Inglaterra venció a Nigeria en Wembley

La gran catedral del fútbol inglés fue escenario de un entretenido amistoso preparatorio para el Mundial que concluyó con victoria de los locales 2-1.

El equipo que conduce Gareth Southgate redondeó una convincente actuación en el primer tiempo cuando logró establecer una ventaja de 2-0.

Los africanos, ciclotímicos como de costumbre, jugaron muy mal en esa primera etapa, pero luego reaccionaron en la segunda parte, descontaron y estuvieron cerca del empate.

Puede decirse en buena medida que el duelo entre estas dos selecciones sirvió para confirmar que ambas van a llegar a la cita mundialista de Rusia más o menos como siempre.

Es decir, los ingleses prometiendo e insinuando mucho más de lo que después al final concretan. Y las Súper Águilas con esos habituales y sorprendentes vaivenes de irregularidad que las llevan a combinar en un mismo partido momentos de gran vulnerabilidad e ingenuidad defensiva con otros de mucha verticalidad y potencia para buscar el arco rival.

Desde el arranque Inglaterra propuso un juego abierto, prolijo, ordenado y con cambio de ritmo y aceleración del medio hacia adelante abriendo el frente de ataque, con el delantero Sterling, imparable y muy desequilibrante, como principal estandarte.

Con esos argumentos marcó una clara superioridad y rápidamente, a los 7′ , comenzó a traducirla en el marcador cuando el zaguero Cahill ganó en el salto al ir a buscar un córner ejecutado desde la izquierda y con un potente cabezazo clavó la pelota en el ángulo superior del primer palo.

Más tarde, a los 39′, llegó el segundo, anotado por el goleador del Totthenham Harry Kane, tras una buena combinación con Sterling. La jugada se inició a partir de una mala salida defensiva en uno de los tantos desaciertos que tuvieron los nigerianos en ese fatídico primer tiempo.

La tarde de Wembley pintaba muy placentera para los ingleses.

Sin embargo, todo cambió repentinamente en el segundo tiempo, porque Nigeria dejó de lado la apatía que había exhibido hasta entonces.

Con los cambios que ordenó el técnico alemán Gernot Rohr- hizo ingresar a Etebo, Ebuehi y Ogu- modificó su actitud y salió a asediar a su rival con mucha más soltura y determinación.

Y a tan sólo 2′ de reanudado el juego consiguió achicar la diferencia. Rápida maniobra ofensiva, remate del centroatacante Ighalo que pegó en un poste y Alex Iwobi que capitalizó el rebote para empujar la pelota al gol con un fuerte disparo.

El clima de Wembley entró en ebullición y la buena concurrencia de público que acompañó a los nigerianos empezó a exteriorizar su entusiasmo al ver la reacción del equipo verde.

Otro cambio dispuesto en la formación de las Súper Águilas- el ingreso de Ahmed Musa por Victor Moses-, le dio todavía más vigor al ataque de los visitantes.

Con este rápido volante que juega en el CSKA Moscú del fútbol ruso Nigeria sumó más velocidad y desequilibrio, sobre todo cada vez que desbordaba por el sector izquierdo y tenía a maltraer a la defensa inglesa.

Los locales apostaron a hacerse fuertes para aguantar el vendaval, que se extendió alrededor de 20′, hasta que pudieron volver a equilibrar el desarrollo del juego y retomar el control de la pelota para enhebrar algunas jugadas de contraataque con las que dispusieron también de oportunidades favorables para liquidar el partido.

Al final la chapa del resultado quedó congelada en el 2-1 favorable al dueño de casa y la única incógnita que quedó flotando en Wembley luego del pitazo final del árbitro italiano Marco Guida fue determinar qué nivel de preocupación puede haber en este momento en Nigeria por el estado físico de Iwobi.

Ocurre que en los minutos finales del partido el jugador del Arsenal inglés, que es una de las máximas figuras de la selección africana, dio señales de molestia por la aparente lesión sufrida en una pierna.

Gerardo Sobrado

 

Resumen:

Inglaterra: Jordan Pickford; Kyle Walker, John Stones y Gary Cahill; Eric Dier; Kieran Trippier, Ashley Young, Jesse Lingard y Dele Alli; Raheem Sterling y Harry Kane. DT: Gareth Southgate.

Nigeria: Francis Uzoho; Abdullahi Shehu, William Troost-Ekong, Leon Balogun y Brian Idowu; Ogenyi Onazi y Joel Chukwuma Obi; Alex Iwobi, John Obi Mikel y Víctor Moses; Odion Jude Ighalo. DT: Gernot Rohr.

Goles en el primer tiempo: 7m. Cahill (I) y 39m. Kane (I).

Gol en el segundo tiempo: 3m. Iwobi (N).

Cambios en el segundo tiempo, antes de comenzar, Oghenekaro Etebo por Onazi (N), Tyronne Ebuehi por Shehu (N), John Ogu por Obi (N) y Kenneth Omeruo por Balogun (N), 18m. Ahmed Musa por Moses (N), 22m. Ruben Loftus-Cheek por Lingard (I), 24m. Danny Rose por Young (I), 28m. Danny Welbeck por Kane (I) y Marcus Rashford por Sterling (I) y 38m. Fabian Delph por Allí (I).

Árbitro: Marco Guida (Italia)

Estadio: Wembley (Inglaterra)

 

Foto: Getty


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*