, veremos si lo puede mantener. Por su parte, el Submarino Amarillo continúa con su andar irregular y se fue a casa con una goleada sobre sus hombros.

Sevilla 3 – 2 Real Madrid

Con la mente puesta en la final de la Champions League el próximo 26 de mayo ante el Liverpool, el Real Madrid ya no se jugaba nada en este partido ante el Sevilla en el Sánchez Pizjuán. Es que los andaluces ganaron por 3 a 2 y dominaron el juego en su estadio.

Abrió la cuenta Ben Yedder para el Sevilla a los 26′, ganándole un mano a mano al guardameta Casilla, a quien la pelota se fue entre las piernas.

Sobre el final de la primera mitad, fue Layún el que anotó el segundo para los blanquirrojos, pegándole de primera y con la derecha. Otra vez el arquero merengue resolvió mal.

Ya en el complemento, a los 57′ una falta de Franco Vázquez sobre Lucas Vázquez hizo que el árbitro del encuentro cobrara la pena máxima, y el encargado de ejecutar el penal fue Sergio Ramos, quien erró el disparo desde los doce pasos tras pegar la pelota en el travesaño.

Tiempo después, ya sobre los 84′, Mercado llegó a toda velocidad hasta el fondo de la cancha buscando a quién enviarle el centro; sin embargo su disparo terminó dando en Sergio Ramos, que quiso despejar pero hundió el balón en la red, poniendo el 3 a 0 a favor del equipo local.

De cabeza supo descontar Mayoral, tres minutos después, luego de un buen centro de Asensio, aunque ya era prácticamente imposible, al menos, llegar al empate.

El juez adicionó cinco minutos y fue en ese último suspiro que cobró otro penal a favor del Real Madrid; Sergio Ramos se encargó de patear nuevamente, pero con la diferencia de que esta vez sí fue gol y selló el marcador en 3 a 2. Victoria blanquirroja, que batió merengue en el Sánchez Pizjuán.

Imagen destacada: @WinamaxSport


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*