#Ídolos: Corazón de tigre

A lo largo de la historia de la institución aurinegra pasaron muchos futbolistas, pero sólo algunos lograron un lugar especial.

 Hoy recordamos a un gran arquero que pasó por la institución del Club Atlético Mitre, que no solo vistió la camiseta sino que también quedó guardado en el corazón del hincha aurinegro, como una huella imborrable.

Alejandro Gabriel Medina nació el 17 de diciembre 1986 en la provincia de Buenos Aires y ser guardameta fue su llamado en el fútbol.

Pasó por varios equipos, con corazón y espíritu de tigre; surgió en las inferiores de Temperley, llegó a Primera División en el 2008, pero su debut como arquero profesional  fue un 27 de julio 2010, en la derrota del “Gasolero” ante Sarmiento de Junín.

En el 2013 llegó al Club Comunicaciones, atajó casi todos los partidos disputados en la Primera B (tercera categoría) del futbol argentino. Ya, en el 2014, llegaba a Guaraní Antonio Franco para disputar la B Nacional, donde sufrió el descenso al Federal A (2015).

En el 2016 tuvo un fugaz paso por Unión Aconquija y Atlanta (Federal A); en el equipo catamarqueño tuvo un gran desempeño, su buen trabajo lo llevó a la contratación del “Bohemio”, donde también dejó su marca; pero luego sufrió una lesión y durante la recuperación se le terminó el contrato.

En 2017 su destino fue Santiago del Estero; donde no sería un paso o un club más en su carrera, el fútbol lo trajo a Mitre SdE y su espíritu de luchador; lo llevó a convertirse rápidamente en uno de los pilares del equipo, la esperanza del hincha se depositaba en los 11 que salían a disputar cada partido en el Federal A, pero también confiaban en las manos de un tigre que con hambre de gloria, defendía a su manada bajo los tres palos. 17 partidos (1530 minutos) bastaron para que el “cabezudoMedina entrara en la lista de los grandes que hicieron historia en el conjunto aurinegro  y marcara el corazón del hincha para siempre.

Su momento de gloria llegaba, aquel día, aquel partido del 16/07/17 ante Gimnasia de Mendoza; Mitre se enfrentaba a la oportunidad de hacer historia y abrir una nueva página, 90´minutos que el pueblo aurinegro esperó por mucho tiempo, nerviosismo y fe. El encuentro terminó por definirse desde los doces pasos.  El “auri” había ganado en la ida como local por 1 a 0, con el gol de David Romero y en la vuelta, cayó por 3 a 2, el héroe de la definición fue el arquero de Mitre, Alejandro Medina, quien contuvo un disparo y convirtió el último de la serie que le dio el ascenso a los santiagueños (4-3). 2018 en la B nacional disputó algunos partidos como titular, luego fue perdiendo continuidad y decidió buscar un nuevo desafío.

Ale Medina: “En este año y medio, la verdad que pasé momentos muy lindos, como el ascenso, el haber jugado contra un grande del país como Racing y haber sido protagonista de los mejores momentos, como lo fue haber dejado al club en la B Nacional. Hemos cumplido con cada cosa que nos propusimos”. “Nos hemos sentido como en casa y como jugador, tengo que seguir mi camino y saber de qué uno debe ponerse metas. Voy por otro desafío deportivo, pero en mi corazón los voy a llevar por siempre. Es algo repetitivo lo que voy a decir, pero no va a ser hasta siempre sino un hasta luego. Los quiero mucho y que sigan los éxitos”.

Cuando tuvo que estar, estuvo y los hinchas, a quienes marcó su corazón, lo hacen saber en cada momento. Desde su llegada era un arquero grandioso, hoy (después del ascenso) es uno de los máximos ídolos del club y a quien lo esperan de vuelta en casa, en cada mercado de pases.

Por: Teo González

Foto: El liberal


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*