La Lepra le ganó a Platense y se ilusiona

Independiente Rivadavia le ganó este domingo, 1 a 0, a Platense y sigue prendido arriba. La Lepra lo ganó gracias al gol de penal de Alejandro Rébola.

Sin lucirse mucho y con pocas luces, Independiente venció por la mínima a Platense en el Gargantini. Alejandro Rébola fue el autor del gol, desde el punto del penal y llega de la mejor manera al clásico ante Gimnasia la semana próxima. Tarragona fue recibido con algunos silbidos.

Era importante volver a ganar, ante su gente y de cara al clásico. Y la Lepra sin sobrarle nada, derrotó a Platense por 1-0. Sigue prendido arriba en la pelea por un lugar en el reducido y despachó a un rival que también tuvo sus chances, pero poco pudo hacer para llevarse algo más que una derrota.

En el primer tiempo el que arrancó mejor fue el Marrón. Pugliese y Palavecino fueron una dupla difícil de marcar para los volantes azules. Guerra dubitativo con la pelota (se lo notó falto de fútbol) y Úbeda fallando en el pase al compañero. Negri contenido por la derecha de Tense, y el que aportaba el sacrificio era Castro adelante. La última línea leprosa no pasaba grandes sobresaltos, salvo en las pelotas paradas. Un tiro libre de Borrego encontró a Vega atropellando, pero el “Contador” la mandó por arriba del travesaño.

¿Y la Lepra? ¿Llegó alguna vez? Tuvo algunos disparos de media distancia, pero todos bien controlados por De Olivera. La más clara la tuvo a los 34’ cuando Negri rompió por izquierda e Imperiale cabeceó en soledad, pero su remate se fue cerca. Ambos buscaron pero se hizo trabado en el medio, Mejor parado Platense que aprovechaba las corridas de sus carrileros y el buen trato de pelota de Lamberti y Borrego. En la Lepra era Dematei la salida por la izquierda y las ganas de Federico Castro. No hubo mucho para destacar en la etapa inicial.

En el complemento, Gómez metió a Disanto por un alicaído Guerra y la cosa cambió. Úbeda se paró de eje en el medio, Disanto de enganche y el Azul encontró sociedades. Negri-Dematei y Castro-Disanto fueron los ejes del fútbol leproso. Y el Calamar empezó a replegarse. La última línea de Independiente se acomodó y borraron a Vega y compañía.

Pero la apertura del marcador vendría de una jugada rara. Dematei encaró hacia adentro y tiró un centro que pegó en la mano de Luciatti y desencadenó en la pena máxima y segunda amarilla para el central visitante. Rébola se encargó de cambiarlo por gol y poner en ventaja a la Lepra.

La expulsión le dio vida al Calamar, que se fue en busca de la igualdad y metió cambios ofensivos. Adentro Tarragona (silbado por la parcialidad azul), Tonetto y el “Chino” Vizcarra para quemar las naves, y el cuadro de Vicente López tuvo sus chances, pero chocó con Rodríguez, Dematei y Aracena, que fue uno de los grandes destacados de la tarde en el Parque.

De contra la Lepra también tuvo la posibilidad de liquidarlo, pero el cansancio hizo mella en los players azules y cada vez que pisaban el área rival, bajaban un cambio y buscaron mantener la posesión de la pelota.

El partido terminó e Independiente llega de la mejor manera al partido ante Gimnasia, en lo que será otro memorable clásico del Parque. La Lepra hizo los deberes y llega entonado.

Síntesis

INDEPENDIENTE RIVADAVIA: C. Aracena, A. Rebola, N. Dematei, L. Sánchez, S. Ubeda, S. Rodríguez, F. Castro, D. Imperiale, C. Lucero, F. Negri, F. Guerra, DTGabriel Gómez

PLATENSE: J. De Olivera, N. Iribarren, J. Infante, N. Morgantini, H. Lamberti, B. Luciatti, C. Amarilla, E. Borrego, D. Vega, A. Palavecino, G. Pugliese, DTFernando Ruiz

Goles: Alejandro Rébola 23 PT

Expulsados:  Abel Luciatti 22’ST

ARBITRO: Sebastián Ranciglio

Foto: Renso Crespo

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*