La Lepra sigue

La increíble campaña que hizo el equipo mendocino quedó en la historia del club y en el corazón de los hinchas, ya que con los resultados que se dieron en lo que va de la fecha del Nacional, Independiente Rivadavia seguirá un año más en la categoría.

Independiente Rivadavia jugó su respectivo partido contra Atlético Paraná, en el cual con sólo ganar se salvaba del descenso y no dependería de ningún resultado. Pero no todo salió como ellos querían, el partido terminó empatado 1 a 1 y debía esperar otros resultados para saber qué sería de su futuro.

El encuentro contra los de Paraná se complicó en la primera parte, cuando Seba Caballero puso en ventaja a la visita, muchas caras cambiaron en la tribuna y volvían a sentir esa fea sensación de angustia. Pero en el complemento, la Lepra salió decidida a salvarse del descenso, empezó a ser más punzante en sus ataques y en el minuto 73 uno de los goleadores del equipo, Tarragona, logró empatar el partido. El Estadio Bautista Gargantini estallaba de euforia, todos soñaban con la posibilidad de lograr la permanencia, pero con el correr de los minutos el equipo se fue apagando y no logró llegar al triunfo.

Los hinchas se retiraron del estadio, con un signo de pregunta muy grande y analizando las diferentes posibilidades que tenía el equipo para salvarse. Salvación que llegaría al día siguiente de la mano de Los Andes, que esta tarde le ganó a Crucero del Norte y le dio la alegría a todo los hinchas leprosos.

Hinchada leprosa de fiesta en el Gargantini.

Igual esto no podría haber sido posible si Berti, el ideólogo de este equipo, no hubiese puesto en la cabeza de cada uno de los jugadores que la permanencia sería posible, idea que se vio plasmada en su mayor expresión en sus dos atacantes. Cristian Tarragona y Diego Cardozo son una dupla de ataque muy eficiente, entre los dos anotaron el 50% de los goles del equipo, goles que fueron importantes, como el de Cristian que le dio el triunfo contra Estudiantes en el minuto 90 del partido. Además todo el equipo jugó en armonía sacando adelante partidos muy difíciles, como lo fueron la remontada contra el Mil Rayitas (2 a 2) y el triunfo contra el campeón Argentinos.

Ahora su visita a Adrogué será mucho más tranquila, tranquilidad que pudo recién encontrar en la anteúltima fecha, durante todo el campeonato jugó con la presión de saber que perdería la categoría. La Lepra seguirá un temporada más en el Nacional, pero si logra repetir esta campaña ya no pensará en el descenso y sí en jugar en la máxima categoría.

 

Redacción: José Toscano

Fotos: Ovación (Principal) – El Sol (Cuerpo)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*