La esperanza pica en punta.

Watford volvió a sorprender a todos y venció al Tottenham contra todo pronóstico. Cardiff – Arsenal, un duelo a puro gol. Lukaku le regala un poco de calma a Mourinho.

Por Leandro Encinas. 

Watford 2 – 1 Tottenham Hotspur.

La felicidad de Capoue al compás de todo el Vicarage. (Foto: Reuters.)

Vicarage Road abrió sus puertas para recibir a dos de los invictos de esta temprana Premier League. Watford recibió con mucha ilusión al Tottenham en busca de acallar esas voces que tachan de fortuna su buen momento.

El primer tiempo fue muy disputado, con el equipo de Pochettino moviendo el balón en busca de  algún resquicio para penetrar la defensa del local. Hubo pocas chances, y contadas generaron peligro al arco rival. Watford supo hacerse fuerte en defensa y se valió del contraataque para lastimar a la sólida defensa los Spurs, con Davinson Sánchez reintegrado luego de una suspensión. Hugo Lloris, arquero capitán del Tottenham, no estuvo presente en la escuadra visitante debido a una molestia y en su lugar el neerlandes Vorm se hizo cargo de guardar los tres palos.

El conjunto local salió dormido al segundo tiempo y un cachetazo de la visita lo puso rápidamente en situación: El arquero Ben Foster chocó contra su compañero Kabasele, y Doucouré empujó la pelota con el pecho directo a la red que debía defender. El volante francés vivió un partido para el olvido, lento y desubicado en casi todas las jugadas y con el colmo del gol en contra. Pero lo que al Watford le falta en calidad individual le sobra en coraje y rápidamente se puso de nuevo en partido de la mano del eterno capitán Troy Deeney. Los locales se le fueron al humo a un Tottenham cada vez más replegado y con menor claridad en ataque. Empujaron y empujaron hasta que se encontraron con dos pelotas paradas que les ayudaron a forjar una remontada que quedará largamente grabada en cada garganta presente esta tarde en el Vicarage Road. El nombrado Capitán Deeney, inoxidable goleador, cambió la primera por gol: Un tiro libre muy bien ejecutado por Holebas le sirvió en bandeja la pelota al goleador para que haga lo que mejor sabe. Bien posicionado, burló las marcas y hundió la pelota al fondo de la red con un soberbio cabezazo.

Lejos de conformarse con el empate, el Watford siguió intentando y en un corner selló el resultado. Desde la izquierda bajó el centro y Cathcart emergió entremedio de una marea de casacas blancas para estampar su frente contra el cuero y hacer delirar hasta el propio Sir. Elton John.

Quizá este Watford no termine siendo el nuevo Leicester. Pero con cuatro partidos ganados al hilo qué bien le están haciendo a una hinchada más acostumbrada a gritar goles agónicos en pugnas por el descenso que otra cosa. Espero que no sea sólo un momento y puedan mantener de esta forma. Porque si hay algo que nos enseñó el fútbol grande de las Islas es que los milagros no existen. ¿O sí?

Otros partidos del Domingo: 

Cardiff City 2 – 3 Arsenal.

El Cardiff City anotó sus primeros dos goles de la temporada pero sirvieron de poco ya que la victoria se la terminó llevando el Arsenal. El conjunto de Emery tuvo que sufrir hasta el final para llevarse los tres puntos y mantuvo a los espectadores, tanto simpatizantes como neutrales, al filo de su asiento en unos 90 minutos más que entretenidos. Camarasa (45+2′) y Ward (70′) anotaron los goles del conjunto galés, mientras que Mustafi (11′), Aubameyang (62′) y Lacazette (81′) anotaron los tantos de la victoria Gunner.

Burnley 0 – 2 Manchester United.

Auch. (Foto: Reuters.)

Romelu Lukaku con sus dos goles le regaló la victoria al United y un poco de paz a Mourinho en su peor momento desde que llegó al club de Manchester. El Burnley sigue sin hacer pie esta temporada: 1 empate y 3 derrotas en Premier y para colmo cayeron eliminados en la fase previa de la Europa League ante el Olympiacos de Grecia.

 


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*