La U de Chile dio un gran golpe en Brasil

La Universidad de Chile debutó en el Grupo 5 de la Copa Libertadores con una valiosa victoria por 1-0 frente a Vasco da Gama en Río de Janeiro y le dio una oportuna bocanada de oxígeno al fútbol de su país, sumergido en estado de depresión luego de que la Selección Roja bicampeona de América no pudo clasificar para el Mundial de Rusia.

Un gol convertido a los 31 minutos del segundo tiempo por el delantero Angelo Araos (en la foto luchando contra el ex Vélez Leandro Desábato, ahora jugador de Vasco) estableció la ventaja definitiva de los azules, que de esta manera lograron su cuarta victoria en Brasil y se convirtieron en el equipo chileno que registra mayor cantidad de triunfos jugando como visitante en el país de los pentacampeones del mundo.

Lo de Vasco da Gama fue muy pobre. El equipo cruz maltino, que en las horas previas al partido debió sobreponerse a un brote de viruela que afectó a ocho de sus futbolistas, exhibió muy pocos recursos en un cotejo jugado en su estadio, Sao Januario, ubicado en el bravo barrio carioca de Sao Cristovao.

En cambio, la U de Chile tuvo una actuación muy convincente. Jugó con mucha valentía, no se plantó con un esquema defensivo, mostró atrevimiento, determinación y buscó siempre ser protagonista.

Esa actitud encontró premio cuando el juego ingresaba en el último cuarto de hora y Araos aprovechó un quedo de los zagueros locales para recoger la pelota dentro del área tras un saque lateral que despachó el experimentado Beaseajour. Con mucha rapidez el atacante se acomodó para su mejor perfil y apenas observó que tenía un hueco sacó un remate rasante que venció al arquero uruguayo Martín Silva.

Ahora el conjunto universitario esperará por Racing en el partido correspondiente a la segunda fecha del grupo, que se disputará en el estadio Nacional de Santiago el próximo 3 de abril. Vasco, por su parte, jugará al día siguiente como visitante frente al otro conjunto brasileño del grupo, Cruzeiro, en Minas Gerais.

Gerardo Sobrado

 

 

Foto: Getty Images


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*