El temple del Rey

Independiente venció 2 a 1 a Corinthians y está más cerca de la próxima fase de la Copa Libertadores. En Brasil, Martín Benítez y Ángel Romero en contra marcaron los goles del triunfo, mientras que Jadson marco el descuento para el Timao.

Ayer El Rey de Copas logró mostrar un nivel categórico y un temple propio en San Pablo. Esa rebeldía ante la adversidad que fue una característica clave y distinguida de este Independiente dirigido por Ariel Holan. Ante un contexto desfavorecedor, tanto en la cancha como en lo extradeportivo, pudo cortar con la racha negativa en tierras brasileñas (desde 1999 no ganaba cosechando 4 empates y 9 derrotas) y enderezar el rumbo en la Copa. Con este triunfo, recolecta 6 puntos e iguala a Deportivo Lara, es escolta de Corinthians y depende de sí mismo para clasificar.

Desde el comienzo del partido el conjunto argentino fue protagonista. Tuvo una muestra de juego, temple y convencimiento para ser arrollador durante los primeros minutos. Holan optó por usar un esquema 5-4-1 pero no con las líneas tan replegadas sino con los extremos bien rápidos y verticales. Ya al minuto de juego se puso en ventaja, marcando territorio y demostrando que no fue a Arena Corinthians a escatimar puntos. Tras gran combinación colectiva entre Fabricio Bustos y Ángel Romero que finalizó en un remate débil de Maximiliano Meza que terminó tapando Cassio, llegó Martín Benítez para capturar el rebote y poner el  1 a 0.

La voracidad de Independiente continuó con el transcurso de la primera parte. El equipo atacaba constantemente y asfixiaba al local, que no tenía respuesta. Maximiliano Meza fue un estandarte ofensivo, se vio activo y fue letal cada vez que sus compañeros lo asistieron por la banda derecha.  Él mismo es quien asiste a Ángel Romero (el mellizo de Oscar, el zurdo paraguayo que jugaba en Racing) para firmar en arco propio de cabeza el segundo tanto. 2 a 0 en 24 minutos. El marcador no sorprendió a nadie. Tras una desconcentración que derivó en un mal retroceso defensivo, Jadson consiguió capitalizarlo para poner el descuento y dejar algunas incertidumbres sobre el final de la primera etapa.

En el complemento, el conjunto argentino bajo la intensidad del juego. Intentó controlar un poco más la pelota y enfriar los avances rivales. El partido se volvió friccionado, con roces y dejó un damnificado: Maxi Meza, quien fue amonestado y no podrá estar ante Millonarios en la última fecha por suspensión. A pesar de eso, se defendió correctamente, con Nicolás domingo en un nivel categórico que funcionó como pilar, tanto en la posesión de la pelota como en zona defensiva. Corinthians movió las piezas. Pedrinho empezó a tener presencia en el partido con algunos desbordes peligroso pero estuvo la marca firme de Fernando Amorebieta. Luego entró Everton para apostar en la ofensiva pero se fue expulsado dos minutos después de su ingreso. El Timao no tuvo muchas variantes y contó con poco ingenio para incomodar a un Independiente que se replegó bien y cubrió de manera inteligente los espacios. Atacó en la primera parte, aguantó en el complemento y festejó un triunfo que vale más que tres puntos en el final.

Fotos: Mundo Deportivo y Trome.


Santiago Sandoval

Acerca Santiago Sandoval

ver todas las publicaciones

Antes que nada, hijo de Dios. 20 años. Estudiante de periodismo. Cubro en el Rincón al CAI junto a Alexis Viojo. Me fue mal practicando deporte, así que me dediqué a escribir (?). Confirmar, afirmar e informar es una política de estado, aunque la idea principal es contar historias. Bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*