#GranDT: Que la gente crea por qué hay DT

En Rincón del Fútbol elegimos al entrenador de cada club y hoy desde River te presentamos a Marcelo Daniel Gallardo.

El 6 de Junio no va a ser un día más en el calendario Riverplatense, ya que quedará marcado como el día que Marcelo Gallardo se puso el buzo de entrenador del Millonario por primera vez.

Aquel jugador que supo destacar y ser de los mimados por la gente gracias a sus tres etapas y sus múltiples títulos obtenidos con la banda roja, hacía su debut como entrenador en Argentina, ya que su estreno total del otro lado de la línea de cal lo había tenido en Nacional de Uruguay una vez finalizada su etapa como futbolista.

Llegaba para preceder a un peso pesado como Ramón Díaz, que encima se iba del club habiendo salido campeón del torneo doméstico 2014 y dejando, además de un buen equipo, la vara un poco elevada. Tiempo después nos enteraríamos por el propio Gallardo, que su llegada estuvo a punto de no suceder, ya que el llamado que le hizo Enzo Francescoli, mánager de River, se dio mientras el Muñeco volvía a Buenos Aires luego de reunirse con dirigentes de Newell’s. El destino quiso que todo se desencadene a favor del conjunto de Núñez. Ya metiéndonos en lo deportivo, Gallardo logró deslumbrar en su primer semestre a cargo de River, pero no solo al público que cada domingo se acercaba al Antonio Vespucio Liberti, si no también a ajenos, ya que había conseguido que su equipo plasmara un fútbol asfixiante, de rápida recuperación del balón y efectividad en el arco contrario.

Rápidamente los análisis futbolísticos pasaron a ser de como era posible frenar a River, que hacía el final del 2014 lograba darle pelea a Racing en el torneo local y se encontraba ante una nueva final de Copa Sudamericana, esta vez ante Atlético Nacional de Colombia luego de eliminar en semifinales nada más y nada menos que a Boca Juniors. Un traspié en el torneo local le sirvió en bandeja la coronación a la Academia, sin embargo la suerte fue distinta en el certamen continental, ya que primero empató 1 a 1 en el Atanasio Girardot pero luego ganó 2 a 0 en el Monumental y levantó su primer copa.

La Sudamericana 2015, su primer título en River. (Foto: Reuters)

No hubo año en el que no lograra un título, destacándose por reinventarse cada vez que fuera necesario, captando la atención primero a nivel local, luego a nivel continental y con el paso del tiempo ya a nivel mundial. Es que no es para menos, ser entrenador de uno de los dos equipos más grandes de Argentina durante varios años, obteniendo como mínimo un título por año, es algo llamativo hoy en día. Para enumerar cronológicamente, en el 2014 salió campeón de la Copa Sudamericana, en 2015 logró la Recopa Sudamericana a San Lorenzo y la Copa Libertadores a Tigres, convirtiéndose en el primero en ganar dicha copa en River como técnico y futbolista.

Ese mismo año se consagró campeón de la Suruga Bank y ya a finales de año llegó a la final del Mundial de Clubes, perdiendo nada más y nada menos que ante el Barcelona de un tal Leonel Messi. Ya en el 2016 se consagró Bicampeón de la Recopa Sudamericana, esta vez venciendo a Independiente Santa Fe de Colombia y de la Copa Argentina al derrotar a Rosario Central.

La Libertadores 2015 junto a su equipo de trabajo. (Foto: Télam)

En 2017 venció a Boca Juniors por 2 a 0 y obtuvo la Supercopa Argentina, pero no sería el único título que añadió al palmarés, ya que ese mismo año se consagró Bicampeón de la Copa Argentina al derrotar a Atlético Tucumán.

La Supercopa Argentina que le ganó a Boca en Mendoza. (Foto: 90Min)

El 2018 sería un año que quedará en la memoria de todos los Riverplatenses y mucho tuvo que ver en eso Marcelo Gallardo, ya que aunque no pudo estar sentado en el banco, fue el autor intelectual de que River le ganara a Boca la final de la Libertadores 2018 en Madrid.

La Libertadores 2018, la segunda desde que está en el banco de River. (Foto: Prensa River)

2019 no sería un año menos esquivo en cuanto a títulos, ya que se adueñó de la Recopa Sudamericana al ganarle al Atlético Paranaense y la Copa Argentina al vencer a Central Córdoba de Santiago del Estero, aunque el trago amargo fue perder ante Flamengo la final de la Libertadores, llegando a esa instancia por tercera vez en cinco años.

Con el paso de los años dejó un sinfín de números para el análisis. Desde su llegada en 2014 hizo debutar a 36 jugadores, algunos con un paso más trascendental que otros. Sin dudas podemos ubicar a Emanuel Mammana, Exequiel Palacios, Gonzalo Montiel y Julián Álvarez. Además, utilizó casi 100 jugadores que lo ayudaron a convertirse en el técnico más ganador de la historia de River, superando a Ramón Díaz, José Minella y Ángel Labruna. Además de ganar 11 títulos, 4 locales y 7 internacionales, Gallardo logró imprimirle un estilo a River, que el público se identifique con el equipo, demostró que es capaz de explotar de manera muy eficaz las habilidades de los jugadores, les dio confianza a aquellos que el público reprobaba, tales como Gonzalo Martínez y Milton Casco, sabiendo de las condiciones que cada uno poseía. Justificó varios de los jugadores que pidió para reforzar el equipo y el tiempo le terminó dando la razón, como Lucas Alario, quien convirtió el primer gol en la final con Tigres, Iván Alonso, quién fue vital para ganar la Copa Argentina 2016 y banco a juveniles que con el paso del tiempo demostraron sus condiciones, tales los casos de Exequiel Palacios y Lucas Martínez Quarta.

Siempre cauto a la hora de declarar, tampoco traiciona sus convicciones con tal de quedar bien. Es capaz de solo de manera gestual demostrar su comodidad ante el desarrollo de un partido o su descontento ante la labor de su equipo. Su frase más icónica desde que está sentado en el banco Riverplatense sin dudas es “Que la gente crea, por qué hay con que” dicha antes de la semifinal ante Gremio en 2018, cuando el resultado de la serie era totalmente adverso. Hoy en día el hincha del Millonario puede creer, por qué hay DT.

Foto Principal: Diagonales.com


Axel Carrizo

Acerca Axel Carrizo

ver todas las publicaciones

Mi Nombre, Axel Carrizo, apellido de arquero y de 5 rústico.Llegue al Rincón, de casualidad, de paracaídas, y al tiempito empecé a comentar, a debatir,teniendo grandes debates con el archi enemigo más poderoso,sin desmerecer a ninguno de mis compañeros.De a poco me fueron haciendo un lugar,entrando en confianza,hasta qe nos integramos,y pude conocer mejor a la gente que forma parte de esta enfermedad. Soy de los que piensan qe es mejor el disfrutar el como llegar, y si no se llega, haber disfrutado el camino.La bocha siempre al diez y no hay mejor número para la quiniela que el 4-3- 1-2 Nacional y Provincia. Amante del buen juego,soy padre de 3 soles que me alegran la vida, además de vigilador de profesión. Siempre se puede debatir,siempre es lindo generar un debate, exponer una opinión, y ese va a ser mi lugar en este espacio,va a ser Mi Rincón De La Opinión. Vendría a ser como el Latorre de este lugar,pero sacame el country y pone el conurbano como paisaje.Está es mi presentación, La de un pibe de 25 años,familiero,enfermito de la pelota,que hoy,esta cumpliendo una meta, y es la de llegar a quien me lee.Apellido de arquero,alma de goleador,la vida siempre es una contradicción. Abrazo De Campeón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*