En el barrio mando yo

Independiente ganó el clásico por 2-0, estiró a 23 su paternidad sobre Racing y jugó un gran segundo tiempo. Muy pobre planteo de Racing, que quedó fuera de la pelea por el campeonato.

El partido comenzó con un dominio por parte del conjunto local, que con las subidas de Barco, Rigoni y Benítez trataban de desestabilizar a un Racing que desde el principio le apuntó al contragolpe. Sin embargo, y con el afán de atacar con muchos jugadores, las salidas de los diablos rojos resultaban por momentos apresuradas, y los mediocampistas de la Academia activos recuperaban balones que cortaron en el medio y generaron las situaciones más claras del primer tiempo, donde Cuadra no pudo conectar un centro de Bou y una mala salida del doble 5 del Rojo generó que Luciano Aued recupere y deje solo contra el arquero a la Pantera, pero su débil remate fue a las manos de Martín Campaña que, luego de ese tiro, no tuvo ninguna complicación en todo el partido. Independiente apuntó al juego por las bandas, los tiros de esquina y a la acumulación de jugadores en ataque, pero en el primer tiempo poco pudieron hacer para desestabilizar a Orión.

Sin embargo, en el segundo tiempo, todo lo que se vio en la primera parte quedó en el olvido. A los 8 minutos Diego Abal no vio un claro penal de Gastón Díaz sobre Ezequiel Barco sobre el borde del área, cobrando un inexistente córner. Más tarde, Gigliotti quedó mano a mano con Orión luego de un excelente pase de Barco, pero la pierna del arquero visitante arruinó el primer grito de Independiente, y en el rebote Martín Benítez le pegó mordido en el aire.

De todas formas, el primer grito llegaría. Racing no podía salir de su campo y los volantes estaban nerviosos, por lo cual se abusaron del juego brusco. Ezequiel Videla le fue muy fuerte a Benítez a metros del área y Emiliano Rigoni se encargó del tiro un tiro que fue al palo de Agustín Orión, con una floja respuesta, y marcaba el primer tanto a los 15 minutos. Si ese segundo tiempo era una dificultad para los de Diego Cocca, el gol fue una sentencia de muerte.

El equipo de Holan se agrandó y soltó aun más a sus laterales, de muy buena actuación, sumado a que el tridente detrás de Gigliotti siguió en la búsqueda del segundo como si en verdad Racing fuese el que estaba ganando uno a cero. Racing se dedicó al juego fuerte y a pelotazos largos sin sentido, con Lisandro López y Bou jugando a varios metros del arco defendido por Martín Campaña, donde a pesar que se sintió la ausencia de Lautaro Martínez, y principalmente de Marcos Acuña por su juego y despliegue, jamás le encontró la vuelta, mucho menos con los cambios.

Sobre el final del partido, con el encuentro prácticamente cocinado, Maximiliano Meza armó una gran jugada desde el banderín del córner, eludió a 3 rivales con caño incluido sobre Vittor, remató de “3 dedos” y dejó sin reacción a Orión. Dos a cero, partido liquidado y 23 partidos de ventaja por parte del Rojo sobre su eterno rival, a quien dejó fuera de la lucha por el campeonato y de los puestos por clasificar a la próxima Libertadores. Avellaneda fue de Independiente, otra vez.

 

Formaciones:

Independiente: Campaña; Bustos, Franco, Tagliafico, S. Miño; Rigoni, Torito, Nery, Barco; Benítez; Gigliotti.

Cambios: Maximiliano Meza por Nery Domínguez (28¨ST) y Lucas Albertengo por Ezequiel Barco (41´ST).

Racing: Orión; Díaz, Barbieri, Vittor, Insúa; González, Videla, Aued, Cuadra; López, Bou.

Cambios: Santiago Rosales por Ezequiel Videla (25¨ST) y Brian Guille por Maxi Cuadra (37´ST).

Amonestados: Sánchez Miño, Domínguez y Gigliotti (IND), Díaz, González, Videla y Aued (RAC).

Árbitro: Diego Abal.

 

 

Foto: Santiago Hafford


Ayrton García

Acerca Ayrton García

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Ayrton García, tengo 25 años y soy Licenciatura en Ciencias de la Comunicación en UADE. Conocí EL Rincón del Fútbol gracias a unos amigos de la facultad, que actualmente trabajan para este medio y me acercaron la propuesta, sintiendo que puedo aportar mucho para la misma y brindándome grandes posibilidades de crecimiento. Soy el encargado de cubrir a Racing, club del cual soy hincha y, en lo laboral, me identifica junto a su clásico rival, ya que formé parte de la producción radial de un programa en el que se habla de ambos. Cubrir a este grande del fútbol argentino es un gran desafío, así que espero poder brindar información útil y concisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*