La vigencia y el poderío estadounidense

MUNDIAL FEMENINO “FRANCIA 2019”
Historial

Campeonas defensoras del título, las seleccionadas de Estados Unidos comparten el grupo F junto a Tailandia, Chile y Suecia. Aquí repasaremos las siete participaciones previas de las norteamerianas que son consideradas como el mejor equipo del fútbol femenino mundial.

“Históricas”. Las estadounidenses alzaron la primera copa del primer mundial. (FIFA)

Máximas ganadoras de mundiales, las chicas norteamericanas estuvieron presentes en todas las ediciones que se organizaron el certamen, coronándose en China 1991, EE. UU. 1999 y Canadá 2015; es decir que son las campeonas vigentes en esta cita de Francia 2019.

En tierras asiáticas, más precisamente en China, fue que se desarrolló la primera gran cita mundialista organizada por FIFA. Estados Unidos, integrante del Grupo B, sería el mejor equipo de aquel torneo. Junto a las oriundas de Amércia del Norte, esa zona estaba formada por Suecia, Brasil y Japón. En primera fase se obtuvieron los siguientes resultados:
*17/11
SUECIA 2 (20’ST Lena Videkull – 26’ST Ingrid Johansson)
EE.UU. 3 (40’PT y 4’ST Carin Jennings – 17’ST Mia Hamm)
*19/11
BRASIL 0
EE.UU. 5 (23′ y 35’PT April Heinrichs – 38’PT Carin Jennings – 39’PT Michelle Akers – 18’ST Mia Hamm)
*21/11
JAPÓN 0
EE.UU. 3 (20′ y 37’PT Michelle Akers – 39’PT Wendy Gebauer)

En instancias de cuartos de final, China Tapei fue un rival de notoria menor jerarquía y el resultado final lo dejó más que en evidencia: tremendo 7 a 0 con cinco tantos de Michelle Akers, uno de ellos de penal, otro Julie Foudy y uno más de Joy Fawcett.
Alemania, rival de semis, si bien le generó un poco más de trabajo, hasta el momento no era la selección que unos años más tarde sería bicampeona del mundo, por lo que tampoco representó un escollo complicado para las norteamericanas. Fue un 5 a 2 que constó con un hat-trick de Carin Jennings y un doblete de April Heinrichs. Los tantos germanos del 1-3 y 2-4, respectivamente, fueron anotados por Heidi Mohr y Bettina Wiegmann. El cotejo culmine encontró en el campo de juego a los dos combinados que resultarían ser los más potentes durante los primeros años de exposición del fútbol femenino: Noruega y Estados Unidos se medirían el 30 de noviembre en el Estadio “Guangzhou /Tianhe” de Cantón. Allí, con dos goles de Michelle Akers, las americanas se impondrían a las europeas que habían empatado transitoriamente por intermedio de Linda Medalen.
Además de quedarse con el trofeo, el seleccionado estadounidense tuvo entre sus filas a las goleadora del certamen: Michelle Akers, con 10 dianas, fue la máxima artillera y Estados Unidos el equipo más goleador con un total de 25. También se eligió a Carin Jennings como la mejor jugadora.

Suecia ’95 generó un bajón en el rendimiento del seleccionado proveniente de América y, para sus altos estándares, el tercer lugar conseguido no fue del todo satisfactorio. El cuento había iniciado dentro del Grupo C junto a China, Dinamarca y Australia, empatando un cotejo y ganando los dos restantes:
*06/06
EE.UU. 3 (22’PT Tisha Venturini – 34’PT Tiffeny Milbrett – 6’ST Mia Hamm)
CHINA 3 (38’PT Wang Liping – 29’ST Wei Haiying – 34’ST Sun Wen)
*08/06
EE.UU. 2 (9´PT Kristine Lilly – 4’ST Tiffeny Milbrett)
DINAMARCA 0
*10/06
EE.UU. 4 (24’ST Julie Foudy – 27’ST Joy Faecett – 47’ST Carla Overbeck – 49’ST Debbie Keller -p-)
AUSTRALIA 1 (9’ST Lisa Casagrande)

Siendo punteras de su grupo, se cruzaron en cuartos de final con Japón a quien vencieron por 4 a 0 con dos goles de Kristine Lilly, uno de Milbrett y otro de Venturini. En semifinales, se repitió el partido de la final de China y las noruegas se tomaron revancha eliminando a Estados Unidos por 1 a 0 con un tanto de Ann Aarones. En el match por el tercer lugar, las dirigidas por Tony DiCicco se impusieron a China por 2 a 0, Venturini y Hamm fueron las artilleras de aquel duelo. Con 23 tantos a favor, fueron el segundo equipo más letal del torneo por detrás de Noruega, campeón de esa edición mundialista.

Cuatro años más tarde, la copa se jugó en casa y la chance de volver a quedarse con el título estaba más fresca y latente que nunca: las chicas no defraudaron y conquistaron su segunda presea.
Integrante, por lógica, del Grupo A, las anfitrionas compartían fase con Nigeria, República de Corea y Dinamarca: ninguna de estas escuadras logró hacerle fuerza al combinado local:
*19/06
EE.UU 3 (17´PT Mia Hamm – 28’ST Julie Foudy – 44’ST Kristine Lilly)
DINAMARCA 0
*24/06
EE.UU 7 (19’PT Ifeanyi Chiejine -e/c- 20’PT Mia Hamm – 23’PT y 38’ST Tiffeny Milbrett – 32’PT Kristine Lilly – 39’PT Michelle Akers – 42’PT Cindy Parlow)
NIGERIA 1 (2’PT Nkiru Okosieme)
27*06
EE.UU 3 (11’ST Shannon MacMillan – 23′ y 31’ST Tisha Venturini)
RPD DE COREA 0

En cuartos de final el rival fue Alemania. El duelo culminó 3 a 2 en favor de las locales, con goles de Brandi Chastein, Milbrett y uno más de Joy Fawcett. Para las germanas anotaron Bettina Wiegmann y Brandi Chastein (en contra). Brasil, la gran potencia latinoamericana, se cruzó en el camino de Estados Unidos en semifinales y gracias a las intervenciones de Cindy Parlow y Michelle Akers, que marcó desde el punto penal, las del norte del continente pudieron sacar pasaje al match definitivo. El 10 de julio de 1999 en el Estadio “Rose Bowl” de la Ciudad de Los Ángeles y con el arbitraje de Nicole Petignat de Suiza, chinas y estadounidenses definieron a las campeonas. El encuentro no tuvo goles, fue un cero a cero intenso y todo se selló en los disparos desde los doce pasos. Carla Overbeck, Joy Fawcett, Kristine Lilly, Mia Hamm y Brandi Chastein acertaron sus posibilidades, mientras que la arquera Briana Scurry contuvo el intento de Liu Ying. Xie Huilin, Qiu Haiyan, Zhang Ouying y Sun Wen lograron anotar, pero ese tiro atajado por Scurry terminó decretando el triunfo del combinado anfitrión: Estados Unidos se coronaba por segunda vez, en tres ediciones.

“Estados Unidos 1999”, segunda presea mundial para el combinado norteamericano. (FIFA)

Nuevamente en lares propios, el año 2003 daba la bienvenida al cuarto mundial femenino de FIFA. En esta oportunidad el campeón iba a ser Alemania y Estados Unidos, como pasara en Suecia ocho años antes, culminaría tercero. Otra vez dentro del Grupo A, se repetían dos de los rivales del mundial anterior: a RDP de Corea y Nigeria, se les sumaba Suecia y los resultados de la primera fase fueron estos:
*21/09
EE.UU 3 (27’PT Kristine Lilly – 36’PT Cindy Parlow – 33’ST Shannon Boxx)
SUECIA 1 (13’ST Victoria Svensson)
*25/09
EE.UU. 5 (6’PT Mia Hamm -p-, 12’PT Mia Hamm – 2’ST Cindy Parlow – 20’ST Abby Wambach – 44’ST Julie Foudy -p-)
NIGERIA 0
*28/09
RDP DE COREA 0
EE.UU. 3 (17’PT Abby Wambach -p- 3′ y 21’ST Cat Whitehill)

Reeditando la primera final del mundo en un torneo oficial, en cuartos se medían Estados Unidos y Noruega, con triunfo de las americanas por la mínima. A los 24 del período inicial, quien ponía su rúbrica en el duelo era Abby Wambach. Pero, una nueva potencia empezaba a asomar en los horizontes del fútbol femenino y su primera gran aparición sería en semis: Alemania, por fin se sacaba la espina y eliminaba a las anfitrionas y favoritas por 3 a 0: las artilleras de aquel cotejo disputado en el Estadio “Jeld-Wen Field” de la Ciudad de Portland, fueron Kerstin Garefrekes, Maren Meinert y Birgit Prinz. El duelo por el tercer lugar se disputó en Carson City, en el campo de juego del StubHub Center; Estados Unidos se impuso a Canadá por 3 a 1 con tantos de Lilly, Shannon Boxx y Milbrett. El empate parcial de las canadienses llegó por intermedio de Christine Sinclair.

En China 2007 se repitieron el campeón y el tercer puesto: Alemania y Estados Unidos volverían al podio ubicándose en los mismos lugares que cuatro años antes. Otra cosa que iba a ser igual en esta edición sería la conformación del grupo B: a las norteamericanas las acompañaban las mismas tres escuadras que en 1999: Suecia, Nigeria y RPD De Corea, con los siguientes marcadores:

*11/09
EE.UU. 2 (5’ST Abby Wambach – 24’ST Heather O’Reilly)
RDP DE COREA 2 (13’ST Kil Son Hui – 17’ST Kim Yong Ae)
*14/09
SUECIA 0
EE.UU 2 (34’PT Abby Wambach -p-, 5’ST Abby Wambach)
*18/09
NIGERIA 0
EE.UU. 1 (1’PT Lori Chalupny)

En cuartos de final se le ganaría a Inglaterra 3 a 0 con tantos de Wambach, Boxx y Lilly, mientras que la caída llegaría ante Brasil en semifinales; allí las sudamericanas le propinarían la primera goleada en contra al poderoso equipo estadounidense: Leslie Osborne, en contra, doblete de Marta Vieira da Silva y Cristiane sellarían el 0-4 con el que Estados Unidos quedaba eliminado. Y en una nueva reedición de un clásico del fútbol femenino mundial, sería Noruega el rival en el partido por el bronce. 4 a 1 para las del continente americano gracias a las conquistas de Wambach, en dos ocasiones, Chalupny y O’Reilly. El gol noruego fue de Ragnhild Gulbrandsen.

La apertura de la Copa Mundial Femenina FIFA “Alemania 2011” fue el 26 de junio y tuvo como escenario el Estadio “Rhein-Neckar Arena” de la Ciudad de Sinsheim, pero las norteamericanas vieron acción dos días más tarde, cuando arrancó la fase de grupos para el “C”, que integraban junto a Suecia, RDP De Corea y Colombia: dos rivales ya conocidos y un nuevo desafío representado en la selección cafetera. El cotejo con el elenco coreano fue 2 a 0 a favor y los goles los marcaron Lauren Holiday y Rachel Van Hollebeke en los minutos 9 y 31 del complemento. Contra Colombia hubo goleada y las artífices del 3 a 0 final fueron Heather O’Reilly, Megan Rapinoe y Carli Lloyd, marcando a los 12 de la etapa inicial y a los 5 y 12 del período complementario, respectivamente. Ante las suecas se perdió no sólo el match, sino también el liderazgo del grupo: el resultado del partido fue de 2 a 1 para las europeas con tantos de Lisa Dahlkvist, de penal, y Nilla Fischer. El descuento estadounidense llegó gracias a Abby Wambach.
Siendo escoltas de la zona C, el rival en cuartos de final fue Brasil, verdugo del certamen anterior. Luego de un ajustado 2 a 2 (Marta Vieira da Silva -2- para las brasileñas y Daiane, en contra y Wambach para las del norte de América) en los tiempos regulares y complementarios, la escuadra que clasificaba a la siguiente instancia se decidió desde el punto penal. Hope Solo, arquera estadounidense, se lució conteniendo el disparo de Daiane, mientras que Cristiane, Marta y Francielle, lograron concretar sus intentos. Boxx, Lloyd, Wambach, Megan Rapinoe y Ali Krieger, todas anotando sus tiros, sellaron el pase a semis donde el obstáculo sería Francia. Las galas, que venían en franco crecimiento, no pudieron contener la potencia de las rivales y cayeron por 1-3. El gol francés fue de Sonia Bompastor a los 10 del segundo tiempo, mientras que los de Estados Unidos fueron de Holiday, Wambach y una incipiente Alex Morgan, considerada en la actualidad como la mejor futbolista del mundo.
El último partido, ese que todos quieren jugar, se disputó el 17 de julio en el Estadio de Frankfurt. La árbitro alemana Bibiana Steinhaus, junto a sus asistentes Marina Wozniak y Katrin Rafalski, también de procedencia germana, conformaron el cuarteto de colegiadas con la 4° réferi, la sueca Jenny Palmqvist. Los 90 minutos finalizaron en paridad a uno: Alex Morgan y Aya Miyama, marcaron los goles. En el primer tiempo regular, Wambach aventajó a Estados Unidos y en el segundo fue Homare Sawa quien decretó el 2 a 2 con el que se iban a penales. Aquí las jugadoras estadounidenses se toparon con una muralla que, en vez de china, fue japonesa: Ayumi Kaihori atajó los tiros de Boxx y Heath, mientras que Lloyd desvió el suyo. La única que consiguió anotar fue Wambach. Aya Miyama, Mizuho Sakaguchi y Saki Kumagai pudieron ser efectivas y, a pesar que la guardameta Solo contuvo el intento de Yuki Ogimi; las niponas se alzaron con el título y relegaron a las norteamericanas al segundo lugar.
Hope Solo, independientemente de la derrota en la final, se consagró como la mejor arquera del torneo y Estados Unidos fue el equipo más goleador con 13 dianas.

Canadá, Estadio BC Place de Vancouver, 5 de julio de 2015. 16:16 local, 10:16 hora de Argentina, Carli Lloyd recuperaba una pelota en su propio campo, avanzaba unos metros y apenas pasando la mitad de cancha, vio a la arquera rival adelantada y pateó. Solamente habían pasado 16 minutos del partido y Estados Unidos se ponía 4 a 0, con un hat-trick de su capitana. Aquel cotejo terminaría 5 a 2 en favor de las norteamericanas, pero al encuentro le habían sobrado 75 minutos.
El camino hacia su tercera corona comenzó un mes antes, dentro del Grupo D y en compañía de Australia, Nigeria y Suecia. Victoria ante las oceánicas en la primera jornada por 3 a 1 (Megan Rapinoe -2- y Christen Press para USA, Lisa De Vanna para las australianas), igualdad sin goles con las suecas en la segunda y ajustado triunfo por la mínima frente a Nigeria gracias a un tanto de Abby Wambach.
Fue en este mundial donde se agregó la instancia de octavos de final en el femenino y allí, el 23 de junio, Colombia intentó detener la marcha de Estados Unidos, sin conseguirlo: Alex Morgan y Carli Lloyd, a los 8 y 21 minutos del complemento, sellarían la clasificación a cuartos donde esperaba China. Aquel 27 de junio, Lloyd, capitana y referente absoluto de la selección estadounidense, anotaría de cabeza, el único tanto del match. En semis aguardaba la poderosa Alemania, bicampeona del mundo y una de las piedras en el zapato que las chicas dirigidas por Jills Ellis querían sacarse. El partido se disputó el 1° de julio y fue 2 a 0 gracias a Lloyd y Kalley O’Hara.
Llegamos, entonces al 05/07 y, como mencionamos al inicio, no hubo equivalencias: eran los mismos equipos que en la final de 2011, con planteles muy similares; prácticamente se repetían los mismos nombres que en Alemania, mas el desarrollo del encuentro y la producción de Estados Unidos fue completamente distinta. Carli Lloyd a los 3, 5 y 16, Lauren Holiday a los 14 y Yüki Nagasato decoraron el 4-1 con el que iba a finalizar el primer tiempo. En la segunda etapa, con un tanto en contra de Julie Ertz a los 7 y otro de Tobin Heath a los 9, se pondrían cifras definitivas a la aplastante victoria estadounidense: siete mundiales, tres títulos y un imperio que, mal que pese a muchos, apenas está en sus cimientos porque si algo tienen de bueno los “yankees” es que cuando se dan cuenta del potencial que poseen, trabajan ardua y duramente para llevarlo cada vez más lejos y las mujeres en el fútbol de este país más que potencial, tienen un arsenal de talento a la espera de ser explotado.

“Carli Lloyd” en la final de Canadá: marcó tres tantos y levantó la copa. (FIFA)

FOTO DESTACADA: “Selección de Estados Unidos, campeona del mundo en Canadá 2015”
Todas las imágenes pertenecen a FIFA


Maru Burak

Acerca Maru Burak

ver todas las publicaciones

Nací un lluvioso lunes 12 de julio de 1982 y según mi DNI me llamo María Clarisa Burak, pero soy simplemente Maru. En 2005 dejé mi natal Provincia de Buenos Aires y me vine a Córdoba, donde resido desde entonces. Por hobbie hago música, canto e intento bailar, pero mi vocación es, fue y siempre será el periodismo. Me sumé a "El Rincón del Fútbol" en febrero de 2017 y espero mantenerme acá mucho, pero mucho tiempo: no es usual encontrarse a una manga de loquitos igual de fanáticos que yo. Aunque todos los deportes me atraen, el fútbol tiene ese no se qué, ese encanto que me aprisiona. En El Rincón cubro mayormente a la Selección Argentina Femenina y al fútbol femenino de España, con la idea de ir sumando ligas y equipos a la cobertura. También doy una mano con otros torneos donde juegan ELLOS, porque los hombres también juegan al fútbol... ¿NO? Deseo que el futuro me encuentre dedicada a mi vocación y que pueda desarrollarla con criterio y profesionalismo. Soy MESSIsta, BANINIsta, fan de Aldana Cometti, soñadora e ideologista, del deporte y de la vida. Sólo resta decir... ¡Pero qué viva el fútbol!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*