WUCL: La Champions femenina fue para Lyon

En el marco de la final de la UEFA Champions League femenina se enfrentaron Wolfsburgo y Olympique de Lyon, en el estadio Lobanovsky Dynamo. El resultado fue favorable al combinado francés tras superar a las Lobas por cuatro tantos contra uno. Con dicho marcador, las galas se adjudicaron el trofeo por quinta vez en su historia.

En la previa, se esperaba un partido muy parejo, ya que ambos conjuntos habían realizado una magnifica campaña a lo largo de la competición. El partido significaba la tercera vez que las Lobas y las Leonas se veían las caras en la final del certamen internacional. En la temporada 12/13, las alemanas se alzaron con el trofeo, mientras que en la 15/16, las galas se quedaron con la final. En los primeros noventa minutos, se mantuvo la paridad, y el partido se definió en la prórroga en favor a Olympique de Lyon.

En el amanecer del encuentro, ambas entidades mediante sus armas intentaron dañar a las defensivas adversarias pero las jugadas finalizaban en controles por parte de las goleras. Las chances más concretas fueron en favor al conjunto francés por medio de Henry y Bronze, los remates se fueron apenas desviados.

Con el correr de los minutos, Wolfsburgo fue creciendo mediante el juego colectivo, sin embargo, la zona defensiva del Lyon comandada por Renard neutralizó todas las intenciones por parte de las alemanas. Sobre el final de la primera etapa Lyon contó con varias ocasiones de peligro que fueron bien controladas por la portera Schult, que cerró su valla y ambos equipos se fueron al descanso igualando sin goles.

(La presión ofensiva del Lyon/MundoDeportivo)

Ya en el complemento, las Leonas continuaron dominando el control del esférico y del partido. Por su parte, las alemanas carecían de ideas y como si esto fuera poco sobre los cincuenta y cuatro minutos de juego, Gunnarsdóttir sufrió una lesión en su rodilla y tuvo que salir sustituida.

En los siguientes minutos, la disputa se tornó de ida y vuelta pero con una leve ventaja de las francesas en las gestaciones de las jugadas. Cuando el reloj marcaba los 68 minutos, a la salida de un córner, Henry conectó el balón de cabeza, la pelota apenas ingresó pero fue rápidamente despejada por la central de las Lobas, las jueces del partido no advirtieron esto y el partido prosiguió sin la convalidación de la anotación.

Los minutos corrieron y la paridad no se rompió en los noventa minutos por lo que el partido se fue a los tiempos extra, donde el conjunto francés se mostraba más entero físicamente.

 Imagen del gol fantasma

(Gol fantasma/MundoDeportivo)

Sobre el inicio del primer tiempo extra, Wolfsburgo logró adelantarse en el marcador, tras una jugada individual Harder disparó a la portería y en el trayecto el balón rozó levemente en Renard e ingresó descolocando a Bouhaddi.

Dos minutos más tarde el partido se quebró, tras una fuerte entrada Popp recibió la segunda tarjeta amarilla y dejó al elenco alemán con una menos. Por otro lado, Reynald Pedros movió el banco y sustituyó a Kumagai por Van de Sanden, cambio que sería fundamental en los siguientes minutos del partido.

A los 97 minutos, luego de un error defensivo, Henry recupera la pelota en zona ofensiva y logra vencer a Schult para igualar el marcador. Un minuto más tarde, Van de Sanden trepó por la banda derecha, lanzó un centro rasante para que Henry gane dentro del área y decrete el parcial dos a uno en favor a las Leonas. Cuatro minutos después, Van de Sander comandó una contra por el lateral derecho, lanzó un centro largo que conectó Ada Herberger y sin titubear marcó el tercero para el Lyon.

(Festejo de gol/UWCLOficial)

Ya en el segundo tiempo extra, Wolfsburgo intentó reaccionar pero los leves intentos finalizaron en nada. Lyon controló el transcurso de los minutos a su antojo y sobre el final del partido, Van de Sander realizó una espectacular jugada que la culminó Abily marcando el cuarto tanto en favor a las galas.

No hubo tiempo para más y el Olympique de Lyon gritó campeón por tercera vez consecutiva y quinta vez en su historia.

SÍNTESIS:

Wolfsburgo (1): Schult; Blässe, Fischer, Goessling, Maritz; Gunnarsdóttir, Graham, Dickenmann, Popp; Harder y Pajor.

Suplentes: Frohms, Jakabfi, Baunach, Peter, Wullaert, Wedemeyer y Kerschowski.

Olympique de Lyon (4): Bouhaddi; Bronze, Mbock, Renard, Bacha; Kumagai, Henry, Marozsan; Le Sommer, Majri y Hegerberg.

Suplentes: Peyraud-Magnin, Houara, Buchanan, Hamraoui, van de Sanden, Cascarino y Abily.

Cambios: Wullaert por Hansen (W), Wedemeyer por Gunnarsdóttir (W), Cascarino por Bacha (L), Kerschowski por Dickenmann (W), Van de Sanden por Kumagai (L) y Abily por Le Sommer (L).

Goles: Harder (W), Henry x2 (L), Hegerberg (L) y Abily (L).

Amarillas: Bacha (L), Popp (W), Maritz (W), Popp (W) y Renard (W)

Expulsados: Popp (W).

Estadio: Lobanovsky Dynamo.

Foto: UWCLOficial.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*