Incidentes en el Parque

Anoche, en el estadio Bautista Gargantini, se vivio una situación realmente lamentable para el fútbol argentino.

En un partido que de entrada parecía que sería un encuentro normal entre Independiente Rivadavia y el puntero del campeonato, Atlanta, la tensión en las tribunas empezó a crecer apenas comenzó el partido.

Con tan solo 5 minutos del primer tiempo disputado, el arbitro decidió en primera instancia, parar el partido un par de minutos para que se calmara la situación en la popular del conjunto local. Esta situación hizo todo menos calmarse ya que en las tribunas se encontraban personas armadas con fierros y armas blancas. Sumado a esto, comenzó una batalla entre las dos partes de la hinchada de Independiente Rivadavia, en donde hubo disparos de armas de fuego, por el control de la barra, e incendios de banderas en el medio de la popular.

El operativo de seguridad, obviamente, falló y dentro de las instalaciones del estadio se veía muy poca cantidad de efectivos policiales, los cuales hay que decir, no realizaron su trabajo de manera efectiva, debido a que en ningún momento intentaron calmar la situación en las tribunas.

Tras cerca de 40 minutos de espera, el arbitro Leandro Rey Hilfer decidió dar por suspendido el encuentro debido a estos disparos de armas de fuego. Por lo comentado por el oficial a cargo del operativo, había cerca de 5 heridos pero ninguno de gravedad, ni heridos por armas de fuego.

Por este hecho tan lamentable, seguramente caerán sanciones tanto disciplinarias como económicas para el club mendocino, estas mismas serán presentadas en los proximos días por las autoridades de AFA.

Imagen destacada: noticiasargentinas.com.ar

Por: Ramiro Risso