Supercopa: Grito ahogado y expulsión

Al Barcelona le sacaron la Copa en el último minuto, le ganaron con un golazo en el alargue, y encima, sufrió por primera vez una expulsión de Messi.

El partido comenzó con una intensa presión vasca y una clara propuesta de intensidad para con las estrellas catalanas. Raúl García, tuvo el primer acercamiento, pero paro Ter Stegen.

El doblete no sirvió de mucho.

Messi tuvo una desde afuera. Paso cerquita del palo. A los 40 minutos, típica combinación entre Jordi Alba y Messi por la izquierda, el rosarino patea, y en el rebote, Griezmann barre la basura, y define poniendo el 1 a 0. Poco duró esa alegría, ya que De Marcos, en su momento jugador fetiche de Bielsa, puso el empate, con una linda definición frente al arquero alemán.

Villalibre puso el empate agónico y encima hizo echar a Messi. Toque tranquilo.

El segundo tiempo. Messi  casi factura con un tiro libre hermoso, que paso al ladito del palo derecho. Gol anulado por el VAR a Raúl García. Iñaki Williams, se encontró solo en el área, pero se apuró en la definición. Faltando quince, otra vez, Jordi Alba por la izquierda, centro al área, pero esta vez, el francés define a en modo Messi.  El Barca se ponía en ventaja. Pero si hay un equipo y un pueblo luchador es el vasco, y  a través de la pelota parada, en una de las últimas del partido, Villalibre, quien había entrado cinco minutos antes, empuja la pelota, para poner el heroico empate. Al alargue.

Iñaki Williams le dio la copa a su equipo.

Al Athletic se lo veía más fresco, y al Barca, con un estigma que arrastra de hace tiempo cuando se trata de un momento no favorable. En el minuto 94, Iñaki Williams, se acomodó fuera del área, y puso un bombazo en el ángulo que retumbo el palo y luego entro explosivamente en el arco. Los vascos se aprovechaban del desconcierto catalán.

Faltando dos minutos, y con el Barcelona yendo a buscar el partido, Messi lleva la pelota, es estorbado por Villalibre, a quien le pone un cachetazo como queriéndoselo  sacar de encima. A instancias del Var, fue expulsado. Quizás su reacción se pueda explicar a partir de la marca exhaustiva que le hicieron todo el partido. La primera expulsión para el rosarino en su equipo. Con este triunfo Bilbao consigue su vigesimoséptimo torneo nacional, por detrás del Barcelona y el Madrid. El Barcelona es más equipo que los vascos, y que probablemente muchos equipos más tanto de su liga como de Europa, pero a veces, en situaciones puntuales, parece un equipo muy terrenal.

Por Julián Clingo

Fotos: @AthleticClub @FCBarcelona @InvictosSomos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*