El número 6000 lo gritó Messi

Finalmente el viernes comenzó la temporada en España con dos partidos: el recién ascendido Valladolid empató en cero con el Girona en Montilivi y, además el Levante goleó por 3 a 0 al Betis en el Benito Villamarín. Hoy continuó la jornada con tres encuentros más: el triunfo -por 3 a 0- del Barcelona ante el Alavés en el Camp Nou, el empate en uno entre el Celta de Vigo y el Espanyol, y la victoria de la Real Sociedad ante el Villarreal por 2 a 1.

En el Camp Nou, el Barcelona -actual campeón- goleó al Alavés por 3 a 0. El primero claro que lo anotó Lionel Messi, a los 64′, y fue el número 6000 del equipo culé en Liga (recordemos que la Pulga ya había marcado el gol 5000, el 1° de febrero de 2009, ante Racing de Santander, y justamente gracias a ese tanto el Barcelona ganó por 2 a 1 en aquella oportunidad). El segundo estuvo a cargo de Phillipe Coutinho, a los 83′; y el tercero fue otra vez para Messi a los 92′.
Arrancó la previa con la sorpresa de que Valverde no incluyó dentro del once a ninguno de los nuevos jugadores del club. El encuentro, por su parte, empezó con un Alavés exigido defensivamente, ya que el Barça no paró de patear al arco defendido por Fernando Pacheco. Messi y Dembélé fueron los atacantes principales, sin olvidarnos de Luis Suárez -quien hoy cumplió 200 partidos con la camiseta azulgrana- ni de Jordi Alba, que supieron combinar bien con Messi. Era cuestión de tiempo.
Finalmente a los 64′ llegó el gol. Tras una falta de Rubén Duarte sobre Lionel, él mismo se hizo cargo del tiro libre que el árbitro, José María Sánchez Martínez, cobró apenas fuera del área. Con frialdad y sin demasiada potencia, el 10 le pegó de zurda, la pelota se mantuvo siempre a ras del suelo y pasó entre la barrera, Pacheco no llegó, aunque se tiró con la intención de frenar la trayectoria del balón. Gol N° 6000 para el local en Liga, y el Camp Nou caía rendido a los pies del argentino una vez más.
Más tarde, a los 83′ fue Philippe Coutinho el que amplió la diferencia y marcó el segundo, después de esquivar a tres jugadores rivales en el área y rompiendo la red. 2 a 0 y faltaba más.
Sobre el final, Messi anotó el tercero para poner firmar la victoria azulgrana. Recibió la pelota de espaldas al arco, la paró con el pecho, enganchó y de zurda volvió a batir al portero del equipo vasco. No hay más adjetivos para él y en el Camp Nou le siguen rezando y agradeciendo al Messías.

Nada mal el debut del recién ascendido Valladolid, que visitó en esta primera fecha al Girona en el Estadio Municipal de Montilivi. Empataron sin goles pero con la sensación de que el local fue más y perdió dos puntos. Los catalanes tuvieron algunas oportunidades de ponerse en ventaja pero les faltó afilar la puntería y, claro, también un poco de suerte. Álex Granell de tiro libre la tuvo a los 6′ pero Jordi Masip, arquero pucelano, le impidió la apertura del marcador. Más tarde también pudo haber anotado el goleador Christian Stuani, pero Masip volvió a impedirlo. Así entonces repartieron puntos en Montilivi.

Ayer también se enfrentaron el Betis y el Levante, en el Benito Villamarín. Fue victoria para los granotas por 3 a 0, con un José Luis Morales encendidísimo que dio cátedra de fútbol.
El que abrió la cuenta fue Roger Martí, a los 38′, gracias a un error en la salida del Betis. Jason se hizo del balón y a toda velocidad corrió hasta casi la línea de fondo, envió el centro desde la derecha para encontrar a Martí, que sólo tuvo que empujarla para batir al arquero Pau López. Fue el primer gol de la temporada y el primero para la goleada del Levante.
Ya en el complemento, más precisamente a los 54′, José Luis Morales amplió la ventaja granota. Es que el delantero metió un auténtico golazo: corrió hacia el campo rival a gran velocidad, se hizo un autopase, enganchó para esquivar a un defensor y de derecha remató cruzado al arco, donde Pau López no pudo hacer absolutamente nada para impedir el 2 a 0. Gran demostración de fútbol del 11, que ya se perfila para ser uno de los pichichis de la temporada. Él mismo fue quien cerró la goleada a los 5′ de adición, cuando luego de un centro de Raphael Dwamena, le pegó de zurda y anotó el tercero, para dar por terminado el partido.

En Balaídos, el local Celta de Vigo, y el Espanyol empataron 1 a 1. El encargado de inaugurar el score fue Mario Hermoso, para la visita, a los 45′ PT. Un córner ejecutado desde la izquierda le llegó al defensor, que la paró de pecho y remató con la derecha, dejando sin nada que hacer a Sergio Álvarez, el portero celeste.
El empate llegó a los 51′, con un tanto de David López en contra de su propia valla. Es que luego de un centro rival, el defensor la rozó y, aunque la pelota dio en el palo izquierdo de Diego López, la caprichosa en su rebote ingresó, marcando así el empate definitivo.

Por su parte, el Villarreal perdió en el Estadio de la Cerámica por 2 a 1 ante la Real Sociedad.
A los 16′ llegó el goleador Gerard Moreno para poner el 1 a 0 a favor del local. El delantero enganchó en el área y remató cruzado y de zurda.
Casi sobre el final del PT, tras un grave error de Ramiro Funes Mori -estrenando club-, Willian José se hizo de la pelota y definió sin piedad ante el arquero Asenjo.
El encuentro estuvo empardado hasta el minuto 71′, cuando el recién ingresado Juanmi le dio la victoria a la Erreala, luego de otro error defensivo del Submarino Amarillo, que no pudo revertir el resultado y se hundió en casa en la primera jornada.

 

Mañana continúa la fecha con tres partidos: en Ipurúa, Eibar – Huesca; en Vallecas, Rayo Vallecano – Sevilla y, por último, en el Bernabéu, Real Madrid – Getafe.

Imagen destacada: @LaLiga


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*