Juventud Unida pagó la ley del fútbol

Lugano le empató sobre la hora a Juventud Unida un partido caliente de Domingo al mediodía por 1 a 1 en Tapiales.

El mediodía soleado dominó todo el encuentro que trajo muchas sorpresas. Para empezar un cambio que llamó la atención fue que el DT Lucas Crespín ubicó de entrada a Brian Konecny como número 9. Decisión de dio grandes resultados.

A los dos minutos Daniel Kombi recibió la pelota de Marcos Gurzale y tiró un centro desde la derecha para el mismo Konecny que le pegó de primera con el pie derecho y marcó el 1 a 0 para el Lobo Rojo.

La continuidad del partido fue cambiante, con Lugano tratando de acercarse al arco rival por medio de pelotas largas y la presión de sus tres puntas, mientras que Juventud Unida con más juego asociado podía ser más peligroso, en un rebote de una jugada de pelota parada Marcos Morici logró dominar y rematar pero la pelota se fue apenas al lado del palo ahogando el grito del segundo.

El segundo tiempo fue cortado pero la superioridad de Juventud unida era notoria en el juego, Lugano tuvo momentos de dominio pero con más empuje que buen juego. Los cambios de la dupla de los hermanos Lucas y Ariel Crespín logró con los cambios un cambio de aire y que los últimos 15 minutos fueran de gran superioridad, Ayrton Barreiro que entró y fue el arma más fuerte del Lobo. Primero un remate para sorprender desde casi la mitad de la cancha y una reacción tremenda del arquero Nahuel Léon que la sacó del ángulo para salvar su valla.

La segunda fue una gran contra comandada por Hernan Carrozzino que dejó mano a mano a Barreiro que remató pero otra vez se encontró con León que le sacó el grito con una tapada estupenda.

Y una tercera también fue de contra con Carrozzino nuevamente como conductor de la misma tiró un centro pasado que encontró a Daniel Kombi de cara al arco pero el lateral devenido en volante la tiró por arriba del travesaño.

Pero las leyes del fútbol son más antiguas que el juego mismo y “los goles que no se hacen en un arco te lo convierten en el tuyo”. En la última jugada se dieron cerca de 4 rebotes que siempre quedaron para jugadores de Lugano y un centro desde la derecha encontró a Nicolas Tapia que de cabeza la puso junto a un palo ante arquero que quedó mal posicionado como consecuencia de los vaivenes del juego. Estalló la locura en Tapiales a los 48 minutos del segundo tiempo por el empate. No hubo tiempo para más y fue 1 a 1.

Con este resultado Juventud unida sigue noveno con y ya acumula 12 partidos sin triunfos, 7 bajo el mandato Crespín. Mientras que Lugano también acumula 7 sin ganar y tampoco ganó en lo que va del año y encima está en el puesto 13 fuera de la zona de reducido.

Foto destacada: Buldeslumpen


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*